Patrocinio

Uso de antibióticos orales puede provocar diarrea a niños

El uso de antibióticos arrasa la microbiota de los menores y deja frágil el sistema, causando inflamación y diarrea

La disbiosis es el desequilibrio de la microbiota intestinal -conocida también como flora intestinal-, es decir, la alteración en cantidad y calidad de microorganismos que viven en el intestino.

El origen de este padecimiento es diverso y en la actualidad afecta a la mayoría de las personas de todas las edades; sin embargo, uno de los sectores de la población más vulnerable son los niños.

Los factores que comúnmente inducen este padecimiento en los menores son la diarrea infecciosa y el tratamiento con antibióticos. Este último es una de las causas que más determina la salud intestinal de los pequeños, ya que el uso de fármacos de este tipo arrasa con su microbiota y deja frágil el sistema, causando inflamación y diarrea.

“En la diarrea aguda hay una pérdida del efecto barrera y una reducción de la diversidad de bacterias del intestino. La diarrea es, generalmente, una señal de advertencia de un trastorno del ecosistema del intestino y para tratarla se recomiendan los probióticos como terapia adyuvante para la prevención”, explicó la Dra. Regina Gutiérrez, pediatra neumóloga.

¿Por qué hay que ser cuidadosos con los antibióticos?

Los antibióticos han salvado las vidas de muchas personas desde el siglo pasado y son una prescripción común para niños. Pero, además de su papel en la erradicación de alguna infección específica, también alteran el ecosistema bacteriano intestinal.

“Son necesarios para tratar ciertas infecciones causadas por bacterias, así como otras afecciones más graves como la neumonía o incluso aquellas que ponen en riesgo la vida. Pero se deben tomar con precaución, y siempre bajo la prescripción médica, porque pueden generar la aparición de efectos adversos como las diarreas asociadas a antibióticos (DAA)”, indicó la Dra. Gutiérrez.

Estos medicamentos alteran el equilibrio de la microbiota, que está compuesta por bacterias que se encuentran en el intestino y ayuda al sistema inmunitario. Es por eso, que entre 5 y 25 de cada 100 pacientes que consumen los antibióticos más recetados -amoxicilina, cefalosporina, ampicilina, entre otros-, corren el riesgo de sufrir diarrea, sobre todo los niños menores de 5 años y los adultos mayores de 65 años.

Patrocinio

“Cuando se receta un antibiótico, además de matar el germen patógeno necesario, también mata a estas bacterias que se encuentran en nuestro intestino y esto puede producir diarreas intensas y dolorosas. Por eso la recomendación para el cuidado de la familia es prevenir esta situación tomando un probiótico de levadura en conjunto con el antibiótico”, indicó la especialista.

Añadió que resulta esencial contar con opciones de tratamiento que permitan atender la DAA y prevenir sus síntomas para garantizar la salud intestinal y la integridad del paciente. “Por eso siempre recomendamos por prevención combinar los antibióticos con probióticos. El profesional de la salud en conjunto con el paciente, deben tener claro que el consumo de antibióticos es necesario para combatir infecciones, y que es igual de necesario cuidar la microbiota intestinal”, puntualizó la doctora.

De acuerdo con una publicación del New England Jornal of Medicine, el riesgo de sufrir DAA luego de consumir antibióticos afecta hasta un 25% de los pacientes. Ese porcentaje se eleva hasta un 33% durante la temporada de lluvias que son más frecuentes las infecciones.

Probióticos para mantener y restaurar el equilibrio intestinal

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “los probióticos son microorganismos vivos que, si se administran en cantidad suficiente, tienen efectos beneficiosos para la salud”.

Están presentes de forma natural en ciertos alimentos y también se pueden obtener por medio de medicamentos y complementos alimentarios. Su función es contribuir a cuidar y proteger nuestras microbiotas o a corregir su desequilibrio (disbiosis), con toda seguridad.

“Los efectos de los probióticos en el ecosistema intestinal consisten en mejorarlo, reforzar su función de barrera, potenciar la respuesta inmunitaria y disminuir la inflamación. Es importante mencionar que los probióticos originarios de la levadura son los que evitan los indeseados efectos adversos asociados al consumo de antibióticos, que podrían aparecer hasta 30 días posteriores al consumo del medicamento”, acotó la pediatra neumóloga.

Estos probióticos hechos a base de levadura son totalmente resistentes a los antibióticos, lo que garantiza la protección completa para el paciente. Su principio activo es Saccharomyces boulardii CNCM 1-745 y está indicado para tratar la diarrea asociada a antibióticos, reducir la duración de la diarrea de cualquier tipo (aguda o crónica), atender la diarrea del viajero o restaurar la flora intestinal, además de estar aprobado para su uso en personas menores de edad.

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Comentarios

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

 

Acerca del autor Colaboración

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

Artículos recomendados