Patrocinio

La alimentación de los trabajadores

Por: Karol Delgado, Colegio de Profesionales en Nutrición

Una de las enseñanzas que nos debe dejar la crisis COVID-19 se relaciona con los nuevos hábitos alimenticios que debemos adoptar, partiendo de que la alimentación es un componente esencial de nuestro desempeño como trabajadores.

Según datos del Colegio de Nutricionistas, la dieta de los trabajadores costarricenses está compuesta por productos industrializados altos en grasas y azúcares, y un bajo consumo de frutas, vegetales y agua. Estos inadecuados hábitos alimenticios y la falta de actividad física, desencadenan en padecimientos como sobrepeso, obesidad y enfermedades crónicas que representan no solo problemas de salud en el trabajador sino también problemas para las empresas que ven reducida su mano de obra por el ausentismo y aumentadas incapacidades.

Patrocinio

Una alimentación saludable en el trabajo es aquella que aporta todos los nutrientes esenciales y la energía necesaria para que cada trabajador se mantenga sano.  Sin embargo, existen diferentes factores que inciden negativamente en ella, por ejemplo, jornadas laborales extensas, el estrés laboral, la ausencia de lugares apropiados para ingerir alimentos, la dificultad de poder adquirir alimentos saludables, entre otros.

Este ambiente permite que muchos trabajadores consuman alimentos poco saludables en cantidades inadecuadas y de forma rápida, provocando problemas digestivos, falta de energía, aumento o disminución de peso, alteración en los niveles de glucosa y lípidos en la sangre; aumento del estrés, incremento en la presión sanguínea, afectación del sistema inmunológico y padecimientos a mediano y largo plazo como enfermedades cardiovasculares.

Por eso, en tiempos de crisis sanitaria como la que vivimos, queremos celebrar el Día del Trabajador ofreciendo algunas recomendaciones para que las personas que están laborando normalmente y las que están en teletrabajo logren mantener una alimentación saludable:

  • Cumplir con los tiempos de comida, de manera que haya un aporte adecuado de nutrientes durante la jornada laboral y se evite la falta de energía o problemas digestivos. Durante el día se recomienda realizar el desayuno, merienda de la mañana, almuerzo, merienda de la tarde y cena.
  • Reducir el consumo de grasas saturadas, azúcar y sodio.
  • Aumentar el consumo de frutas, vegetales, cereales integrales, carnes magras y grasas saludables.
  • Llevar alimentos preparados en casa para los diferentes tiempos de comida, de esta forma se favorezca el consumo de alimentos más balanceados.
  • Los trabajadores deben contar con un espacio adecuado donde puedan ingerir sus alimentos, es importante dedicar tiempo a la alimentación y no comer y trabajar a la vez.
  • Si está en teletrabajo, se deben respetar los horarios de comida establecidos al igual que en su lugar de trabajo, comer despacio y evitar el uso de la computadora o celular, para que pueda disfrutar de la comida y aprovechar mejor los nutrientes.
  • La hidratación es importante, en la oficina o en su casa; coloque una botella de agua en la mesa de trabajo.
  • Si en la casa tiene la tentación de estar “picando” que sean snacks saludables, tenerlos en un recipiente pequeño. No se aconseja tomarlos directamente de la bolsa ya que podemos perder el control de cuánto comemos.

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Comentarios

 

Acerca del autor Colaboración

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

Artículos recomendados