Patrocinio

Recope cobraría la pérdida por robo de combustible a través de aumento en tarifas
  • Según la institución en tres años se han sustraído 12 millones de litros
  • Desde el 2016, el robo de combustibles a la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) ha ido en aumento. En tres años se han sustraído 12 millones de litros en producto y en lo que va de este 2019, ya se contabilizan 106 eventos de este tipo.

    Solo en el 2017 el gasto registrado por este tipo de actos vandálicos ascendió a ₡1.537 millones. Al inicio la mayoría de los casos se daban en el tramo de Limón-Siquirres, sin embargo, con el paso del tiempo se han ido presentando en La Garita-Barranca, Siquirres-Turrialba y El Alto-La Garita. Recientemente también se han detectado en Turrialba-El Alto.

    Estas tomas ilícitas incluyen trabajos elaborados, como por ejemplo perforación en la tubería del poliducto, instalación de válvulas y el montaje de tubos o mangueras hasta un punto donde pueden sustraer el combustible.

    Según información de las áreas técnicas de Recope, esto no solo afecta la operación del Sistema Nacional de Combustibles y el trasiego de los productos; sino que también ocasiona daños al ambiente y pone en riesgo a las 24 comunidades que están aledañas a los poliductos.

    Cómo se recupera esta pérdida

    Para recuperar la pérdida que generan estos actos ilegales, en el 2018 Recope optó por incluir el hurto de combustible como una partida de la cuenta de “Otros gastos” del Estado de Resultados.

    Esto, según el departamento de comunicación de la institución, como una medida ante el anuncio que hizo el Instituto Nacional de Seguros (INS) en el 2017, que indicó que a partir de la renovación de la póliza del 30 de julio del 2018 al 30 de julio del 2019, no cubriría el robo de combustible dentro de la póliza de seguros porque estos eventos dejaron de tener carácter accidental.

    A pesar de que aumentaron las medidas de vigilancia del poliducto y que coordinaron acciones con la Fuerza Pública, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS), el gasto por robo de combustible persiste.

    Ante la situación, la refinadora solicitó por medio del Estudio Ordinario de Precios -que aún está en trámite- a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), el reconocimiento de este gasto como parte del margen de operación de la empresa.

    Aumento en precios de combustible

    La oficina de prensa asegura que las variaciones en los precios de combustibles actualmente, no tienen relación con el robo de combustible:  “La ley de Aresep prevé dos mecanismos de fijación de precios: el ordinario que se realiza una vez al año, donde se revisa y fija el margen de operación de Recope y el rendimiento sobre la inversión. Están también los ajustes extraordinarios, donde el segundo viernes de cada mes se revisa y actualiza el precio internacional y el tipo de cambio y el rezago o diferencial que se estudia bimestralmente”.

    Asimismo, indicaron que el mecanismo de fijación para este año aún se encuentra en trámite y que, por primera vez, considera que se le reconozca a Recope, vía tarifa, el gasto por robo de combustible.

    También le puede interesar: Estado pierde miles de millones de colones por robo de combustible

    Para contrarrestar el problema

    En la institución han adoptado algunas medidas para combatir la problemática, como la contratación de un sistema de detección y localización de fugas denominado ATMOS, un sistema de fugas mediante SCADA y la ampliación de la cantidad de oficiales de seguridad privada que vigila y custodia el poliducto. Ya la licitación está publicada, y aunque fue objetada se hizo una prórroga, dos aclaraciones y una enmienda, ahora está en proceso de recepción de ofertas.

    Patrocinio

    Recope también hizo una compra de drones para hacer monitoreo constante en las zonas vulnerables y realizar operativos en conjunto con autoridades policiales; incluso elaboró el Proyecto de Ley de Apoderamiento de Combustible, con el cual se pretende incrementar sanciones y penas por robo de combustible. Sin embargo, aún no está en la corriente legislativa.

    Además, se definió un acuerdo entre la refinadora y Ecopetrol, con la cual existe un intercambio técnico de conocimientos entre ambas empresas estatales de Costa Rica y Colombia.

    Medidas en proceso

    Fuente: Ministerio de Seguridad Pública

    De acuerdo con datos suministrados por el departamento de comunicación, están trabajando en la creación de una unidad de investigación, para ello están llevando a cabo gestiones para conformar el equipo especializado que atendería las investigaciones, coordinaciones y trámites.

    Como parte de los proyectos se encuentra la conformación de la Policía del Poliducto, “se han iniciado conversaciones con el Director General de la Fuerza Pública para valorar la posibilidad de que se conforme un cuerpo policial exclusivo para la custodia y seguridad del poliducto”, indicaron.

    Agregaron que se está trabajando por fortalecer y ampliar las coordinaciones con las autoridades externas, es decir, el Ministerio de Seguridad, Fuerza Pública, OIJ, Fiscalías, Cuerpo de Bomberos, Ministerio de Salud, entre otros.

    Trazabilidad

    Costa Rica no es el único país donde se roba el combustible de esta forma. Este problema lo tienen en muchos países. De hecho, en enero de este año murieron más de 90 personas y hubo decenas de heridos debido a la explosión en un ducto de Pemex en Hidalgo, lo cual fue catalogado como la mayor tragedia por robo de combustible en la historia de México.

    Medios mexicanos reportaron que según Pemex se trataba de una toma clandestina instalada para robar el combustible del ducto, práctica que en México se conoce como “huachicoleo”.

    Según el experto en trazabilidad de combustible, Luis González, el “huachicoleo” se puede evitar añadiéndole a los combustibles moléculas de alta tecnología para a lo largo del proceso y en puntos de venta, mediante aparatos especializados se puede identificar esa molécula y reconocer si el producto es lícito o robado. Esto se conoce como “track and trace” o marcaje de combustible, lo cual según González simplifica a los gobiernos darle trazabilidad al combustible robado y dejar de exponer a la población que vive cercana a los ductos.

    También le puede interesar: Cuánto nos costará el “Plan Nacional de Descarbonización”

    Proponga su solución

    Queremos que usted sea parte de la solución. Coméntenos de qué forma se podría mejorar la situación descrita en la nota. Cada semana destacaremos y le daremos seguimiento a las principales soluciones propuestas por nuestros lectores.

    ¿Qué le pareció esta nota?

    Califíquenos de 1 a 5 estrellas

    Si le pareció interesante esta nota,

    ¡síganos en redes sociales!

    ¿Cómo podríamos mejorar esta información?

    Comentarios

     

    Acerca del autor Marianela Sanabria Leandro

    Bachiller en Periodismo y Licenciada en Producción de Medios de la Universidad Latina de Costa Rica. Locutora comercial formada en el Instituto Nacional de Aprendizaje.

    Artículos recomendados