Patrocinio

Disfrute una Navidad saludable, consciente y con moderación

Tome decisiones responsables por el bien de su salud y disfrute las festividades con moderación

Por: Karol Madriz Morales, nutricionista e investigadora

La Navidad es una época de alegría, reflexión y de demostrar agradecimiento, por lo que son muy frecuentes las reuniones familiares y con amigos.

En esta celebración, la comida cobra gran relevancia en nuestra mesa, pues para muchos, cocinar es una manera de expresar amor y cariño a las personas más cercanas de nuestra vida; por ende, se aprovecha este periodo del año para demostrar afecto por medio de la comida.

Patrocinio

Sin embargo, la Navidad también representa un momento que nos invita a consumir alimentos hipercalóricos, abundante alcohol y tomamos una actitud más permisiva con todo.

Algunas personas comen y beben en exceso, no continúan ejercitándose, alteran el patrón de sueño y como consecuencia presentan un aumento en el peso, elevaciones de la presión arterial, de los niveles de grasas y azúcar en la sangre, entre otros impactos negativos para  la salud que afectan la calidad de vida.

Para que esto no les suceda, es necesario cuidar de su alimentación todo el año. Se debe aprender a compensar los excesos y a disfrutar de los platillos tradicionales navideños de una manera consciente, con moderación y enfocándose en los aspectos positivos para lograr tener prácticas saludables de alimentación.

A continuación algunos consejos:

  1. Planifique su alimentación: Planifique sus compras y preparación de alimentos en su hogar de una manera saludable. Decida con anticipación qué platos de comida preparará para la cena de Navidad y fin de año. Prefiera preparaciones culinarias como carne asada o a la parrilla, salsas bajas en grasas, vegetales de diversos colores y selecciona frutas frescas de postre.
  2. Despierte su creatividad e innove en la cocina: No hay que dejar de consumir los platos típicos de estas fechas. Modifique o sustituya ingredientes de recetas navideñas por opciones más saludables, sin perjudicar su salud. Compense siempre incorporando de una manera creativa vegetales y frutas en todos los tiempos de comida.  Reduzca la cantidad de azúcar, sal, productos cargados de sodio y grasas durante la preparación de los alimentos. Use más hierbas y especies naturales para dar sabor y aroma a sus platillos preferidos como albahaca, culantro, cebolla, ajo, tomillo, entre otros.
  3. Mantenga sus horarios de comida: Consuma alimentos cada tres horas, donde al final del día logre cumplir con 5 o 6 tiempos de comida. No se brinque ningún tiempo de comida para mantener el metabolismo activo y, al mismo tiempo, no llegar con tanta hambre a las comidas principales.
  4. Decida y negocie con usted mismo/a: En Navidad puede ser difícil evitar comer ciertos platos como: los tamales, queque navideño, pierna de cerdo y postres. Estos deliciosos platillos tienen nutrientes críticos como sodio, azúcar y grasas, que con su consumo en exceso, pueden perjudicar nuestra salud. Por eso negocie y deje esa comida que tanto le gusta para un momento especial como para la cena de Nochebuena o fin de año.
  5. Coma despacio con los 5 sentidos: La comida es uno de los placeres de la vida, por eso disfrute cada bocado de los alimentos propios de estas fechas. Tome el tenedor, mire su forma con atención, dirija hacia arriba la vista y deléitese con el color y olor de la comida. Corte lentamente y lleve un pequeño bocado a la boca, prestando atención a su sabor, como si nunca lo hubiera probado. Comer demasiado rápido puede provocar que comamos más cantidad de la recomendada; en cambio, si decidimos masticar más despacio, conseguiremos una sensación de plenitud real sin excesos de alimentos.
  6. Manténgase bien hidratado: El agua es necesaria para el funcionamiento de nuestro organismo. Durante las fiestas navideñas nos ayuda a saciarnos antes y a eliminar las toxinas del cuerpo. Consumir al menos ocho vasos de agua al día.
  7. Manténgase activo: Prefiera actividades al aire libre, como caminatas en los parques, montaña y paseos en bicicleta. Recuerde que una manera de compensar los excesos es practicar algún tipo de actividad física al menos 5 veces a la semana 30 minutos.
  8. Procure tener una adecuada higiene de sueño: No deje de dormir, de esta manera no afectará su metabolismo y el sistema de apetito. Trate de dormir entre seis y ocho horas al día.
  9. Disfrute las festividades conscientemente y con moderación: Concéntrese en que puede pasar la mejor Navidad sin culparse, pero si tomando decisiones de lo que comerá de una manera consciente, sin caer en atracones y excesos de comida. No hay alimentos prohibidos, pero controle la cantidad y frecuencia. Evite pensamientos de “me pongo a dieta después de Navidad”. Puede disfrutar platos navideños, todo está en tomar la decisión por el bien de su salud y disfrutar las festividades de la época con moderación.

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Comentarios

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

 

Acerca del autor Colaboración

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

Artículos recomendados