Patrocinio

Mi día a día con Covid-19

(1) Síntomas del Covid-19 en Costa Rica podrían haberse estado recopilando desde el día 1 mediante una aplicación para ayudar a pacientes y al sistema de salud

Soy una de las más de 181.000 personas que se han contagiado de Covid-19 en Costa Rica.

Si viviese en Reino Unido sería una del 19% que presenta síntomas, pues según estudios realizados por el Departamento de Salud y Seguridad Social del Reino Unido, de quienes dan positivo en el test, el 81% no presenta síntomas en los últimos 7 días.

Quiero contar cómo fue mi día a día con Covid-19 con el fin de disminuir la ansiedad de muchos y de que si les dan un examen positivo no les embargue el miedo, sino el optimismo para superarlo con tranquilidad y paciencia.

No es ser irresponsable, ni dejar de cuidarse, ni de dejar de seguir las recomendaciones del Ministerio de Salud, pero nuestro sistema inmunológico puede defenderse más fácilmente si desterramos el miedo y buscamos soluciones.

La data en una App

Costa Rica cuenta con 5 millones de habitantes y presenta una tasa de mortalidad de personas con Covid-19 de 1,3% (2.367 fallecidos de 181.000 infectados). Sabiendo que algunos de los fallecidos no han muerto por Covid-19, sino con Covid-19, es importante manejar la data real para no crear pánico.

¿Cómo? Pienso que sería importante que cada persona positiva al Covid-19 podría llevar una bitácora en línea mediante el Expediente Digital Unico en Salud (EDUS) de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) con el fin de alimentar las estadísticas para el tratamiento de enfermos y para aumentar el conocimiento cualitativo y cuantitativo sobre la enfermedad en nuestra región.

Según me dijo la doctora que me atendió vía telefónica, del Ministerio de Salud (Minsa) iniciaron con la recopilación de data en noviembre, mientras que personeros de la CCSS me dijeron que desde febrero lo están realizando. Sin embargo, la Contraloría General de la República (CGR) cuestionó la forma en que las autoridades de Salud recolectan y dan seguimiento a los casos con Covid-19.

La Auditoría de carácter especial sobre la información de contagios y órdenes sanitarias por COVID-19 de la CGR encontró que la labor diaria para unificar la información implica que el personal de Vigilancia de la Salud realice procesos de depuración, integración y extracción en los diferentes reportes recibidos, para consolidar los datos mediante Excel. Esto aumenta los riesgos asociados a la seguridad de la información vinculados con su integridad, disponibilidad, y confidencialidad, según reportó la CGR.

Con mi caso, pude comprobar la cantidad de personas involucradas y con información diferente ya que recibí una llamada un día para levantarme la orden sanitaria, mientras que el correo me indicó otra fecha y una segunda llamada una fecha diferente.

Entiendo lo difícil que puede ser para este personal altamente comprometido y altamente calificado si no cuentan con una herramienta que tenga una única información.

¿Por qué no EDUS?

Sería genial que mediante el App de EDUS se hubiese recopilado esta data con el consentimiento de cada paciente. Por ejemplo, un estudio del Reino Unido analiza datos de 336.000 adultos que se registraron para usar una aplicación de seguimiento de síntomas. Una submuestra de 27.000 recibió un hisopo para ver si portaban el virus Covid-19. Alrededor del 9% de los que dieron positivo tenían una erupción cutánea. Gracias a la publicación de este estudio supe que uno de los síntomas que tuve fue parte del Covid-19.

Cada paciente puedo haber informado mediante una encuesta en el App si fue vacunado contra la gripe durante el último año, si tomó esteroides en los últimos 5 años, si consumió drogas, cuáles, qué medicamentos consumió, etc. Estos y otros muchos son factores que se están estudiando en otros países podrían haber dado información relevante y científica para el estudio de este y otros virus a través de EDUS.

Hay cientos de empresas exportadoras de tecnología en nuestro país que pudieron haber ayudado al Minsa y a la CCSS como responsabilidad social, sin cobrar un cinco y resguardando la confidencialidad de los datos.

Pero bueno, vamos a la sintomatología personal.

Mis síntomas diarios

Día 1: Escalofríos durante el día y la noche.

Día 2: Escalofríos, dolor de cabeza, dolor de garganta, fatiga.

Patrocinio

Días 3, 4: Escalofríos, dolor de cabeza, dolor de garganta, fatiga, temperatura de 37,2ºC, tos.

Día 5: Solo tos y fatiga.

Día 6:  Dolor de cabeza, fatiga y la tos cambió a rinitis.

Días 7, 8: Dolor de cabeza, escalofríos y rinitis. Pérdida total del olfato.

Días 9, 10: Dolor de cabeza, escalofríos.

Día 11:  Dolor de cabeza, escalofríos.

Días 12, 13: Dolor de cabeza, escalofríos, migraña y se sumaron erupciones cutáneas con picazón en la piel en dos ocasiones que se eliminaron rápidamente con corticosteroide.

Días 14 al 20: Poco dolor de cabeza, poca tos. No comenzó a regresar el olfato hasta el día 20.

Recomendaciones como paciente

A mi lado tuve un oxímetro con el fin de monitorear el nivel de oxígeno en la sangre. Esto siempre fue normal entre 96 y 99. Si hubiese caído a 92% hubiese tomado medidas como acostarse boca abajo y consultar al médico de inmediato.

Algo importante para mí fue la lectura de las recomendaciones de la Dra. Barrientos quien recomienda antivirales y antiinflamatorios desde el Día 1; y los protocolos del Dr. Kalcker sobre el Dióxido de Cloro.

Ebais de Curridabat con indicaciones para lavarse manos pero sin grifo para lograrlo.

Estoy totalmente convencida de que hay tratar la enfermedad desde el Día 1 con productos que oxigenen las células y prevengan la inflamación del sistema respiratorio. Tomando solo acetaminofén -que es lo único que están recetando en los Ebais- las cosas en algunos casos se complican…

Como paciente y con lo visto y leído sobre miles de casos, es mejor atacar la enfermedad desde el Día 1 con antiinflamatorios y antivirales manteniendo la calma, estando positiva y cambiando el miedo por optimismo.

Los Ebais

Los Equipos Básicos de Atención Integral en Salud han tenido sin ninguna duda un papel importantísimo en la salud de Costa Rica. Son un ejemplo que podrían seguir en el mundo entero.  De hecho, la atención en el Ebais de Curridabat me pareció expedita, muy buena y de primer mundo, excepto porque hay un rótulo que pide lavarse las manos y no hay dónde ni con qué hacerlo antes de entrar al recinto. Según me dicen esto lleva meses…

Por otra parte, me quedaron dudas: ¿Qué se hará la gente que tenía citas? ¿Las habrán cancelado? ¿Adónde se estarán yendo los enfermos que antes de la llegada del Covid-19 abarrotaban los Ebais? Sería bueno ir retomando el control de la salud de forma integral.

Variaciones de síntomas y secuelas

Como pude comprobar en varios casos cercanos, cada caso con Covid-19 es diferente. Por ejemplo, mi esposo solo tuvo tos y dos días de temperatura alta y luego terminó todo. Lo único que hizo fue tratarse con infusiones de ajo con limón y miel de abeja. Tomó dosis exageradas de ajo durante tres días junto con antigripal y antiviral y lo pasó como una gripe más que no tardó ni tres días.

No perdió el olfato, pero la verdad nunca lo ha tenido tan desarrollado. A mí el olfato para los olores feos no me regresó al 100% así que creo que entre todo esto algo positivo me quedó. Algo raro -que he podido corroborar con amigos que han tenido Covid-19- es la intolerancia al café por su olor y por su sabor. Sería interesante tener datos acerca de la percepción de olores y sabores pues esto también podría afectar hasta a algunas economías.

Como conclusión, creo que la recopilación de data en esta y otras enfermedades desde el Día 1 es vital para no improvisar y trabajar con los datos reales y duros.

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Comentarios

Comunicadora con más de 20 años de experiencia en medios y consultoría. Licenciada en Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo, Universidad de Costa Rica.

 

Acerca del autor Gabriela Zamora Sauma

Comunicadora con más de 20 años de experiencia en medios y consultoría. Licenciada en Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo, Universidad de Costa Rica.

Artículos recomendados