Patrocinio

Más del 20% de pacientes de Colitis Ulcerativa presentan síntomas en su infancia o adolescencia

Su aparición está relacionada a una combinación de factores como los hábitos alimenticios, el uso de antibióticos y estrés

La Colitis Ulcerativa (CU) es una enfermedad poco conocida que puede presentar múltiples síntomas; suelen ser dolorosos y limitar la vida cotidiana de los pacientes, llegando a afectar su estado de ánimo y sus relaciones personales.

De acuerdo con el Dr. Kenneth Ernest, especialista Gastroenterólogo, en Centroamérica hay escasos o nulos estudios sobre Colitis Ulcerativa. Sin embargo, se considera que la prevalencia de esta enfermedad es de 100 de cada 100.000 habitantes en esta parte del mundo.

“Existen dos picos para la aparición de esta patología en países centroamericanos, el primero se da en adultos jóvenes entre 25 y 35 años de edad, y el segundo entre los 50 a los 80 años, aunque cerca del 20%-25% de los pacientes desarrollan síntomas durante su infancia o adolescencia”, indicó Ernest.

Causas de la enfermedad son desconocidas

Aunque se desconocen las causas de la CU, su aparición está relacionada a una combinación de factores como los hábitos alimenticios, el uso de antibióticos, estrés, entre otros. Estos factores detonan la enfermedad al combinarlos con una predisposición genética, siendo este último el factor preponderante, pues compromete el sistema inmunológico.

Patrocinio

Asimismo, según expertos, esta enfermedad puede estar en una etapa de remisión, es decir, no presentar síntomas, o bien, puede estar en la etapa de brotes, la cual afecta considerablemente la vida de los pacientes y su estado de ánimo recae, puesto que los síntomas pueden llegar a convertirse en incapacitantes.

Los pacientes pueden tener diarrea con mucosidad y sangrado, experimentar sensación constante de evacuar aunque no exista una verdadera necesidad y dolor abdominal que puede llegar a ser muy intenso.

Algunas manifestaciones extraintestinales derivadas del sistema inmunológico comprometido, y que se presentan hasta en el 36% de los casos, son daños en membrana sinovial (capa de tejido que recubre las articulaciones, las envolturas del tendón y las bolsas llenas de líquido entre tendones y huesos), que crea complicaciones importantes para el paciente con aseveraciones como artritis periférica o espondilitis.

Enfermedad aún no tiene cura

Al momento no se tiene cura para la enfermedad, pero existen tratamientos que pueden minimizar el impacto en la salud y vida de los pacientes, especialmente en las etapas donde se presenta un daño moderado o grave.

Por ejemplo el Ustekinumab (STELARA®), un tratamiento que ha mostrado una acción rápida y eficaz sostenido en el tiempo y que minimiza los efectos adversos. “La mayoría de los casos reportados en la región reciben un tratamiento a base de medicamentos orales y actualmente los llamados biológicos. Con la disponibilidad de Ustekinumab los pacientes tienen una importante opción de tratamiento, puesto que alcanza buenos resultados desde las primeras semanas de iniciada la terapia”, concluyó Ernest.

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Comentarios

 

Acerca del autor Colaboración

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

Artículos recomendados