Patrocinio

Meriendas saludables: la clave de un buen desarrollo

Meriendas deben contener todos los grupos alimenticios: vegetales, frutas, carbohidratos, proteínas y grasas saludables

Mantener una buena alimentación es primordial para los estudiantes, sin importar el nivel en el que se encuentren; un mejor rendimiento lo lograrán con una dieta variada que incluya todos los grupos alimenticios: vegetales, frutas, carbohidratos, proteínas y grasas saludables.

Expertos en nutrición aseguran que está comprobado científicamente la existencia de una relación entre el retraso del crecimiento y el rendimiento escolar.

Para el buen desarrollo tanto de escolares como de colegiales, Cinthya Rodríguez, doctora especialista en Nutrición, aconsejó consumir vitaminas y minerales presentes en diversos alimentos.

“Estas son cofactores de enzimas para sintetizar neurotransmisores y para el desarrollo del cerebro. En el caso del hierro, zinc, yodo, folato, omega 3, vitamina A, B6 y B12, son recomendadas para el desarrollo cognitivo”, explicó Rodríguez.

¿Cómo hacer más interesantes las meriendas?

De acuerdo con la experta en Nutrición, las meriendas se pueden hacer más interesantes incluyendo a los niños y adolescentes en la compra y preparación de los alimentos, ya que es allí donde se puede utilizar la creatividad y lograr gran variedad de meriendas.

“Podemos utilizar cortadores de galletas para obtener figuras diferenfes en los emparedados o en las frutas; darles así ese detalle especial. Además, cuando los chicos van con nosotros a la feria a comprar las frutas y vegetales, es una oportunidad para que conozcan nuevos alimentos y luego los preparen en los hogares”, detalló la doctora en Nutrición.

Patrocinio

Asimismo, aseguró que tener un menú semanal ayudará a crear meriendas diferentes para todos los días y evitar enviarles siempre lo mismo.

Alimentos esenciales en las meriendas

Rodríguez afirmó que las frutas son un componente esencial en toda merienda, así como una proteína (queso, jamón, atún), carbohidratos (pan y tortillas), lácteos (leche y yogurt), vegetales (tomate, zanahoria, lechuga y brócoli) y agua.

Entre los alimentos que recomendó evitar, se encuentran los productos empacados altos en grasas y azúcar. “Siempre es mejor preferir los alimentos hechos en casa”, dijo.

Agregó que en los hogares se puede elaborar un menú de merienda semanal, que puede ser igual tanto para escolares como para colegiales, la diferencia estará en la porción, ya que esta va acorde con la edad y requerimientos nutricionales.

Opciones que puede utilizar

Para la Máster en Nutrición Pediátrica, Katherine Asch, las meriendas que llevan los estudiantes son muchas veces subvaloradas y aunque no lo parezca, son de vital importancia para la salud.

“Tanto la merienda de la mañana como la merienda de la tarde son tiempos de comida fundamentales para lograr una alimentación equilibrada y aportarle los nutrientes necesarios al niño para un crecimiento y desarrollo adecuado”, comentó Asch.

Las galletas o snacks, según la nutricionista, son altos en graza, azúcar y sodio, por lo que deben dejarse a un lado. De lo contrario, recomendó una serie de opciones para estos entretiempos de comida:

  • Pinchos caprese: en un pincho colocar dos bolitas de queso mozzarella fresco y tomates cherry, también se puede agregar albahaca.
  • Galletas de manzana: cortar la manzana en rebanadas y agregar mantequilla de maní o almendras y pasas.
  • Humus de garbanzos con palitos de vegetales y fruta: ½ de taza de humus acompañado con palitos de zanahoria. Se puede cambiar la zanahoria por otro vegetal o trocitos de frutas.
  • Avena con frutas: ½ taza de avena con 1 taza de leche, adicionar fresas u otra fruta.
  • Pizza de queso y hongos: 1 pan pita pequeño con queso rallado, tomate y hongos, acompañado de fruta.
  • Tostada con mantequilla de maní: 1 rebanada de pan con mantequilla de maní y un banano pequeño en trocitos encima.
  • Brurrito de frijol con queso: 1 tortilla de harina de trigo con frijol molido y 1 rebanada de queso blanco.
  • Pinchos de frutas con queso: En un pincho colocar distintas frutas como: uvas, fresas, banano, kiwi y trocitos de queso.
  • Yogurt con fruta y granola: 1 taza de yogurt natural acompañado con granola y fruta en trocitos.
  • Palomitas de maíz y fruta: 3 tazas de palomitas naturales sin mantequilla, acompañada de frutas en trocitos.

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Comentarios

Periodista Licenciada en Producción de Medios de la Universidad Latina de Costa Rica. Locutora comercial formada en el Instituto Nacional de Aprendizaje.

 

Acerca del autor Marianela Sanabria Leandro

Periodista Licenciada en Producción de Medios de la Universidad Latina de Costa Rica. Locutora comercial formada en el Instituto Nacional de Aprendizaje.

Artículos recomendados