Patrocinio

La ventilación natural en el combate de las enfermedades de transmisión aérea

Por: Aldo Mauricio Acuña, periodista

Toda la política de “Quédate en casa” se desarrolló empíricamente durante la Gripe de Kansas de 1920 ( Mal llamada “Gripe Española”), observando el grado de infecciosidad que tenía la enfermedad entre los soldados que peleaban en la guerra (aglutinados en trincheras en donde el contacto persona a persona era inevitable), en hospitales poco ventilados en donde casi no había distancia entre paciente y paciente, en fábricas (en donde los empleados trabajaban uno al lado del otro), e incluso -silenciosamente-, en las casas de habitación de los inmigrantes.

En julio del año 2020, en medio de la emergencia sanitaria que produjo en muchos países la presencia del virus Sars-CoV2, el Dr. Óscar Cingolani, junto con otros 250 expertos de la Universidad John Hopkings urgieron a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a que reconociera que el virus sí es un virus de transmisión aérea; es decir, que cuando se estornuda y tose no solamente pueden viajar en las partículas de saliva, sino que se puede trasmitir también por medio de microgotas hasta 9 o 10 metros inclusive.

Al ser un virus de transmisión aérea, las reglas cambian; se hace indispensable que en todos los locales cerrados en donde hayan personas enfermas, se tengan que aplicar medidas especiales similares a las que se aplican en los entornos de salud para mantener el aire circulando hacia el exterior lo más posible; precisamente para que las gotículas de saliva en donde viajan los virus no se acumulen en el ambiente, y vuelvan el lugar infeccioso.

De hecho, según el especialista en Química Atmosférica de la Universidad de Colorado, Jose Luis Jiménez, la transmisión a través de micropartículas o “aerosoles”, es 20 veces más eficiente como difusor de un virus de transmisión aérea en espacios cerrados que el simple “estornudo y tos”; por lo que existe la posibilidad de que hasta un 75% del total de los contagios por virus Sars-Cov2 se hayan dado en lugares construidos para estar protegidos del viento y la lluvia, o mantenerse a una temperatura constante: casas de habitación, locales comerciales, templos religiosos, edificios públicos, centros de enseñanza en lugar que en la calle, por parte de otras personas que efectivamente sí se encontraban contagiadas y estornudaban y tosían.

Escuelas al aire libre: la importancia de la ventilación natural

Patrocinio

Durante la epidemia de tuberculosis de 1930, se observó que los pacientes al aire libre y al sol, mejoraban.

Así que se construyeron pabellones especiales al aire libre en las afueras de los hospitales; e incluso se construyeron escuelas al aire libre (sin paredes o con amplios ventanales), bajo el mismo concepto de que en caso que una persona estuviera infectada, los humores que exhalaba por medio de la boca o la nariz se los llevara el viento.

Cuanto aire en circulación hace falta para que un lugar sea seguro

En el documento “Ventilación natural para el control de las infecciones en entornos de atención de la salud” elaborado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en el año 2007, se lee textualmente:

“…, en las situaciones de gran producción de quanta (por ejemplo, procedimientos de alto riesgo que generan aerosoles), se calcula que la probabilidad de infección por 15 minutos de exposición en una habitación con 12 ACH (cambios de aire por hora) sería inferior al 5% ….y la abertura de las ventanas y las puertas proporcionaba una ventilación mediana de 28 ACH, más del doble de los 12 ACH recomendados en las habitaciones de presión negativa ventiladas mecánicamente…

Costa Rica tiene la gran bendición que no tuvieron los países industrializados: la capacidad de mantener una ventilación constante en casas y edificios 24/7 durante todo el año, gracias a encontrarnos en el trópico. Esto nos garantiza una propagación mucho menor de los virus cuando hay situaciones como la actual.

Si lo sabemos aprovechar: exija que haya buena ventilación en su trabajo; si viaja en el transporte público o en su vehículo particular, mantenga al menos una ventana abierta, si visita un local comercial busque que esté bien ventilado, y si va a teletrabajar hágalo con las ventanas de la casa abiertas.

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Comentarios

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

 

Acerca del autor Colaboración

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

Artículos recomendados