Patrocinio

Enfrente la pandemia con consejos prácticos de neuropsicología

Experta en neuropsicología aconseja evitar el exceso de ocio frente a las pantallas digitales y comer menos grasas saturadas

Carina Castro, neuropsicóloga pediátrica

El cerebro tiene una zona encargada de detectar amenazas contra la vida y la integridad, donde se encuentra llamada amígdala cerebral, que también reacciona para mantener el cuerpo a salvo.

Las respuestas que brinda esta amígdala son sanas, pero, ¿qué sucede cuando se mantienen por un tiempo prolongado como en el que ha estado presente la pandemia del Covid-19?

Carina Castro, neuropsicóloga pediátrica, explicó que mantenerse más de 10 meses percibiendo amenazas hace que esta zona se vuelva más sensible y responda de manera más fácil.

“El nivel de cortisol de nuestro cuerpo aumenta y eso provoca alteración en todos los procesos humanos, como por ejemplo afectaciones en el sueño y la digestión, la aparición de trastornos mentales como ansiedad, fatiga post Covid y todo lo que le pasa al cerebro al estar expuesto a esta situación”, detalló la también autora de dos libros sobre neurociencia.

Situación implica grandes niveles de adaptación

El alto nivel de cortisol (hormona esteroidea) afecta la capacidad para memorizar e influye en el proceso de neurogénesis, por el cual se crean nuevas neuronas. Al bajar la cantidad de producción, suelen aparecer trastornos como la depresión, apatía y negatividad.

Castro comentó que esto se relaciona con las respuestas de ira, como las evidenciadas recientemente en carreteras. “Estamos viendo impulsos agresivos en forma de enojo, que sin duda son desencadenadas por la pandemia”, dijo la experta.

Patrocinio

La neuropsicóloga pediátrica fue enfática al aconsejar mantener presente que la salud mental no solo significa bienestar emocional, sino también el psicológico y social.

“Al limitarnos a ver otras personas sabiendo que somos seres sociales, que tenemos la necesidad de interactuar, nos vemos obligados a aumentar el nivel de estrés, que es algo propio de cuando hay cambios. Esto está afectando nuestra salud mental; nos topamos con una situación desafiante que implica grandes niveles de adaptación a los que los cerebros no están preparados”, aseveró la experta.

Tener como prioridad el cuidado del cerebro

Según Castro, hoy se habla de ira, pero pueden ocurrir muchas más reacciones agresivas o de otra índole originadas por la situación actual. Precisamente el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) ya ha contabilizado 86 homicidios dolosos en lo que va del año.

Para evitar estas reacciones, salir adelante y acompañar a las personas con quienes se convive, la especialista en neuropsicóloga recordó la importancia de cuidar el cerebro y para ello recomendó tres técnicas cuya efectividad está científicamente comprobada:

  • Evitar el exceso de ocio frente a las pantallas digitales, principalmente en horas de la noche. “La falta de sueño está científicamente comprobada que tiene relación con la diabetes, con problemas cardiovasculares, cáncer, demencia, pero además, con la ansiedad, depresión, adicciones, suicidio y conductas negativas. La ira está directamente relacionada con una carencia en el sueño”, apuntó.
  • Comer menos grasas saturadas, alimentos procesados y altos en azúcar refinada. Existe una relación directa intestino-cerebro y al comer este tipo de productos se inflama el intestino y con ello también el cerebro. Según la experta, todos los alimentos digeridos tienen una respuesta inmediata en la forma de sentirse, pensar y actuar.
  • Realizar actividad física. El movimiento activa la circulación y la oxigenación en el prefrontal del cerebro, lugar donde se controlan las acciones y se toman decisiones. 

Otro consejo que brindó es practicar técnicas de relajación, respiraciones que incluyan dos inhalaciones seguidas y una exhalación profunda; repetirlas de 5 a 10 veces, de manera que se active el nervio frénico que lleva información directa al cerebro.

Asimismo, mencionó mantener contacto con la naturaleza, pues brinda relajación, tranquilidad y empatía. “Observar conscientemente una planta, caminar en un bosque, tener plantas en la casa o ver fotos de naturaleza son formas de mantener un equilibrio”, finalizó Castro.

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Marianela Sanabria Leandro
Latest posts by Marianela Sanabria Leandro (see all)

Comentarios

Periodista Licenciada en Producción de Medios de la Universidad Latina de Costa Rica. Locutora comercial formada en el Instituto Nacional de Aprendizaje.

 

Acerca del autor Marianela Sanabria Leandro

Periodista Licenciada en Producción de Medios de la Universidad Latina de Costa Rica. Locutora comercial formada en el Instituto Nacional de Aprendizaje.

Artículos recomendados