Patrocinio

Costa Rica es el segundo país con mayor obesidad de América Latina

Si los padres tienen sobrepeso u obesidad aumenta el riesgo de que los hijos presenten el problema.

El Estudio Latinoamericano de Nutrición y Salud (ELANS),  publicado en 2016,  determinó que Costa Rica es el segundo país de América Latina con mayor prevalencia de sobrepeso y obesidad.

Ante tal realidad, en el marco del Día Mundial contra la Obesidad, el Colegio de Profesionales en Nutrición (CPN) hace un llamado a los costarricenses para que mejoren los hábitos alimenticios.

El estudio también reveló que el 33% de la población de 15 a 65 años presentó sobrepeso y el  31% presentó obesidad según el Índice de Masa Corporal (IMC), o sea 2 de cada 3 personas poseen un exceso de peso.

“La incidencia de la obesidad en nuestro país ha pasado de ser una simple estadística para convertirse en “alarma” de salud pública y contrario a otras enfermedades silenciosas, está a la vista por lo que urge como sociedad hacer cambios drásticos en los hábitos alimenticios”, afirmó la Dra. Norma Meza, presidenta del CPN.

En el año 2008, según datos de la Encuesta Nacional de Nutrición, la obesidad y sobrepeso en edad escolar era de un 21%. Para el año 2016, el Censo Escolar de Peso y Talla realizado en población de 6 a 12 años de edad reveló que el 20% de los menores presentaba sobrepeso y el 14% obesidad a nivel nacional.

Patrocinio

Los detonantes de este problema, de acuerdo con el estudio ELANS, son exceso de comida, meriendas llenas de alimentos envasados, altos en grasa, azúcares, sodio y bajos en nutrientes, alto consumo de bebidas azucaradas y bajo o nulo consumo de agua, fruta y vegetales.

Las causas del sobrepeso y la obesidad están claras y el cambio debe iniciar en los hogares, adoptando hábitos alimenticios saludables, señala la Dra Meza, Presidenta del CPN.

Una población sedentaria y con malos hábitos alimenticios es caldo de cultivo para la obesidad, que a su vez es un importante factor de riesgo de enfermedades articulares y crónicas no transmisibles como: diabetes, hipertensión arterial y problemas cardiovasculares.

Para reducir la obesidad se debe evitar el consumo de productos con exceso de grasas y de dulces, galletas y golosinas.

“Cuando los profesionales en nutrición recomendamos una alimentación variada y balanceada, hablamos del  consumo de alimentos en cantidades adecuadas, de tal manera que garanticemos el aporte de nutrientes que nuestro cuerpo necesita a través de frutas, vegetales, cereales, frijoles, lácteos y carnes, siempre evitando excesos”, señaló la Dra. Meza.

Recomendaciones:

  • Comer diariamente frutas y vegetales.
  • Preferir alimentos de granos enteros e integrales.
  • Consumir carne de pollo, res, cerdo y pescado con poca grasa. Preferiblemente eliminar la grasa visible antes de cocinarla.
  • Consumir suficiente agua.
  • Evitar los alimentos que contengan grandes cantidades de azúcar, harina y grasas.
  • Establecer un horario de comidas y evitar estar “picando”.
  • Utilizar el hervido, asado, estofado y al vapor en lugar del freído como método de cocción.
  • Preferir productos lácteos bajos en grasa.
  • Preferir el consumo de frijoles, garbanzos y lentejas.
  • Mantenerse activo.
Colaboración

Comentarios

 

Sobre el autor Colaboración

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.
Patrocinio

Le recomendamos leer también

aDiarioCR.com