Patrocinio

La hipertensión se evita y se controla con buena alimentación

Disminuir el consumo de sal evitando productos ultraprocesados es vital

Por: Dra. Melania Coto Brenes, Colegio de Profesionales en Nutrición

La hipertensión es un síndrome de múltiples causas, es la elevación crónica de la presión arterial mayor a 140/90 mm Hg, se debe de medir varias veces y confirmar la elevación por un profesional de salud.

Las causas más frecuentes son la resistencia vascular y otras más que pueden ser identificables y prevenibles como: apnea del sueño, las inducidas o relacionadas a fármacos o sustancias como: estrógenos, anticonceptivos, esteroides, inmunosupresores, ingesta excesiva de sodio por medio de la sal, alcohol, antidepresivos, AINES y tabaco. La enfermedad renal crónica, síndrome de Cushing, enfermedad de la tiroides y otras causas más. de esta forma se observa como muchas personas están expuestas a padecerla y de ahí la importancia de un oportuno diagnóstico y una intervención temprana.

Patrocinio

Los síntomas más frecuentes son: dolor de cabeza, mancha en el campo visual, ruidos en los oídos, mareo, calambres, hemorragia nasal, sangrado dentro de la conjuntiva del ojo, dolor o sensación de picazón en las manos o pies, fatiga muscular, falta de aire, palpitaciones, inflamación de extremidades, dolor en el tórax, descompensaciones y pérdida del conocimiento, perdida temporal de visión. Sino se atiende a tiempo las complicaciones son muy graves como el infarto de miocardio, la insuficiencia cardiaca, enfermedad cerebrovascular asociado a trombos y hemorragias, e insuficiencia renal.

En el área de nutrición valoramos la sensibilidad a la sal, los adultos mayores, los diabéticos, las personas con sobrepeso y obesidad y todos aquellos con síndrome metabólico son muy sensibles a la sal y generalmente responden muy bien a la restricción de sal y al uso de los diuréticos que son enviados por el profesional en medicina. En términos prácticos todas las personas deben consumir menos sal, alrededor de 4 a 6 g de NaCl (Cloruro de Sodio o sal) al día o bien 2.4 g de sodio puro, con esta restricción se evitaría la hipertensión en la población en general y se lograría controlar en aquellos que la padecen.

Un dato importante es que 4/5 partes de la sal que se consume no proviene del salero sino de los alimentos procesados que necesitan el sodio como conservante, inclusive los productos dulces del mercado tienen sal.

Objetivos de la modificación en el estilo de vida

  1. Perder peso, es importantísimo determinar el IMC y que este sea igual o menor a 25 Kg/m², por cada kilogramo que se pierda se disminuye la presión arterial lo cual es una gran ayuda para el paciente. La perdida de peso disminuye el riesgo de presentar diabetes, también disminuye la concentración de triglicéridos.
  2. Cuidar el centímetro de la cintura en hombres 94 y mujeres 80, el aumento de grasa abdominal se relaciona con enfermedades metabólicas.
  3. Limitar el consumo de alcohol de manera diaria, se ha encontrado que hay una relación entre la ingesta de alcohol y el aumento de la presión arterial
  4. Reducir el consumo de sodio a 2, 3 gramos de sodio o 6 gr de sal al día.
  5. Controlar el consumo de embutidos, enlatados, alimentos con conservantes, aceitunas, nueces, maní, refrescos gaseosos, alcohol, mostazas, salsas de tomate embotelladas, mayonesas, paquetes des snacks, bacalao, salero de mesa.
  6. Detectar aditivos en la comida que contienen sodio como lo son: fosfato disódico, glutamato monosódico, benzoato de sodio, caseinato de sodio, estos se encuentran en cereales, bebidas embotelladas, sopas artículos de repostería, jugos de fruta enlatados, productos congelados.
  7. Revisar etiquetado nutricional: sin sodio menos de 5mg por ración, muy bajo en sodio menos de 35 mg por ración, bajo en sodio menos de 140 mg por ración.
  8. Mantener una ingestión buena de potasio, calcio y magnesio lo cual representan un equilibrio para el organismo.
  9. Realizar ejercicio físico iniciando con 30 minutos diario de 3 a 5 veces por semana.
  • Eliminar el fumado porque es un factor de riesgo directo para la enfermedad coronaria
  • Reducir el consumo de grasas saturadas especialmente las fuentes de colesterol que provienen de origen animal.
  • Reducir el consumo de café a 1 0 2 tazas al día, es más peligrosa la cafeína cuando se combina con estrés, alcohol o tabaco.

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Comentarios

 

Acerca del autor Colaboración

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

Artículos recomendados