Patrocinio

Enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en Costa Rica

Hacer ejercicio y mantener una dieta sana baja en grasas saturadas y calorías pueden evitar estos padecimientos

Las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la primera causa de muerte en el mundo, y Costa Rica no es la excepción. De acuerdo con cifras presentadas por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), de las 11.550 muertes registradas en en el primer semestre del 2020, 573 correspondieron a infarto agudo del miocardio y más de 1.280 a enfermedades ligadas al corazón y cerebrovasculares.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) estas enfermedades son las responsables del 31% de los fallecimientos mundiales, con más de 17 millones de muertes al año, duplicando la mortalidad generada por todos los tipos de cáncer unidos.

A pesar de que las cifras son alarmantes, aún existe un significativo desconocimiento en la población sobre la salud vascular. De hecho, un estudio global realizado por Bayer en 2018 evidenció que solo el 23% de los encuestados conocía los padecimientos que afectan a las arterias y venas. El 19% afirmó conocer la enfermedad arterial coronaria, causante de los infartos al corazón.

“Si queremos disminuir estas preocupantes cifras de muertes generadas por accidentes cardiovasculares, es fundamental informar a las personas sobre los principales detalles de la enfermedad e invitarlos a implementar una cultura de prevención que incluya una buena alimentación, actividad física, disminución del estrés, uso de medicamentos cardioprotectores y la disminución del consumo de tabaco y alcohol”, explicó el doctor Mauricio Chavez, asesor médico de Bayer.

Factores de riesgo

De acuerdo con Chavez, se piensa que los infartos y las complicaciones cardiacas no se pueden prevenir, pero lo cierto es que en muchos casos la acumulación de placa de colesterol en las arterias se genera por estilos de vida sedentarios, mala alimentación, consumo de tabaco, entre otros factores.

Patrocinio

“Llevar un estilo de vida saludable permite reducir el riesgo de enfermedad vascular. No obstante, existen algunos factores que no se pueden controlar, como la edad, el sexo y los antecedentes familiares”, comentó el experto.

Algunos de los factores de riesgo que se pueden cambiar son: falta de ejercicio, mala alimentación, colesterol alto, tensión arterial alta, diabetes (de tipo 2) y estrés.

Los factores que no se pueden cambiar son los antecedentes familiares, el sexo (masculino) y la edad avanzada (+65 años).

Cómo prevenirlas

Las enfermedades cardiovasculares con frecuencia no provocan síntomas. Sin embargo, a medida que la acumulación de placa en las arterias empeora, comienzan a aparecer señales de alarma, como por ejemplo: dolor de pecho, falta de aire, fatiga desproporcionada, sensación de taquicardia, dolores o calambres en las piernas con la actividad física; debilidad o entumecimiento de las piernas, úlceras en los pies o en las piernas que no cicatrizan y cambio del color de la piel.

Aunque el dolor suele aparecer al caminar y desaparece con un breve descanso, a medida que la enfermedad avanza puede generar dolor incluso en reposo.

Para prevenir este tipo de enfermedades, Chavez señaló que “es bueno hacer ejercicio regular o caminar como mínimo 30 minutos al día cinco veces por semana, mantener un peso saludable, una dieta sana baja en grasas saturadas y calorías, y evitar el consumo de tabaco”.

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Comentarios

 

Acerca del autor Colaboración

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

Artículos recomendados