Patrocinio

Consejos para que los niños fortalezcan su sistema inmunológico

Hidratarse, consumir variedad de colores en la alimentación y hacer ejercicio son parte de las acciones que mejoran este sistema

Por: Dra. Mary Ann Blanco, Colegio de Profesionales en Nutrición

Patrocinio

Para aquellos padres de familia o cuidadores de niños que siguen batallando con el tema de la alimentación, ya sea por tenerlos en casa o bien por el miedo de sentir que no se están alimentando de manera sana para batallar con el virus Covid-19, el Colegio de Profesionales en Nutrición les comparte consejos para el cuido de los menores de la casa durante este periodo:

  1. Horarios: Los niños están en pleno crecimiento, por lo que su cuerpo tiene demandas calóricas más altas que las de un adulto, esto se traduce en realizar varios tiempos de comida durante el día, que pueden ir con una distancia de 2 horas como mínimo a 4 horas como máximo entre las mismas. El desayuno se recomienda consumirlo media hora máximo después de despertarse.
  1. Hidratación: Estar bien hidratados es sinónimo de salud, ya que todos los sistemas lo necesitan para funcionar al 100%. La única forma de hidratarse correctamente es con agua pura, por lo que las bebidas azucaradas o las bebidas a base de azucares alcoholados o edulcorantes artificiales no ayudan al objetivo.
  1. Colores: La variedad de colores en la alimentación es clave para tener un sistema inmunológico fuerte, ya que cada tonalidad, representa un diferente aporte de vitaminas, minerales y fibra que nos ayuda a batallar este virus, además de que ayuda a que los niños crezcan sanos. Respecto a la variedad de colores en los alimentos me refiero a rojo, morado, verde, anaranjado y amarillo/blanco en comidas como frutas, vegetales, verduras harinosas, leguminosas y oleaginosas. Se recomienda usar el arcoíris de colores como incentivo para consumir variedad, por ejemplo, una semana se consumen colores verdes y morados, la que sigue será de alimentos amarillos y así por el estilo.
  1. Variedad: Cada grupo alimenticio (carbohidratos (harinas, lácteos, frutas, vegetales), proteínas y grasas)) aportan beneficios distintos y necesarios para el correcto funcionamiento del cuerpo, para defenderse de las enfermedades, para un correcto crecimiento, para procesar información y mucho más, por lo que una alimentación diaria que aporte porciones adecuadas de cada uno de los grupos hará de su niño un adulto realmente sano.
  2. Balance: Todo en la vida debe ser un balance, lo primordial es enseñarles a los chicos que se puede comer todo de manera moderada, siempre escuchando lo que el cuerpo le quiere decir. Los excesos, ya sea mucha o poca comida, siempre traen consigo consecuencias negativas para la salud. Enséñele a sus hijos a reconocer el hambre, cuales son las señales que el cuerpo le da para empezar a comer, así como las señales que le indican en qué momento parar de hacerlo.
  1. Inocuidad: Gracias a la pandemia el cuidado de lavado de manos ha crecido exponencialmente; sin embargo, nunca está de más recordar otras acciones básicas para una sana alimentación, por ejemplo, la importancia de lavar los alimentos antes de su consumo, procurar reservarlos de la manera correcta y fijarse constantemente en las fechas de expiración, todo con el propósito que todos los miembros de la casa estén sanos y evitar intoxicaciones.
  1. Sueño y descanso: El momento del sueño es cuando nuestro cuerpo necesita descansar, ya que la energía se enfoca en otras acciones que son necesarias para dar lo mejor de nosotros al día siguiente, como por ejemplo cambios hormonales, recuperación muscular, limpieza de piel y muchas más, por lo que dormir es un requisito básico e infaltable para los niños. Se recomienda que los menores cumplan tres ciclos del ritmo circadiano, cada uno de ellos es de 3 horas.
  1. Movimiento: El cuerpo está hecho para vivir en movimiento, en especial un niño, porque está en el momento ideal para formar su base muscular para el resto de su vida, por lo que la actividad física es clave. Se recomienda realizar al menos una hora de movimiento físico diario y al menos 45 minutos de ejercicio de cinco a seis veces por semana. Estas recomendaciones varían de acuerdo al niño, la edad y su estado de salud.
  2. Tiempo y ejemplo: Los niños al igual que los adultos estamos viviendo una época difícil, pero no podemos dejar de lado la salud física. La mejor forma de ayudar a los más pequeños es con el ejemplo y dedicarles el tiempo que necesitan a diario.

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Comentarios

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

 

Acerca del autor Colaboración

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

Artículos recomendados