Patrocinio

Límites del 39% y 55% en tasas de interés no serán retroactivos

Diputados aseguran que tope es necesario para combatir abusos, aunque el proyecto inicial solicitaba un tope de más bajo

Diputado David Gourzong y Welmer Ramos

“Soy padre de cuatro hijos, siempre he luchado desde muy pequeño con muy muy bajos recursos, cuando inicié a trabajar mi primer proyecto no fue seguir estudiando si no construir la casa a mis padres, o comprar un terreno para tener mi propia casa”, contó Edwin Solano en una carta dirigida a aDiarioCR.com.

“Cuando logré comprar mi terreno inicié mi casa, lo que me llevó a endeudarme para poder terminarla. Al estar trabajando en un banco privado me ayudaron a refundir deudas y a adquirir un crédito de ¢16 millones, monto que podía pagar bien. Pero después quedé desempleado y este mismo banco me eliminó mi tasa de empleado preferencial y me aumentó cuatro tantos con tasa de interés en dólares”, dice el escrito.

Actualmente el crédito de cuota mensual de Solano es de US$430 (¢250.000). Con la adquisición de tarjetas de crédito y un crédito personal, paga también ¢250.000 a un banco privado por el crédito hipotecario, ¢25.000 de una tarjeta de un banco público (deuda de ¢560.000), ¢100.000 de una tarjeta de crédito de un banco privado (deuda de ¢1.500.000) y ¢90.000 de otra tarjeta con otro banco privado (deuda de ¢1.300.000), con un salario de ¢500.000.

“Hoy la verdad solo Dios sabe cómo hago con una y otra cosa pagando un poquito de un lado para darle vuelta a una tarjeta con otra y así sucesivamente, he buscado ayuda y el resultado es que mi salario no califica para refundir la deuda, por mi salario de ¢500.000. Busqué a una cooperativa y tampoco, entonces mi pregunta es ¿cómo es que para endeudarme fue tan fácil y para salir es tan difícil? ¿Cómo califiqué para tres tarjetas de crédito y ahora con ninguno de los que me prestó puede refundir deudas?”, concluyó Solano.

Como él hay miles de costarricenses con créditos similares, una situación que pretende aliviar el proyecto de ley 20.861, que fue aprobado en primer debate por 50 diputados este lunes.

La iniciativa busca fijar una tasa máxima del 39% anual para todos los créditos, excepto los microcréditos -que sería de 55% anual-, no obstante, no será retroactivo. Es decir, servirá para disminuir casos como el de Solano por medio de tasas no tan altas, pero a él que ya tiene las deudas, no le funcionará.

Proyecto castigará la usura

De ser aprobada en segundo debate, esta iniciativa propuesta por los diputados Welmer Ramos del Partido Acción Ciudadana y David Gourzong del Liberación Nacional, pondría en práctica el artículo 243 del Código Penal que castiga la usura a quienes cobren más de las tasas fijadas.

“En un momento de tanta incertidumbre para miles de familias costarricenses, esta ley evitará que esclavicen financieramente a más costarricenses a tasas de interés excesivamente altas, quienes tendrían que trabajar el resto de sus vidas para simplemente pagar deudas”, comentó el diputado Ramos.

Patrocinio

Por su parte Gourzong manifestó: “Avanzamos hacia la justicia financiera y social. Con la aprobación en primer debate, estamos más cerca de colocar el eslabón que falta para completar el marco jurídico que permita la regulación de la usura de manera efectiva y para que la ley penal opere a favor de los consumidores”.

“La experiencia internacional nos indica que la regulación de la usura se da en países desarrollados como Alemania, Francia, Canadá, Australia, Italia, Holanda, Bélgica, Colombia, Estados Unidos, entre otros lugares que mantienen restricciones diferenciadas y con consecuencias legales distintas”, añadió el verdiblanco.

Banco Central y SUGEF pretendían topes más altos

En el proyecto se acordó una tasa menor que la que sugirieron el Banco Central, la Asociación Bancaria Costarricense (ABC) y la Superintendencia General de Entidades Financieras (SUGEF), 57% y 45% respectivamente.

De acuerdo con la directora ejecutiva de la ABC, María Isabel Cortés, “el tope establecido provocaría la exclusión de cerca de una tercera parte de las personas con tarjeta de crédito”.

Con respecto al caso de Solano, Cortés respondió: ¿por qué fue tan fácil que me dieran tres tarjetas de crédito que no puedo pagar y ahora no me ayudan a salir de esas deudas?

Diputados aseguran que tope es necesario

De acuerdo con el diputado Carlos Avendaño, miembro de la Comisión de Asuntos Hacendarios, “Restauración Nacional siempre ha apoyado frenar la usura. Luchamos en comisión porque ese tope máximo fuera fijado por una fórmula científica y que diferenciara los productos del mercado, de forma tal que no genera exclusión”.

También el frenteamplista José María Villalta señaló que este es un importante paso en la lucha contra los abusos en el sector financiero y en defensa de los derechos económicos de las personas deudoras.

Según Ramos, “lo ideal hubiera sido una tasa máxima más baja, pero en una Asamblea Legislativa con tantas fracciones, agendas e intereses, se debe negociar y generar consensos para que puedan avanzar estos proyectos. Hoy es un día histórico para Costa Rica”.

José María Figueres, expresidente de la República, por medio de sus redes agradeció y felicitó a los diputados por promover una ley que regule la usura. “Conviene ahora emprender otra lucha por orientar el crédito hacia la producción y no el consumo. La SUGEF y los bancos deben sacudirse y liderar este esfuerzo”, acotó.

También le puede interesar: Proyecto de ley para regular tasas de usura avanza al Plenario

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Comentarios

 

Acerca del autor Marianela Sanabria Leandro

Periodista Licenciada en Producción de Medios de la Universidad Latina de Costa Rica. Locutora comercial formada en el Instituto Nacional de Aprendizaje.

Artículos recomendados