Patrocinio

Mujeres líderes han sido ejemplares contra el Covid-19
  • El liderazgo de las mujeres presidentes y primeras ministras ha sobresalido en el manejo de la pandemia mundial
  • ¿Qué tienen en común Alemania, Islandia, Noruega, Dinamarca, Finlandia, Taiwán, Sint Maarten, Trinidad y Tobago, Estonia y Nueva Zelanda?

    Hace seis meses no tenían mucho en común, pero hoy su factor en común son las mujeres presidente o primer ministro al mando en la lucha contra el Covid-19 que ha logrado frenar la propagación del virus, haciendo que sus gestiones sean sobresalientes.

    Según el artículo publicado por Avivah Wittenberg-Cox, en Forbes, estas mujeres cabeza de sus gobiernos están dando lección en cómo afrontar una crisis sanitaria con el buen uso de la tecnología, su sinceridad y la transparencia a la hora de difundir información.

    Jacinda Ardern, primera ministra de Nueva Zelanda; la canciller de Alemania, Angela Merker; la presidenta de Taiwán Tsai Ing-wen, y las primer ministras de Dinamarca, Mette Frederiksen; Noruega, Erna Solberg; Islandia, Katrín Jakobsdóttir; y Finlandia, Sanna Marin, son los nombres de las mujeres que están haciendo historia según Wittenberg-Cox.

    Preparación anticipada

    Tsai Ing-wen, mandataria de Taiwán

    Por ejemplo, Taiwán con 23,5 millones de habitantes, frente a la costa China, tiene todas las probabilidades en su contra de ser afectado arduamente.  Sin embargo, su mandataria, Tsai Ing-wen ha sabido cómo entrar en acción de manera temprana: desde enero cuando se había detectado el peligro del virus en Asia, ella rápidamente ordenó inspecciones obligatorias a todos los aviones provenientes de Wuhan, restringió todos los vuelos desde China continental, Hong Kong y Macao, e introdujo 124 medidas para evitar la propagación. Instauró un centro epidemiológico, aumentó la producción de equipos de protección personal con lo cual no solo logró proveer a toda su nación sino que exportó a EE.UU. y Europa más de 10 millones de mascarillas. Al día 16 de mayo se registraban solamente 440 casos de Covid-19, con 389 pacientes recuperados y solo 7 defunciones, según el Centro de Enfermedades de Taiwán.

    Jacinda Ardern, Nueva Zelanda

    Otra líder en actuar con precisión y de forma concisa es la primer ministro de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern. Arden es una de las de las jefe de Gobierno más jóvenes del mundo, con 39 años y con una idea de gobierno empático, activo y fuerte, está demostrando una excelente gestión ante la crisis sanitaria en su país de 4,9 millones de habitantes.

    Arden decretó el cierre de fronteras con solo 6 casos, exigió a los trabajadores no esenciales quedarse en casa y a los neozelandeses que llegaban del extranjero una cuarentena de 14 días. El país realizó pruebas generalizadas, y al día 16 de mayo se contabilizaban 1.148 casos confirmados, 1.428 personas recuperadas y 21 muertes.

    Uso de recursos

    Katrín Jakobsdottir, Islandia

    Islandia, con una población 360.000 personas, está dirigido por la primera ministra Katrín Jakobsdóttir. Ella logró ofrecer pruebas gratis a gran cantidad de habitantes, lo cual le permitió estudiar el fenómeno del virus y descubrir que la mitad de las personas que dan positivo a las pruebas son asintomáticas, esto ha ayudado a que más del 90% de los infectados se hayan recuperado satisfactoriamente. Se estima que Islandia ha realizado cinco veces más test en personas que en Corea del Sur. Según el ranking mundial es el país con más pruebas aplicadas, con más de 53.000. Se contabilizan 1.801 casos positivos, 1.776 recuperados y 10 muertes y nunca cerró escuelas ni guarderías.

    Sanna Marin, Finlandia

    Otra primera ministra que está siendo aplaudida es Sanna Marin, con tan solo 34 años dirige Finlandia, país con 5,5 millones de habitantes. La finlandesa tiene un 85% de aprobación sobre cómo ha manejado la gestión de crisis de la pandemia. Ha utilizado con éxito las redes sociales para difundir información veraz a los más jóvenes o a quienes que no leen la información. Por ello, contactó estratégicamente a influencers de distintos rangos para informar a todos por igual. Otra de las estrategias que ha utilizado la jefe de estado ha sido la transparencia en su política de comunicación. Inició su gobierno justo en diciembre de 2019 y ha tenido 6.286 casos, con 5.000 personas recuperadas y 297 muertes.

    Ideas innovadoras e inclusivas

    Erna Solberg, Noruega
    Patrocinio

    Erna Solberg, primer ministra de Noruega –país con 5,3 millones de habitantes- fue una de las primeras en reaccionar en Europa ante la amenaza del Covid-19. El 12 de marzo anunció medidas radicales y fuertes. Cerró escuelas y restaurantes e informó con la verdad a todos sus habitantes. Ha realizado conferencias para niños, en donde se dirige exclusivamente a ellos y les trata de explicar lo que ocurre y trata de no alarmarlos, los mismos niños le envían las preguntas y ella las responde ante los medios. Ha tenido 8.237 casos confirmados, 7.114 recuperados y 232 muertes.

    Mette Frederiksen, Dinamarca

    Mette Frederiksen, quien ocupa el cargo de primer ministra de Dinamarca desde junio del 2019, dirigiendo a un país de 5,8 millones de habitantes, también respondió tempranamente en Europa con medidas controladas y prudentes. Al igual que Solberg, ella se dirigió a la población de niños explicándoles la situación de la pandemia. Este país ha tenido 10.858 casos de Covid-19 confirmados, con 9.107 recuperados y 543 muertes.

    Transparencia en información

    La alemana Angela Merkel, doctora en Química Cuántica, canciller de Alemania desde 2005, fue otra que tomó medidas antes que otras potencias de Europa.

    Angela Merkel, Alemania

    Envió a aplicar tests a la población mucho antes que otros, lo cual le dio oportunidad de localizar casos y aislarlos para evitar la propagación del virus. Merkel habló con la verdad a los ciudadanos, llamó a tomarse en serio el virus, y explicó que hasta el 70% de la población podría contraer el coronavirus. Su claridad y honestidad fue bien tomada por los 83 millones de habitantes de Alemania. A pesar de que hasta el 16 de mayo contaban con 176.000 contagios y 8.027 fallecidos; comparados con sus vecinos como Francia (179.630 muertes) e Italia (224.760 muertes) están ganando la batalla. Impresiona cómo el número de contagiados totales en Alemania se acerca al número de muertes en Francia.

    Aparentemente, el liderazgo femenino con la rapidez en tomar medidas dando prioridad a la salud y la vida sobre la economía inmediata toma un camino lleno de originalidad y beneficios para cada uno de sus países.

    El gobernar de estas siete mujeres va más allá de la naturaleza femenina con cualidades como “familiar, afectiva y sensible” y ha demostrado que la previsión ha establecido políticas fuertes, decisivas, diferentes y vanguardistas.

    Tres mujeres más

    Kersti Kaljulaid, Estonia

    De los 193 países, solo 10 están liderados por mujeres. En su artículo, Wittenberg-Cox no mencionó a tres mujeres que tal vez no han sobresalido tanto pero que no lo han hecho nada mal. Se trata de la actual presidenta de Estonia, Kersti Kaljulaid, quien desde octubre de 2016 dirige el país. Sin embargo, al ser Estonia una democracia parlamentaria, la presidente es principalmente un líder simbólico y el poder ejecutivo lo tiene el primer ministro, Juri Ratas. Estonia, con una población de 1,3 millones de personas ha tenido 1.170 casos de Covid-19 y 63 muertes. Ya abrieron fronteras junto con Letonia y Lituania, el trío de países del mar Báltico.

    Paula-Mae Weekes, Trinidad y Tobago

    Por su parte, Paula-Mae Weekes, es la presidenta de la isla de Trinidad y Tobago desde marzo de 2018. Ella ha seguido de cerca a la población de su país -1,39 millones de habitantes- y ha mantenido el número en 116 casos confirmados y 8 muertes.

    La décima líder es Silveria Jacobs, la primer ministra de Sint Maartens. Ella ha tratado de que su población de tan solo 41.486 habitantes, en un área de 34 km2, no se vea tan afectada y ha repetido a la población su famoso discurso “stop moving”. La isla ha tenido 77 casos confirmados y 15 muertes.

    Jacobs ha estado en negociaciones con los Países Bajos para obtener asistencia financiera desde 2017 cuando dos poderosos huracanes azotaron la isla, Irma y María. Ella ha solicitado a la población que trabaje su confinamiento como si fuera otro huracán y que se quede en casa por dos semanas para detener el contagio.

    Sin lugar a dudas, si se cumpliera la paridad de género a nivel mundial y el 50% de los países fueran gobernados por mujeres la pandemia hubiese sido diferente. ¿No cree?

    ¿Qué le pareció esta nota?

    Califíquenos de 1 a 5 estrellas

    Si le pareció interesante esta nota,

    ¡síganos en redes sociales!

    ¿Cómo podríamos mejorar esta información?

    Comentarios

     

    Acerca del autor Hanna Fernández Gómez

    Bachiller en Relaciones Públicas graduada de la Universidad Autónoma de Centroamérica y Community Manager.

    Artículos recomendados