Patrocinio

Darse un tiempo para sentirse bien

Terapia forestal, higienismo, yoga, arte-terapia y descanso se unen para darle bienestar.

Ana es una mamá que trabaja tiempo completo y comparte sus oficios del hogar con su esposo y sus dos hijos. El fin de semana trata de realizar actividades en familia, acompaña a sus hijos a hacer deporte, ayuda a su esposo con su empresa y hace además actividades de voluntariado con una ONG en la que están involucrados todos en su familia.

Ella asegura que se siente muy feliz pero también está de acuerdo con que el fin de semana que dedica a darse un tiempo para su bienestar le ayuda a cargar las baterías y todos en su casa lo reconocen: “Viene como nueva”.

Retiros como “Conectando con la Plenitud de Bienestar” le brindan a Ana y a todos los participantes un recorrido por diferentes experiencias para integrar cuerpo-mente-espíritu en un espacio de conciencia plena en contacto con la naturaleza.

Para Irene Zamora, facilitadora de Bienestar Emocional en Kokoro, “hay muchos factores que son determinantes en el bienestar emocional, algunos de ellos son el descanso, la manera en que nos alimentamos, la actividad física, el contacto con la naturaleza, el compartir nuestros pensamientos, necesidades y emociones; la creatividad y el sentido que le damos a nuestra vida, por ello es que la misión de Kokoro es promover el bienestar”.

El bienestar es ese estado de la persona cuyas condiciones físicas y mentales le proporcionan un sentimiento de satisfacción y tranquilidad. Por ello ayudamos a que las personas consigan su máximo potencial, puedan aceptar y aprender a manejar los cambios y situaciones estresantes que nos trae la vida misma y logren vivir de una manera más consciente y feliz, asegura Irene.

Experiencias de bienestar

Patrocinio

Durante los talleres se realizan varias experiencias que incluyen:

Yoga vinyasa: La especilista en Higienismo e Instructora de Yoga, María José Mesén, invita a unir el movimiento y la respiración con una serie particular de posturas (asanas) enlazadas entre sí con el fin de crear un patrón específico y generar un flujo energético que es la herramienta de acceso a estados más profundos de autoconocimiento y conciencia plena. Conciencia plena que como dice Vicente Simon es “la capacidad humana universal y básica, que consiste en la posibilidad de ser conscientes de los contenidos de la mente momento a momento”.

Arte-Terapia: Irene Zamora dirige la sesión de arte-terapia para acompañar, facilitar y posibilitar un cambio significativo en los participantes por medio de la utilización de diversos medios artísticos, atendiendo a su proceso creativo, a las imágenes que produce y a las preguntas y respuestas que le producen. Para la Asociación Americana de Arteterapia (AATA) esta actividad “proporciona la oportunidad de expresión y comunicación no verbal mediante la implicación para solucionar conflictos emocionales y para fomentar la autoconciencia y desarrollo personal. Se trata de utilizar el arte como vehículo para la psicoterapia, ayudar al individuo a encontrar una relación más compatible entre su mundo interior y exterior”.

Terapia Forestal: Es la práctica de pasar tiempo en el bosque con el propósito de mejorar la salud, el bienestar y la felicidad. Por medio del la guía de Manuela Siegfried, terapeuta forestal de la Association of Nature & Forest Therapy, se activan durante la sesión ocho modos sensoriales. “Esta práctica es profundamente relacional, caracterizada por un sentido de conexión con el bosque, el cual conduce a una relación de reciprocidad que se convierte en un campo de sanación y una fuente de bienestar respetuosa”, asegura Manuela.

Alimentación: María José asegura que “por la importancia que merece lo que comemos y cómo lo comemos en nuestros espacios de alimentación ofrecemos comida balanceada, nutritiva libre de agroquímicos en horas que disfrutamos y conversamos para remontarnos a aquellas cálidas comidas familiares. Hacemos de la mesa un momento de conexión, un espacio de compartir y también para aprender qué y cómo comer para obtener bienestar”.

Descanso: El espacio físico donde se brinda el retiro es un finca privada con vistas al valle central, donde se utilizan espacios para compartir y meditar lo que hace que personas como Ana aprendan a estimular el bienestar tanto durante el retiro como en su vida diaria.

Para más información puede escribir a [email protected]

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Sígame

Comentarios

Comunicadora con más de 20 años de experiencia en medios y consultoría. Licenciada en Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo, Universidad de Costa Rica.

 

Acerca del autor Gabriela Zamora Sauma

Comunicadora con más de 20 años de experiencia en medios y consultoría. Licenciada en Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo, Universidad de Costa Rica.

Artículos recomendados