Patrocinio

El miedo al lobo ladrón del respirador

Superemos el miedo para reconstruir el país

El 12 de marzo publicábamos en una noticia que no era sano promover el pánico por el coronavirus. En esta nota se citaba al Dr. Pinsky quien calificaba de una reacción exacerbada la de los medios de comunicación ante el coronavirus.

Sin embargo, en Costa Rica, no fueron solo los medios de comunicación los que generaron pánico. Quienes trataron de generarlo de manera primaria y lo siguen haciendo día con día son los voceros del Gobierno.

Desde el 6 de marzo, día en que se generó el primer caso de Covid-19 en Costa Rica, los costarricenses comenzamos a recibir información atemorizante por parte del Gobierno. El lobo que más asustó a la población fue la del ladrón del respirador.

Qué ha logrado el lobo ladrón del respirador

Cuando los voceros del Ministerio de Salud se refieren a que están haciendo todo lo que pueden para que nadie tenga que ceder su respirador a otro, se aterra a la población.

El miedo a morirse ahogado por el Covid-19 porque no hubo respirador atemoriza a muchos.

Gracias al miedo al lobo ladrón del respirador, el Gobierno logró encerrar a la población en sus casas, cerró la gran mayoría de los comercios durante más de 5 meses y logró un 24% de desempleo. Estas políticas de cuarentena hicieron quebrar a miles de empresas formales e informales, y dejaron a cientos de miles de familias con hambre.

255 muertos con Covid-19 vs. 330 asesinados

Después de 22 semanas del primer caso de coronavirus, Costa Rica ha contabilizado 24.508 casos de coronavirus y 255 muertos con Covid-19 (aún no nos han confirmado si se murieron por Covid-19 o con Covid-19).

Sí, 255 muertes que son verdaderas tragedias familiares y nos duelen en el alma. Pero ¿qué se ha hecho para evitar la muerte de 330 personas que han sido asesinadas en lo que va del 2020?

Patrocinio

Todas y cada una de esas muertes duele; sin embargo, así como estamos poniendo todas nuestras fuerzas y cantidades impresionantes de dinero -que además no tenemos- para combatir el Covid-19, debemos poner igual esfuerzo y dinero (que ya tenemos) para que dejen de morir personas en manos de otras.

Son 330 tragedias que duelen más, porque no ha sido un virus sin cara ni corazón quien las mató. Ha sido una persona con nombre y apellido que se ha atrevido a quitarle la vida a otra.

¡Dejen el martillo ya!

Se hace necesaria la libertad de tránsito, la libertad de producción y consumo para reconstruir este país hoy.

Dejen las multas y el cierre de locales. Entiendan que un 24% de la población desempleada tiene más cercana la probabilidad de ejercer “trabajos” que atentan contra la propiedad y la vida de los demás.

Ya es hora de que quienes han dirigido esta campaña de terror acepten que se equivocaron con las medidas tomadas. Que sean humildes y comiencen a reconstruir el país.

Dejen de tomar medidas ilógicas como la restricción vehicular y el cierre del comercio. Dejen de pedir préstamos que luego no sabremos cómo pagar.

Pongámonos a trabajar y dejemos trabajar a todos. La verdad es que el miedo al lobo que se robó el respirador se está haciendo menos tenebroso que el ir a la pulpería y quedar tendido en media calle por una balacera o un asalto.

El miedo al lobo ladrón del respirador nos llevó al colapso pero hay que levantarse ya. Superemos el miedo para reconstruir el país.

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Latest posts by Editorial (see all)

Comentarios

 

Acerca del autor Editorial

Comunidad informativa con propósito. Informamos a la población costarricense, de forma veraz, objetiva y útil a través de una plataforma digital y redes sociales, con noticias de profundidad, producto de un periodismo investigativo y con propuestas positivas, para que sus lectores se informen y definan si pueden ayudar a resolver el problema con acciones concretas o apoyar las soluciones propuestas.

Artículos recomendados