Patrocinio

Tierra Santa: un lugar que no deja de impresionar

Últimos apuntes de mi visita a la Tierra de Jesús, María y José (parte 3)

En esta entrega describo algunas de las vivencias que nos enseñan los caminos de Jesucristo como una de las formas de seguir más de cerca sus pasos por caminos de esta tierra de árabes y judíos.

Día 8

Escultura en las afueras de la Iglesia de San Pedro de Galicanto, sobre lo que fuera la casa de Caifás.

Hoy fuimos a la Iglesia de Sancte Petri in Gallicantu, en Monte Zion. La iglesia que recuerda cuando cantó un gallo al encontrarse la mirada de Pedro con la de Jesús y recordar sus palabras: “antes de que el gallo cante me habrás negado tres veces”.

Esta iglesia está sobre la casa de Caifás, el presidente del Sanedrín, donde tuvieron a Jesús en una celda antes de juzgarlo. La celda permanece y se puede bajar hasta ella. El Sanedrín tenía los poderes de crear las leyes y aplicarlas para los judíos.

Iglesia de San Pedro Galicanto

Cuando había alguien que transgredía una ley judía se presentaba ante el Sanedrín que era un edificio junto al Templo de Jerusalén. Sin embargo, este juicio fue totalmente ilegal porque no solo no había salido el sol y no fue en el lugar en el que el Sanedrín debía funcionar, sino al otro lado del torrente Cedrón en la casa de Caifás; además no hubo defensa, sólo acusadores que lo culparon por decir que era rey de los judíos.

Algo impresionante que nos comentó Silvia, la guía judía, es que una campesina francesa Marta Robin, quien jamás salió de su cama en Francia y quien revivía semanalmente la pasión, describió exactamente este lugar en la casa de Caifás.

Escalinata que baja del Monte Zión hacia el Valle del Cedrón.

Al salir de la Iglesia de San Pedro Gallicanto, se puede apreciar la calle de Jerusalén de hace 2000 años que unía el Cenáculo en el Monte Zion con el Huerto de Getsemaní en el Monte de los Olivos. Por esta misma calle pasó Jesús dos veces el día de su pasión.

Tuvimos la gran dicha de asistir a la Santa Misa en el Cenaculín. Esta es la capilla más cercana al Cenáculo donde Jesús celebró la Última Cena, el día de Pascua (el 14 de Nissan) y el mismo lugar en el que se dio Pentecostés. El Cenáculo es el segundo piso de una casa de un amigo de Jesús, que algunos escritos llaman Juan Marcos, el evangelista.

Después de resucitado, Jesús se presentó ante sus apóstoles por lo menos dos veces en el Cenáculo. Sin embargo, visitar el Cenáculo para los cristianos puede resultar triste, pues fue destruido en el año 70 por los romanos. Solo permaneció la cueva que durante cuatro siglos albergó a una comunidad judeocristiana escondida debajo de lo que pudo haber sido la edificación del Cenáculo. Actualmente, parte de la construcción es de la época de los cruzados (y se pueden ver en un par de columnas los pelícanos que representan a Jesús). Desde 1187 cuando los cruzados perdieron la batalla contra Saladino, los musulmanes convirtieron el Cenáculo en mezquita y la usaron hasta el 14 de mayo de 1948 cuando se creó el estado de Israel y quedó en manos del estado Israelí.

Cenáculo ubicado en un II piso en lo que fuera una casa de un amigo de Jesús.

Así que hoy en día es una gran sala con vestigios de mezquita y sin elementos cristianos. Una familia musulmana reclama hoy su propiedad, Israel la posee y los franciscanos aseguran que ellos la habían comprado antes. Así, en el lugar en que se realizó la primera Misa no se puede celebrar.

Algo muy importante es que en el primer piso del Cenáculo se encuentra una Sinagoga en la cual se dice que está enterrado el Rey David. Por lo cual para los judíos, cristianos y árabes el lugar es de gran importancia.

De hecho, en los minutos en los que estuvimos ahí hubo un breve altercado entre un grupo de cristianos ortodoxos egipcios, con otro que tenía una guía judía y otro con un guía árabe. Cada uno trataba de hablar más alto para poder dirigirse a su grupo y con los cantos de los egipcios el lugar se tornó en una verdadera guerra de volúmenes.

Basílica de la Dormición de María en Ciudad Vieja de Jerusalén.

El Monte Zion siempre fue muy importante para judíos y cristianos. Acá Santa Helena mandó a construir la Basílica Santa Zion, en el Siglo IV, y esta fue destruida en el siglo VII. Cuando los cruzados llegaron a Tierra Santa (siglo XII) construyeron en el mismo lugar dos iglesias: una para el Cenáculo y otra para María. Sin embargo, esta última fue destruida por los mamelucos en el siglo XIII. A principios del siglo pasado, los turcos le dieron el terreno a los monjes benedictinos quienes construyeron en 1925 la Basílica de la Dormición de María.

Y es que aunque María se fue con San Juan a Éfeso, ella luego volvió a Jerusalén y se quedó viviendo en el Cenáculo con varios apóstoles. Hay una tradición que dice que del Cenáculo fue asunta al cielo y es por ello que los benedictinos construyeron acá la Basílica de la Dormición.

Después de visitar la Iglesia de la Dormición de María, caminamos por el Cardo Romano, antiguo mercado de la época romana en el Barrio Judío de la Ciudad Vieja de Jerusalén. Visitamos la plaza de la Sinagoga donde se encuentra la menorá que estará en el tercer templo de Jerusalén, según los deseos de los judíos.

Día 9

Iglesia de San Lázaro en Betania.

Nos fuimos para Betania, hoy al-Eizariya, a la casa de los amigos de Jesús; Marta, María y Lázaro. Bajamos a la tumba de Lázaro y visitamos la Iglesia de Lázaro bajo el cuidado de los franciscanos. Este lugar en Palestina está lleno de mezquitas, tiendas árabes con el perfume que usó María para perfumar los pies de Jesús y de bellas tradiciones de los amigos de Jesucristo.

Maqueta de Masada
Patrocinio

Nos dirigimos al desierto de Judea, al Parque Nacional Masada: ¡Impresionante! El primer fuerte fue construido, según Flavio Josefo (historiador judío del siglo I), por el rey Hasmoneo (103-76 aC). Herodes lo eligió como refugio frente a sus enemigos y construyó su palacio de invierto en el una meseta a 450 m sobre el nivel del Mar Muerto (450 mbnm). Después de la muerte de Herodes (4 aC) y la anexión de Judea el imperio romano (6 aC), una pequeña guardia romana se instaló en el lugar. Los últimos rebeldes judíos que salieron de Jerusalén después de su destrucción (70 dC) se instalaron en Masada, allí construyeron la sinagoga, baños rituales y mantuvieron en el lugar una vida comunitaria hasta que llegaron los romanos.

Parque Nacional Masada, donde fuera el último reducto de los rebeldes judíos ante el Imperio Romano en el año 74.

Según Flavio Josefo, cuando ya sus 960 habitantes perdieron la esperanza de ganar la batalla fueron convencidos por Elazar ben Yair de morir por sus propias manos y no vivir una vida de vergüenza como esclavos. Por lo que al caer Masada, y llegar a su fin la conquista de Judea por los romanos solo encontraron a dos mujeres y cinco niños quienes contaron lo ocurrido en el mes de Nisán del 74 dC.

Parque Nacional Qumrán, cerca del Mar Muerto.

Luego visitamos el Parque Nacional Qumrán donde pastores beduinos hicieron en 1947, sin darse cuenta, uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes de la historia: 7  rollos del Antiguo Testamento guardados ahí por los Esenios durante aproximadamente 2000 años. El Padre R. de Vaux y arqueólogos franceses  excavaron la zona y encontraron muchos rollos más.

Parque Nacional Qumrán, donde se han encontrado más de 900 rollos del Antiguo Testamento y escritos de los Esenios.

Los Manuscritos del Mar Muerto fueron escritos y guardados por los Esenios, una secta judía que se alejó del Templo de Jerusalén y a ella perteneció Juan el Baustista durante algún tiempo según cuentan los mismos manuscritos que hablan sobre la vida diaria de los Esenios, sus costumbres y tradiciones.

Los más de 900 manuscritos (250 aC – 66 dC) se conservaron espectacularmente y han sido estudiados y siguen abriéndose en estos momentos con la última tecnología de la “La Capilla del Libro” del Museo de Israel. Son el Antiguo Testamento completo más antiguo hasta ahora encontrado, además de libros apócrifos y textos de la vida de los Esenios o los Hijos de la Luz (como se hacían llamar) en esa comunidad.

Día 10

Hoy visitamos el Museo de Israel y el Museo del Holocausto.

No hay palabras para explicar lo interesante de la historia de la humanidad, así como las atrocidades cometidas por la misma.

Museo de la Historia del Holocausto en Jerusalén.

Luego visitamos la Ciudad de David. Donde comenzó Jerusalén cuando David la conquista alrededor del año 1000 aC. Esto lo hizo al encontrar el acueducto de los hasmoneos e introducirse a la ciudad como dice la Biblia “por sinnor”. Nos introdujimos por el canal de agua hasta llegar la piscina de Siloé. Fueron 20 minutos de camino en un tubo de 50 cm de ancho con agua por los tobillos, con oscuridad total cortada por un solo foco. No apto para claustrofóbicas.

Casa de Ahiel en la Ciudad de David.

En la Ciudad de David, mientras se avanza en los descubrimientos arqueológicos se puede visitar lo que descubriera un arqueólogo inglés en el siglo XX, y lo que hasta hace tres años una arqueóloga encontrara como lo que fue el palacio del Rey David.

Aderezos y especias en el Mercado de Israel.
Semillas, frutas deshidratadas y vegetales en el Mercado de Israel.

Terminamos el día en el encantador mercado de Israel donde se suman frutas, vegetales, postres, especias, postres árabes, y un sin fin de delicias que hacen de las ensaladas de Israel las mejores del mundo. 

Día 11

Puerto de Cesarea en Haifa.

Hoy nos fuimos hacia el norte hasta el puerto de Haifa. Visitamos en Cesarea otro de los cinco palacios de Herodes el Grande. Acá los persas gobernaron del 586 al 332 aC, luego los helenísticos, los hasmoneos y entre el 37 aC y el 4 dC Herodes mandó a construir una gran ciudad puerto en honor a su patrón Octavio Augusto Cesar, la cual contaba con un anfiteatro, hipódromo y acueductos con piscinas de agua dulce dentro del mar.

Puerto de Cesarea en Haifa. En época de Herodes el Grande se construyó un acueducto y piscinas de agua dulce dentro del Mediterráneo.

Nos dirigimos ahora hacia el Monte Carmelo donde el profeta Elías reunió 12 piedras (una por cada tribu de Israel) con las cuales reparó el altar para Dios. La orden religiosa católica de los Carmelitas fundada en el S. XII. Según la tradición carmelita, el 16 de julio de 1251 la imagen de la Virgen del Carmen se le había aparecido a San Simón Stock, superior general de la Orden, a quien le entregó sus hábitos y el escapulario, principal signo del culto mariano carmelita.

Jardines en el Monte Carmelo del Centro Mundial Bahai.

En la falda del Monte Carmelo se encuentra el Santuario del Báb, rodeado por 18 terrazas de jardines bellísimos, fundador de la Fe Bahai, entre el siglo XIX y XX en Persia. La montaña es el lugar de peregrinación para los bahais.

Así termina nuestro caminar por esta tierra de religiones donde la paz se respira a pesar del ser humano.

Parte 1: https://adiariocr.com/opinion/mi-viaje-a-tierra-santa/
Parte 2: https://adiariocr.com/opinion/mi-camino-por-tierra-santa/

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Sígame

Comentarios

Comunicadora con más de 20 años de experiencia en medios y consultoría. Licenciada en Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo, Universidad de Costa Rica.

 

Acerca del autor Gabriela Zamora Sauma

Comunicadora con más de 20 años de experiencia en medios y consultoría. Licenciada en Ciencias de la Comunicación Colectiva con énfasis en Periodismo, Universidad de Costa Rica.

Artículos recomendados