Patrocinio

Vacuna contra Covid en embarazadas sigue registrando eventos adversos

El VAERS de EE.UU. ha recibido reportes de bebés fallecidos o con efectos adversos tras ser amamantados por madres vacunadas contra el virus

El Sistema de Notificación de Efectos Adversos de las Vacunas (VAERS por sus siglas en inglés), registró al 2 de julio 5.272 eventos adversos relacionados con la administración de dosis contra Covid-19 a mujeres embarazadas.

La aplicación de las vacunas contra el virus a mujeres en esta condición, también ha tenido relación con partos anormales, prematuros y abortos. El Centro Nacional de Información sobre Vacunas recibió hasta el mes pasado 12.681 casos de este tipo y 1.629 donde se plantea que la dosis generó un aborto espontáneo.

Al menos 94 reportes recientes de VAERS indican que bebés amamantados por madres que recibieron vacunas contra el virus, presentan efectos adversos e incluso murieron.

Uno de ellos fue presentado por una madre de 36 años de Nuevo México, quien recibió la primera vacuna Pfizer cuando estaba amamantando a su bebé de mes y medio. El menor tuvo fiebre alta dos semanas después de que ella recibiera la dosis, por lo que fue tratado con antibióticos y posteriormente diagnosticado en el hospital con sepsis con cultivo negativo y rinovirus.

El menor regresó a su casa tras 14 días de antibióticos, donde comenzó a mostrar síntomas extraños: párpado hinchado, erupciones, vómitos, entre otros. Al llevarlo al centro médico le dijeron a la madre que era Kawasaki atípica. El bebé falleció luego de coágulos en sus arterias inflamadas.

En Costa Rica la Comisión de Vacunación avaló vacunar a embarazadas

En Costa Rica, hace casi tres meses la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología (CNVE) dio el aval para que las embarazadas que lo deseen sean vacunadas.

Al consultar a la Oficina de Comunicación del Ministerio de Salud si se tomaron en cuenta los casos anteriormente mencionados para dar la autorización, argumentaron: “Estudios realizados entre personas vacunadas y personas no vacunadas contra Covid-19, han demostrado que el riesgo de tener abortos espontáneos o malformaciones congénitas era igual en ambos grupos, por lo que no hay una relación causal entre el aborto que pudo haber tenido una mujer embarazada con el uso de la vacuna”.

Comúnmente los doctores no recomiendan más que acetaminofén a las embarazadas con dolores, pero en el caso de las vacunas, el órgano técnico tomó la decisión de aplicarlas “basado en estudios desarrollados en mujeres vacunadas en su periodo de gestación”.

OPS recomienda la inoculación

En las Américas, más de 270.000 embarazadas se han infectado y más de 2.600 han muerto a causa del virus SARS-CoV-2. En México y Colombia, la enfermedad se convirtió en la principal causa de muerte materna en 2021, según un comunicado de Organización Panamericana de la Salud (OPS) del 8 de setiembre.

Datos del Ministerio de Salud indican que al 10 de setiembre se presentaron en el país nueve muertes maternas relacionadas con Covid-19, tanto en post parto como en estado de embarazo: siete por el virus y dos con él.

Patrocinio

Al menos el 40% de los países de la región han informado interrupciones en la atención materna y neonatal en medio de la pandemia.  “Estas interrupciones se han generalizado durante este segundo año de la pandemia”, dijo Carissa F. Etienne, directora de la OPS. Algunos países, como Belice y Guatemala, informan que la atención relacionada con el embarazo se ha interrumpido en más de la mitad de los centros de salud.

“Los países deben hacer hincapié en resguardar su acceso a los servicios de salud. Es fundamental que las embarazadas mantengan las medidas de salud pública que han demostrado ser eficaces para prevenir la infección, recomendando que usen mascarillas, mantengan la distancia física, limiten el contacto con personas fuera de sus hogares y eviten las reuniones en lugares cerrados”, añadió Etienne.

Intervenciones con fármacos en mujeres en gestación requieren justificación

De acuerdo con el médico inmunólogo, Gustavo Lazo, el embarazo es un estado en el cual las intervenciones que se hacen con fármacos, requieren ser justificados y basados en evidencia, para cumplir con el principio fundamental de no hacer daños ni a la madre ni al niño en desarrollo.

“Bajo esa premisa, los médicos prescriben medicamentos seguros para ambos en situaciones clínicas justificadas; no es prudente hacer generalizaciones sin evaluar la situación clínica particular”, explicó el Dr. Lazo.

Con respecto a cuáles componentes tienen los medicamentos que no se permiten aplicar a las embarazadas, que no contienen las vacunas, el especialista comentó que cada fármaco, incluyendo las vacunas, es una molécula única y ha sido estudiada individualmente sobre la base de riesgos y beneficios para el ser humano en diferentes situaciones clínicas.

A esta consulta el Ministerio de Salud respondió que la vacuna aplicada a las mujeres en gestación es la Pfizer, pues “es una vacuna ARN mensajero que no contiene el virus vivo que causa la enfermedad y no interactúa con el ADN de las personas porque el ARN no ingresa al núcleo de la célula”.

La institución aseguró que la Asociación Americana de Ginecología y Obstetricia recomienda que las vacunas contra Covid-19 no se nieguen a las embarazadas que cumplen con criterios de vacunación según grupos de prioridad.

“Cuando se vacuna a muchas personas (y en especial a grupos con riesgo de padecer ciertas enfermedades) en un corto periodo de tiempo, podría observarse un número elevado de acontecimientos adversos sin que eso signifique que sean debidos a la vacuna. Hay que tener en cuenta que muchas de las enfermedades observadas (acontecimientos notificados) aparecerían de igual forma si la persona no hubiera recibido la vacuna”, señaló el Ministerio.

Estudios no revisados y datos no verificables

Según una publicación de la organización Children’s Health Defense, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) recomiendan la vacuna contra Covid-19 para mujeres en gestación, basándose en estudios no revisados y datos no verificables.

Incluso, menciona que ninguno de los tres fabricantes de las vacunas que se administran en Estados Unidos: Pfizer, Modern y Johnson & Johnson, completaron sus ensayos clínicos en mujeres embarazadas, que eran parte de la solicitud que realizaron a la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) para que autorizaran su uso de emergencia.

Para la organización, es “curioso que los CDC hagan recomendaciones de normativa de vacunación basadas en un manuscrito no revisado. Normalmente, el rigor científico y la metodología de un artículo de este tipo son revisados por otros investigadores y luego se publica en una revista de renombre internacional, antes de llevar a efecto la recomendación”.

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Marianela Sanabria Leandro
Sígame

Comentarios

Periodista Licenciada en Producción de Medios de la Universidad Latina de Costa Rica. Locutora comercial formada en el Instituto Nacional de Aprendizaje.

 

Acerca del autor Marianela Sanabria Leandro

Periodista Licenciada en Producción de Medios de la Universidad Latina de Costa Rica. Locutora comercial formada en el Instituto Nacional de Aprendizaje.

Artículos recomendados