Patrocinio

Informe determina que Instagram causa depresión y ansiedad en sus usuarios

Las redes sociales generan ansiedad y depresión cuando se desarrollan conductas similares al síndrome de dependencia a las drogas

Entre el 2019 y el 2020, Facebook llevó a cabo una investigación para determinar los efectos de su red social Instagram en sus usuarios.

Los resultados fueron entregados a los ejecutivos de Facebook, compañía que decidió no compartirlos y mantenerlos en secreto. Sin embargo, los documentos fueron obtenidos y publicados por The Wall Street Journal.

Algunos de los resultados del informe son que agrava los problemas de imagen corporal de una de cada tres mujeres adolescentes y causa aumento en ansiedad y depresión de las jóvenes. El documento indica que un 13% de las entrevistadas británicas y un 6% de las estadounidenses, culpan a la red social por sus pensamientos suicidas.

Otros informes han encontrado resultados similares sobre la compañía dirigida por Mark Zuckerberg, como el del Pew Research Center de Estados Unidos En 2018, aseguró que un 45% de los jóvenes se siente obligado a subir contenido.

Descontento con aspecto físico

También un estudio de la Universidad de Cambridge realizado en 2020, determinó que los jóvenes pasan más de dos horas al día en redes sociales y son más propensos a sufrir problemas de salud mental.

Los expertos que realizaron la investigación hicieron hincapié en que uno de los puntos clave analizados está relacionado con la imagen, pues Instagram es una red social diseñada para publicar fotos y videos, con la posibilidad de incluir filtros en ellos.

Por ejemplo, 9 de cada 10 adolescentes aseguraron estar descontentos con su cuerpo. Las mujeres -especialmente- comparan su imagen con lo que observan en las redes sociales y por eso apuestan por la cirugía estética, según el informe.

Patrocinio

Como solución, los investigadores proponen que los usuarios reciban un aviso en los casos en que la imagen está retocada y que reciban una notificación en caso de que estén usando excesivamente las redes sociales.

Por qué las redes afectan la salud mental

Máster en Psicología, Javier Vindas

Se estima que Instagram tiene alrededor de 500 millones de usuarios activos, de los cuales un 40% son jóvenes menores de 22 años.

Para entender el porqué de su efecto en la salud mental, el Máster en Psicología, Javier Vindas, explicó que el uso de redes sociales está dentro de las conductas repetitivas que se relacionan con la práctica compulsiva en Internet: “Este uso repetitivo de Internet y redes sociales, permite satisfacer dos necesidades básicas: la estimulación solitaria que es una búsqueda de información, imágenes e incluso sonidos relacionados con juegos y la obtención de nuevos programas. Dos, la búsqueda de interacción social a través de un alter ego que puede encontrarse asociado también con la hipersexualidad en relación con la pornografía o el juego por Internet, donde pueden darse todas estas mezclas”.

De acuerdo con el experto, las redes sociales generan ansiedad y depresión cuando se desarrollan conductas con una compulsión similar al síndrome de dependencia a las drogas: “Tanto en la dependencia de drogas como en las conductas compulsivas a las redes sociales, se genera una pérdida de control de la actividad de consumo. También, nace una necesidad de repetir la conducta a pesar de las consecuencias adversas que tiene. Es decir, se presentan síntomas como necesidad de más actividad y pérdida de control de conducta, que a la vez generan humor depresivo, irritabilidad, inquietud psicomotriz, deterioro en la concentración, trastornos del sueño y problemas de ansiedad”.

Conducta problemática alerta cuándo hay exceso en el uso de redes

Con respecto a cómo saber cuándo hay un exceso en el uso de redes sociales, Vindas señaló que se debe prestar atención a la presencia de conducta problemática que afecta la vida familiar, los estudios, el trabajo e incluso el aspecto nutricional.

“Las personas cuando acceden mucho a redes sociales, se genera un síndrome similar al de la dependencia, entonces nace un deseo intenso, pierde el control para iniciar o terminar el consumo, desarrolla malestares físicos como depresión o ansiedad; abandona otras fuentes de placer o diversión”, enfatizó el experto.

Vindas recordó que las reacciones de ansiedad y depresión pueden estar relacionadas con cambios fisiológicos a nivel cerebral, que a la vez se asocian con el placer y el logro de una conducta compulsiva.

También le puede interesar: Fortnite: el fenómeno que pone en alerta a padres de familia

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Marianela Sanabria Leandro
Sígame

Comentarios

Periodista Licenciada en Producción de Medios de la Universidad Latina de Costa Rica. Locutora comercial formada en el Instituto Nacional de Aprendizaje.

 

Acerca del autor Marianela Sanabria Leandro

Periodista Licenciada en Producción de Medios de la Universidad Latina de Costa Rica. Locutora comercial formada en el Instituto Nacional de Aprendizaje.

Artículos recomendados