Patrocinio

Ministro Arnoldo André manifestó desacuerdo con despenalizar el aborto

El ministro envió una carta a la relatora especial de la ONU que instó a enmendar las restricciones para despenalizar el aborto en Costa Rica

Aborto

Ministro de Relaciones Exteriores y Culto, Arnoldo André

Tlaleng Mofokeng, relatora especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), declaró durante una visita de 10 días a Costa Rica, que el país no está alineado con las normas de derechos humanos y protocolos clínicos, al penalizar el aborto.

Según expresó, las restricciones penales y legales de aborto son de naturaleza discriminatoria, restringen la autonomía e interfieren con la relación médico-paciente, por lo que instó a enmendar las restricciones para despenalizar el aborto, pues para ella es el momento oportuno para que el derecho a la salud se incluya en la Constitución como un derecho integral.

Ante estas afirmaciones, el ministro de Relaciones Exteriores y Culto, Arnoldo André, envió una carta a Mofokeng en la que respondió a las recomendaciones brindadas sobre el tema de aborto.

“El Gobierno de Costa Rica manifiesta su desacuerdo con la visión y recomendaciones expresadas en su informe. La prohibición del aborto en Costa Rica es intrínseca a nuestro principio constitucional de protección a la vida, como un bien jurídico superior, de acuerdo con el artículo 21 de nuestra Constitución Política que establece que la vida humana es inviolable”, dice la carta enviada por el ministro.

André también se refirió al ordenamiento jurídico de Costa Rica, establecido en el Código de la Niñez y Adolescencia de 1998. En él se explica el derecho a la vida como un derecho fundamental que tiene todo ser humano desde el momento en que empieza su vida y hasta su muerte, a ser y a existir de acuerdo con su dignidad.

Hizo referencia al artículo 31 del Código Civil de Costa Rica: “- La existencia de la persona física principia al nacer viva y se reputa nacida para todo lo que la favorezca desde 300 días antes de su nacimiento”.

También mencionó que el principio de la vida humana es inviolable desde su gestación, está amparado en el Preámbulo de la Declaración de los Derechos del Niño de 1959, y que a nivel internacional, el derecho se encuentra consagrado en la Convención Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José).

“En congruencia con nuestra legislación nacional e internacional indicada, nuestro marco jurídico penaliza el aborto en los artículos 118, 119, 120 y 122 pertenecientes al capítulo sobre Delitos contra la Vida del Código Penal. Costa Rica sí reconoce al derecho al aborto terapéutico. De hecho, el aborto no punible se encuentra estipulado en nuestro Código Penal artículo 121, promulgado en 1970 y vigente desde 1971”, agregó André en su carta.

Iglesia católica llama a no dejar arrebatar los valores del país

La Iglesia Católica, a través de su Departamento de pastoral familiar y vida, mostró su descontento con las declaraciones de la relatora especial de la ONU.

Patrocinio

Es por eso que compartió una serie de reflexiones, en las que recordó que en el 2021, de 54.288 nacimientos, lamentablemente se reportaron 22 muertes maternas, "una baja cifra debido a que en Costa Rica la mujer embarazada tiene acceso a buenos servicios de salud, aunque siempre hay cosas por mejorar", aseveró.

“Conviene hacer diferencias en las defunciones obstétricas directas e indirectas. En virtud de lo cual, sería absurdo afirmar que las 22 muertes indicadas se hubieran evitado si en Costa Rica el aborto estuviera totalmente despenalizado. Hay que recordar que nuestro país tiene uno de los índices más bajos de América Latina en mortalidad materna”, resalta entre las reflexiones.

En cuanto a la afirmación de que el país discrimina por no permitir el aborto, la iglesia recalcó que el aborto es la peor de las discriminaciones que un ser humano puede sufrir, pues hace hincapié en que al quitar la vida intencionalmente a un ser en gestación, se le quitan absolutamente todos sus derechos humanos.

“La inviolabilidad de la vida cubre a todos los niños en gestación por su interés superior. Ellos también forman parte de la familia humana. En todo caso, la vida humana también está protegida en la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Políticos y Civiles, la Convención Americana de Derechos Humanos y la Declaración de los Derechos del Niño”, agregó el Departamento de pastoral familiar y vida.

Asimismo, llamó a no dejarse arrebatar los valores, pues considera que no se puede permitir la imposición de volver a establecer esa pena para los seres humanos más inocentes e indefensos.

Alianza Evangélica llama al Gobierno a defender la soberanía del país

La Alianza Evangélica Costarricense rechazó lo aconsejado por Mofokeng, y llamó al Gobierno de Costa Rica a defender la soberanía que tiene el país, ante la presión de la ONU que califica como irrespetuosa.

Asimismo, pidió “respetar y proteger el derecho fundamental a la vida de toda persona, especialmente la de los no nacidos”, así como “no renunciar a proteger la vida como principal derecho humano”.

Para la Alianza, acceder como país a lo que la ONU recomendó, sería igual a aceptar el aborto como un derecho humano, con todas las implicaciones negativas que puede conllevar esta acción.

“Si como país claudicamos ante las presiones externas de despenalizar el aborto, marcaría la diferencia entre la vida y la muerte para miles de niños que verían truncado su derecho a nacer, negándoles el derecho humano a la vida, consagrado en la ya citada Convención Americana de Derechos Humanos”, finalizó la Alianza.

Marianela Sanabria Leandro
Sígame

Comentarios

Periodista Licenciada en Producción de Medios de la Universidad Latina de Costa Rica. Locutora comercial formada en el Instituto Nacional de Aprendizaje.

 

About the Author: Marianela Sanabria Leandro

Periodista Licenciada en Producción de Medios de la Universidad Latina de Costa Rica. Locutora comercial formada en el Instituto Nacional de Aprendizaje.
Patrocinio

Recommended For You

aDiarioCR.com