Patrocinio

Por qué todavía debe hacerse tacto rectal para detectar el cáncer de próstata

Ante tantos avances científicos y médicos por qué el tacto rectal sigue siendo la forma de prevenir el cáncer de próstata

Hoy es posible para un médico ver y conocer el estado de casi cualquier parte y órgano interno de nuestro cuerpo gracias a las radiografías, ultrasonidos, resonancias magnéticas, tomografías y gammagrafías.

No obstante este gran avance tecnológico, todavía hay exámenes que deben hacerse manualmente. Con el tacto. Tal es el caso del tacto rectal, el temido examen para la detección del cáncer de próstata en los hombres.

Por qué el tacto

Porque esta glándula es un órgano redondo, que puede tener diversos tamaños y que es atravesado por el canal de la orina.

Cuando se empieza a desarrollar un cáncer de próstata, lo que sucede es que aparece una protuberancia, la cual puede iniciar con un tamaño similar al de un granito de arroz. Entonces, lo que el urólogo hace en el examen, es palpar su superficie, ubicada en la parte anterior del recto, donde ocurren el 70% de casos de este cáncer, de manera que pueda sentir una eventual protuberancia en alguna parte.

“Nosotros lo que hacemos es buscar alguna pelota en la próstata, que es regular y suave. Este examen no va a cambiar, porque en salud y en medicina siempre es primordial examinar al paciente”, explicó la uróloga Dra. Andrea Guevara.

Con el tacto rectal se pueden detectar variaciones que generan la sospecha de cáncer, estos cambios pueden ser: bultos o alteraciones en la superficie; un aumento de la consistencia y cambios en los bordes de esta glándula.

Patrocinio

En Costa Rica, se estima que uno de cada siete hombres puede llegar a tener cáncer de próstata. Asimismo, uno de cada 16, podría morir por esta enfermedad. De hecho, solo en el año 2020, ocurrieron 445 muertes por su causa.

Además, en nuestro país, el cáncer de próstata está entre las tres formas de cáncer más comunes en hombres y entre las que más muertes causan, junto con el gástrico y el colorrectal.

¿Es suficiente con la Prueba de Antígeno Prostático Específico (PSA)?

Don Rodolfo Madrigal, de 62 años, es un sobreviviente de cáncer de próstata, quien luego de confirmar su diagnóstico con una biopsia y de investigar las opciones que tenía, decidió erradicar el problema del todo eliminando su próstata con una cirugía.

Don Rodolfo recuerda que durante mucho tiempo llevó “en regla” -como él mismo dice- el examen del antígeno prostático, cuyas mediciones llevaban un ritmo normal. No obstante, de repente, los valores se elevaron mucho.

“Reconozco que me había descuidado un poco, aunque sí me había hecho el tacto rectal un par de veces, la última vez, el Dr. me dijo que no me descuidara porque me había sentido la próstata un poco dura. Luego de eso pasaron dos años sin hacerme el examen”, recuerda.

Fue en el 2012, a los 53 años, cuando el antígeno prostático tuvo ese “salto elevado”. Luego de esos dos años, tuvo que hacerse un nuevo tacto rectal y “sintieron que había problemitas ahí”. Luego vino la biopsia y el diagnóstico de cáncer.

La PSA es un examen de sangre que mide, precisamente, los valores de la proteína antígeno prostático que produce la próstata. Entre más alto sea el valor de la PSA, más probabilidades hay de que haya cáncer; sin embargo, no es un resultado definitivo porque otros factores pueden también causar PSA altas. Tales factores pueden ser agradanmiento de la próstata u otros problemas comunes de esa glándula.

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Comentarios

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

 

Acerca del autor Colaboración

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

Artículos recomendados