Patrocinio

Metamorfosis corporal

La posición física se ve amenazada cada día más con el surgimiento de algunos años de medios electrónicos

Por: Ernesto González, Licenciado en Ciencias Pedagógicas

No cabe duda de que el ser humano ha venido evolucionando en cientos de años a partir de la edad de piedra.

La posición física que se ha visto y se ve amenazada cada día más con el surgimiento de algunos años de medios electrónicos como: el uso de celulares, tabletas y relojes inclusive. Estos aparatos nos obligan a observar ya no de frente, sino de forma inclinada; es decir, en ángulos que oscilan – tomando al suelo como eje x, y nuestro cuerpo como eje y, para un ángulo de 90 grados – entre 89 a 0 grado, sin exageración.

¿Cuál daño médico puede ocasionar en las personas esta posición casi permanente en la vida cotidiana? Indagando e investigando en la propia web, encontramos la denominada neuralgia occipital, la cual se manifiesta con un dolor agudo e intenso en la parte posterior de la cabeza o el cuello, hecho que puede generar lesiones crónicas al mantener durante mucho tiempo el cuello extendido.

A lo anterior, se suman determinados vínculos de la neuralgia, con otras patologías como son: osteoartritis, tumores en el cuello, enfermedad del disco cervical, inflamación de los vasos sanguíneos y diabetes. Otros daños en la salud también pueden ser: inflamación de los tendones y el síndrome del túnel carpiano, determinado por el uso excesivo de las manos al teclear.

Patrocinio

¿Quiénes son los más amenazados de todo esto? Los jóvenes que se desconcentran constantemente ante una pantalla pronta a iluminarse, mostrando una imagen, un texto, una llamada en modo silencio o un simple comercial. Ante cualquier modalidad o variante, genera que los mismos interrumpan lo que vienen haciendo ¿manejando un vehículo?, ¿en el refrigerio con las amistades o cena con la familia?, donde realmente en todos los casos – unos muy peligrosos como estar detrás de un timón – existe una falsa comunicación que abarca errores u horrores ortográficos, uso de iconos, textos que se interrumpen constantemente, que resultan insípidos, sin sabor alguno.

La situación es mucho más dramática cuando la conexión se establece en un aula de clase, – tenemos conocimiento que hay países del primer mundo que han prohibido el uso de celulares en los colegios – donde el docente debe hacer magia para poder desarrollar sus actividades programadas con incorporación de herramientas tecnológicas inclusive en pro del aprendizaje.

Es obvio que no podremos como personas en la vida cotidiana – y posiblemente más en un futuro a corto y mediano plazo – contrarrestar la tecnología, pero sí debemos pensar en cómo regularla, como hacerla oportuna para el momento oportuno.

A pesar de que muchos medios – celulares, tabletas, computadoras, relojes – nos han permitido reducir distancias, a través de una fría pantalla para comunicarnos, realmente un mal manejo de los mismos nos están amenazando con la antítesis: la falta de la comunicación.

Según un estudio realizado por una empresa famosa de elaboración de software para medios tecnológicos, todos sus usuarios desbloquean sus celulares aproximadamente 80 veces al día. Lo que traduce a unas cinco horas en la pantalla.

¡Realmente es un escenario bien preocupante! ¿Estás de acuerdo con lo aquí plasmado?, ¿cuál es tu experiencia como usuario o como docente?

Colaboración

Comentarios

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

 

Sobre el autor Colaboración

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

Le recomendamos leer también

aDiarioCR.com