Patrocinio

Hablemos de Alzheimer

Cada tres segundos alguien en el mundo desarrolla demencia.

El Alzheimer y la demencia vascular son los tipos más comunes de demencia, responsables de hasta el 90% de los casos de demencia

El Alzheimer es un tipo de demencia que cualquiera de nosotros podría llegar a padecer y el envejecimiento es el principal factor de riesgo para que se desarrolle; por eso aDiarioCR, en el marco del Día Internacional de las Personas Adultas Mayores, quiere darle a conocer cómo se puede mejorar la calidad de vida de quienes la padecen y la de sus cuidadores.

La manera en que se aborde en la familia el cuidado de una persona con Alzheimer es fundamental para garantizar su salud y bienestar, asegura el médico neurólogo del Hospital San Juan de Dios, Nórbel Román.

“Podemos diagnosticar entre 7 y 10 años antes del inicio de la demencia en firme. Hay que tomar en cuenta que también hemos atendido personas que están en sus cuarentas, por eso es importante que la familia genere un plan de acción en donde no solo se recargue el trabajo a una persona, que en la mayoría de los casos el rol es asumido por una mujer, sino que todos los miembros sean parte de la solución y en especial que sean apoyo para esa persona que se encuentra en una etapa vulnerable”, resaltó Román.

El médico también explicó que aunque cada persona experimentará la demencia a su manera eventualmente los afectados son incapaces de cuidar de sí mismos y necesitan ayuda con todos los aspectos de la vida diaria como la alimentación y el aseo personal.

Además, señaló que este tipo demencia puede compartir factores de riesgo con enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares o diabetes, lo cual puede complicar un poco el estado de la persona.

Estigmas 

La sociedad ha relacionado el Alzheimer con una serie de connotaciones negativas que promueven el maltrato y la discriminación de esta población.

“Perdido, loco, tonto, incapaz, son solo algunos de los términos que tenemos que erradicar; hay que salir de esa ignorancia y ser parte del cambio, esta situación la puede llegar a vivir un amigo, nuestra madre, la pareja, usted mismo, no creo que queramos que nos llamen y traten de esa manera y con actitud despectiva”, manifestó Román.

“Amigos de la demencia” es un proyecto a nivel mundial que pretende cambiar la percepción que tienen las personas acerca del tema. Esta iniciativa pretende educar y hacer ver a la sociedad que sí es posible vivir bien con algún tipo demencia y además insta a las personas a acercarse y apoyar a quienes viven con ella.

De los 194 estados miembros de la OMS, sólo 29 gobiernos han desarrollado un plan sobre la demencia y Costa Rica es uno de ellos.

Señales de alerta

Patrocinio

Román explicó que este es un síndrome cerebral degenerativo progresivo que puede afectar la memoria, el pensamiento, el comportamiento y la emoción.

Algunos de los síntomas más comunes son: pérdida de memoria, dificultad para realizar tareas cotidianas, problemas del lenguaje, desorientación en tiempo y espacio, juicio disminuido y pobre, problemas manteniendo la secuencia de las cosas, problemas con la relación visual-espacio, aislamiento en las actividades sociales, guarda cosas fuera de lugar, cambios de personalidad y estado de ánimo.

Cada 3 segundos alguien en el mundo desarrolla demencia y se estima que la cifra a nivel mundial de personas con el padecimiento, se duplique cada 20 años, llegando a 131,5 millones de personas en 2050.

5 reglas para reducir el riesgo 

1. Consienta su corazón. El tabaquismo, la presión arterial alta, el colesterol alto, la diabetes y la obesidad, dañan los vasos sanguíneos y aumentan el riesgo de tener un accidente cerebrovascular o un ataque cardíaco, que podría contribuir al desarrollo de demencia en la vida posterior.

2. Muévase. La actividad física y el ejercicio le ayudan a controlar su presión arterial y peso, así como la reducción del riesgo de diabetes tipo II y algunas formas de cáncer.

3. Coma bien. La comida es combustible para el cerebro y el cuerpo. Una dieta rica en cereales, frutas, pescado, legumbres y verduras puede ayudar a reducir el riesgo de demencia.

4. Póngase desafíos al celebro. Al presionar este órgano con nuevas actividades, ayuda a construir nuevas neuronas cerebrales y fortalecer las conexiones entre ellas. Se recomienda aprender un nuevo idioma o experimentar con algún pasatiempo relacionado con el arte o la tecnología.

5. Comparta con sus allegados. Las actividades sociales pueden ser beneficiosas para la salud del cerebro porque estimulan nuestras reservas cerebrales, por eso comparta con amigos y familiares.

Actualmente no hay cura para la mayoría de los tipos de demencia, pero los tratamientos, consejos y apoyo están disponibles en el sistema de salud costarricense.

Vea las declaraciones del médico neurólogo del Hospital San Juan de Dios, Nórbel Román.
Arturo Padilla Chinchilla
Latest posts by Arturo Padilla Chinchilla (see all)

Comentarios

Periodista y productor audiovisual. Bachiller en Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en periodismo y producción audiovisual de la Universidad de Costa Rica.

 

Sobre el autor Arturo Padilla Chinchilla

Periodista y productor audiovisual. Bachiller en Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en periodismo y producción audiovisual de la Universidad de Costa Rica.
Patrocinio

Le recomendamos leer también

aDiarioCR.com