Patrocinio

Una moda empoderada

La moda es aquella que no se preocupa por mostrar más piel, sino la esencia de la persona

Por: Lauren Odio, estudiante de Administración de Moda, SCAD

Una de las experiencias más gratificantes en mi vida ha sido la de crear un campamento de moda para chicas adolescentes. Eran las vacaciones de verano y me encontraba con dos jóvenes universitarias planeando el sinfín de actividades para este evento. El tiempo parecía que no alcanzaba con tanto quehacer, pero sin duda logramos las metas acometidas.

La idea del campamento surgió por una pasión bastante fuerte hacia la moda, pero también por una necesidad clara de comunicar la importancia de esta, no como un tema superficial, sino como una parte intrínseca del ser humano.

El contenido del campamento se centró en la importancia de cómo en la moda es fundamental conocer nuestra identidad. Resulta imprescindible tener una idea clara de quiénes somos y sabernos personas auténticamente distintas con talentos, habilidades y características diferentes en un mundo donde todos desean lucir de alguna manera determinada.

Cada persona posee un estilo propio, el cual tiende a ser un reflejo de su personalidad, por ende, al elegir una prenda, es fundamental ser conscientes del mensaje que estamos comunicando sobre nosotros mismos.

Moda adolescente

En una etapa de la vida tan crucial como lo es la adolescencia, es importante reforzar cómo el conocimiento propio también implica respeto, amor y cuidado hacia nuestro cuerpo. Actualmente existe en redes sociales un movimiento de positivismo corporal y auto-aceptación, el cual ha creado una reacción muy positiva en la sociedad.

Aceptar quiénes verdaderamente somos con imperfecciones, cualidades físicas distintas y sabernos como excepciones de la “norma” ha constituido una oportunidad para lograr una mayor universalidad en la industria de la moda y belleza. Dicho lo anterior, es imprescindible que el amor, cuidado y aceptación personal se encuentren ligadas al respeto por la dignidad de un cuerpo sano que está hecho para acoger un alguien.

Patrocinio

En el artículo de Forbes “What It Really Means To Dress For Success”, la autora Carol Kinsey Goman expone cómo lo que utilizamos envía un mensaje al mundo. En este artículo, ella comenta: “La ropa crea una fuerte manifestación visual sobre cómo nos vemos a nosotros mismos”. Sin duda, la moda no solamente posee una función de abrigo, sino también puede ser una herramienta de comunicación para transmitir un mensaje de nuestra esencia a los demás.

La primera impresión es otro elemento fundamental a la hora de elegir alguna prenda. Según la autora “La ropa tiene un efecto en el que la utiliza y el que la observa”, es decir, existe una reciprocidad de comunicación, un intercambio de reacciones y emociones en nosotros mismos y los demás.

Hipersexualización

Hoy existe una realidad -la cual se ha expandido de manera exponencial- entre chicas adolescentes y es la cultura hipersexualizada de ellas en redes sociales.

La tendencia en la cual, numerosas jóvenes, exponen sus cuerpos de manera provocativa, erótica y con pocos atuendos se ha vuelto común, generando una ola que crece en los círculos de amistades. Al volver al artículo de Forbes, me quedo con varias dudas: ¿Será que las chicas publican estas imágenes provocativas para poder tener mayor auto-aceptación? O tal vez ¿lo que ellas comunican, será lo que verdaderamente creen que son?

Es fundamental recordar que lo que utilizamos comunica un mensaje claro a los demás sobre quiénes somos y cómo nos percibimos. Si bien es cierto, somos libres de elegir lo que queremos transmitir al mundo, también debemos ser conscientes que somos responsables de los mensajes que comunicamos por medio de nuestros atuendos y actitudes.

Como personas tenemos una identidad que nos hace auténticas e individuales. Poseemos características físicas diversas e imperfecciones que forman parte de quienes somos y quienes queremos ser. Somos personas con capacidad de amar, con anhelos y proyectos, todo con el fin de sacar lo mejor de nosotros mismos. Es por esto que la moda no solamente se limita a lo que utilizamos o cómo nos vemos, sino también cuán reales somos y qué es lo que deseamos con ardor mostrar al mundo.

Transmitir pasión por la moda

Sin duda alguna el campamento ha sido una de mis mejores experiencias debido a que surgió por un deseo ardiente y apasionado por enamorar a chicas adolescentes de una moda empoderada. Una moda que fortalece, distinta y con sentido. Un estilo de moda en la que la chica lucha por ser auténtica, se esfuerza por entender su sentido en el mundo y se arriesga a comunicarlo a los demás por medio de lo que utiliza siendo fiel a lo que verdaderamente es y a sus principios.

Una moda empoderada busca lo mejor de los demás, influye en el ambiente y no se detiene con el tiempo. Más bien se adelanta al tiempo. Finalmente, la moda es aquella que no se preocupa por mostrar más piel, sino por mostrar la esencia de la persona.

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Latest posts by Colaboración (see all)

Comentarios

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

 

Acerca del autor Colaboración

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

Artículos recomendados