Patrocinio

Policías municipales podrían decomisar licor de contrabando

Proyecto de ley fue presentado en la Asamblea Legislativa por la Asociación Nacional de Alcaldías e Intendencias

Fuente: Policía Municipal de San José

Con el fin de crear herramientas para combatir la evasión fiscal, el contrabando, la imitación y la adulteración de bebidas alcohólicas, la Asociación Nacional de Alcaldías e Intendencias (ANAI) presentó a la Asamblea Legislativa el Proyecto de Ley Contra la Adulteración y el Contrabando de Bebidas con Contenido Alcohólico.

En Costa Rica la Ley General de Policía N.° 7410 es la que establece que la Policía de Control Fiscal es la encargada de proteger los intereses tributarios del Estado. Asimismo, la Ley General de Aduanas N.°755 tiene como fin facultar la correcta percepción de los tributos y la represión de las conductas ilícitas que atenten contra la gestión y el control de carácter aduanero.

La Ley N.° 9047 de Regulación y Comercialización de Bebidas con Contenido Alcohólico, es donde se prohíbe la adulteración. Sin embargo, para la Asociación es necesario implementar más reformas legales y reglamentarias que le den a las municipalidades y al Estado las herramientas necesarias para combatir el contrabando de licores.

Propuesta

Fuente: Policía Municipal de San José

Las autoridades locales buscan modificar el Artículo 15 de la Ley 9047 de Adulteración y Contrabando, para que se incluya además de la prohibición de la adulteración del licor y de bebidas con contenido alcohólico, la imitación de cualquier forma de licor y su contrabando.

Actualmente la Policía de Control Fiscal es la autoridad competente para determinar la adulteración, la fábrica clandestina o el contrabando. Sin embargo, este proyecto de ley pretende incorporar a la Policía Municipal y a los Inspectores Municipales para que también decomisen este tipo de productos.

“Todas las autoridades públicas estarán en la obligación de denunciar ante la Policía de Control Fiscal, la Policía Municipal o los Inspectores Municipales los casos de adulteración, imitación, fabricación clandestina o contrabando”, señala el texto del proyecto.

Asimismo, indica que el Ministerio de Salud y el Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM) deberán tener el recurso humano disponible y los equipos tecnológicos necesarios para llevar a cabo las pruebas de adulteración. Para ello, el IFAM tendrá que construir una unidad especial para la realización de dichas pruebas.

El proyecto impulsado por la ANAI incorporaría el artículo 15 bis en la Ley de ayuda entre cuerpos policiales. Apunta a que la Policía de Control Fiscal, el IFAM y cada municipalidad deberá coordinar las capacitaciones necesarias para proveer a los cuerpos policiales de la preparación y conocimiento necesario para desempeñar las funciones de su rol sobre esta ley.

De acuerdo con la Asociación, el IFAM será el encargado de establecer el presupuesto que se requiera para que las municipalidades cuenten con el equipo necesario para cumplir lo que se indica en la ley.

También le puede interesar: El contrabando en Costa Rica como actividad económica

Funcionamiento

Patrocinio

Para que el proyecto funcione, el primer paso es que el Ministerio de Hacienda incorpore un sistema de código de barras en los productos, con el que los diferentes entes policiales puedan identificar a través de un dispositivo inteligente, el origen de esos licores que circulan en el país y su legalidad.

Horacio Alvarado, alcalde de Belén

Alvarado asegura que es un proyecto en el que la ANAI ha trabajado junto con algunos diputados de la Asamblea Legislativa y con Rocío Aguilar, ministra de Hacienda.

Para el alcalde de San Ramón, Nixon Ureña, esta es una de las problemáticas que urge atender, especialmente porque afirma que muchos jóvenes consumen este líquido dañino para la salud y porque la pérdida de dinero a través de la evasión de impuestos es muy grande. Explica que es una situación que pone en riesgo la vida de todos los ciudadanos.

Nixon Ureña, alcalde de San Ramón

Pérdidas por evasión fiscal

Fuente: Policía Municipal de San José

Estudios hechos por la empresa Euromonitor International en el año 2015, indican que anualmente ingresan más de 100.000 cajas de licor de contrabando, lo que significa una pérdida de hasta $40 millones por año.

Datos del Ministerio de Hacienda evidencian el problema. En el puesto policial ubicado en la zona sur, a 35 kilómetros de la frontera con Panamá, se decomisan constantemente productos como: botellas de licor, cigarros, joyería, medicamentos y ropa.

Según datos recolectados por la ANAI, la evasión fiscal deja pérdidas diarias al país de hasta un 4,6% en el total del Producto Interno Bruto (PIB), lo que es equivalente a ₡3.990 millones.

También le puede interesar: Compañía tabacalera utiliza transferencias de regalías para evitar pago de impuestos

    Proponga su solución

    Queremos que usted sea parte de la solución. Coméntenos de qué forma se podría mejorar la situación descrita en la nota. Cada semana destacaremos y le daremos seguimiento a las principales soluciones propuestas por nuestros lectores.

    ¿Qué le pareció esta nota?

    Califíquenos de 1 a 5 estrellas

    Si le pareció interesante esta nota,

    ¡síganos en redes sociales!

    ¿Cómo podríamos mejorar esta información?

    Marianela Sanabria Leandro
    Sígame
    Latest posts by Marianela Sanabria Leandro (see all)

    Comentarios

    Periodista Licenciada en Producción de Medios de la Universidad Latina de Costa Rica. Locutora comercial formada en el Instituto Nacional de Aprendizaje.

     

    Acerca del autor Marianela Sanabria Leandro

    Periodista Licenciada en Producción de Medios de la Universidad Latina de Costa Rica. Locutora comercial formada en el Instituto Nacional de Aprendizaje.

    Artículos recomendados