Patrocinio

Instituto de atención de personas con discapacidad busca ayuda para construir centro

Por error la Municipalidad de San José donó la propiedad donde se ubicaba el Instituto Andrea Jiménez

El Instituto Andrea Jiménez busca la colaboración de la ciudadanía para construir un nuevo centro de atención, luego de que la Municipalidad de San José, donara por error la propiedad donde se ubicaba.

La función del Instituto ha sido durante 48 años, brindar oferta educativa integral a niños, niñas, jóvenes y personas adultas mayores con discapacidad, como terapias, educación musical, artes plásticas, equinoterapia, destrezas acuáticas y apoyo en el área psicosocial.

Con el desalojo del Instituto, más de 80 personas usuarias, entre los 0 y 65 años de edad, junto a sus familias, son afectadas.

“Nuestro personal tiene una verdadera vocación y nuestro objetivo y lucha, es que la población que recibimos y por ende, sus familias tengan una oportunidad de estar mejor, de tener una mejor calidad de vida”, manifestó Kenia Chacón Espinoza, directora académica de la institución.

Por esta razón, Chacón comentó que ya iniciaron un proceso de búsqueda de otro terreno para construir un nuevo centro; sin embargo, necesitan la colaboración de las autoridades para lograrlo en un tiempo prudencial sin provocar afectación a las personas usuarias.

Patrocinio

Asimismo, están en la búsqueda de nuevas instalaciones, por lo que las empresas o personas que deseen colaborar, pueden hacerlo por medio de las cuentas bancarias del Banco Nacional: cuenta cliente 1500010011653951, cuenta IBAN CR50015100010011653951. También cuentan con la opción de Sinpe Móvil: 8936-2888, a nombre de la Fundación Andrea Jiménez, cédula jurídica 3006018998.

Padres angustiados por situación

Mariana Castro, de 32 años de edad, recibe estimulación y apoyo en el Instituto. Ella tiene síndrome de down, y participa en deportes, manualidades y tareas cotidianas, como cocinar su propia comida.

“El movilizarnos a otro lugar significa incurrir en un presupuesto con el que no contamos, porque no tenemos carro, pero sin duda iremos hasta donde sea con tal de que Mariana siga en el Andrea Jiménez. Ellos definitivamente se han convertido en su segunda familia; por su edad y tiempo acá de 6 años, no es sencillo que logre integrarse a otro centro educativo”, comentó el papá de la usuaria, Manuel Castro.

Sofía Rosales es otra de las personas que reciben atención en la institución. En este caso, la usuaria nació con el Síndrome Phelan McDermid, una enfermedad rara que produce retraso mental profundo, epilepsia, microcefalia, ausencia del lenguaje, autismo e hipotonía.

De acuerdo con el papá de Sofía, Kenneth Rosales, “si tuviéramos que pagar todas las terapias por aparte, no nos alcanzaría el presupuesto; además, el amor, la vocación y la atención con la que la tratan no tiene precio”.

Actualmente la institución atiende a personas con Síndrome de Down, Ataxia telangiectasia, Microcefalia, Parálisis Cerebral, Síndrome Phelan McDermid, Síndrome Trisomía parcial del cromosoma 11, Espectro Autista, entre otros.

Marianela Sanabria Leandro
Sígame

Comentarios

Periodista Licenciada en Producción de Medios de la Universidad Latina de Costa Rica. Locutora comercial formada en el Instituto Nacional de Aprendizaje.

 

Sobre el autor Marianela Sanabria Leandro

Periodista Licenciada en Producción de Medios de la Universidad Latina de Costa Rica. Locutora comercial formada en el Instituto Nacional de Aprendizaje.

Le recomendamos leer también

aDiarioCR.com