Patrocinio

Enseñe a sus hijos a emprender

Un legado para toda la vida

Columna Mensual de:
Ana Alfaro, Mentora de Emprendedores

Hoy nos sorprendemos de ver esas largas filas de desempleados con un folder amarillo bajo el brazo y con rostros de desesperanza y duda de sí mismos.

Desde jóvenes con o sin bachiller, hasta adultos de más de 40 años que sienten que nadie los quiere contratar.

¿Qué hubiese pasado si ellos tuvieran instalada en su mente la posibilidad de generar su propio empleo, es decir, emprender?

Es una realidad que no todas las personas tienen espíritu emprendedor, sin embargo, muchos tienen grandes potenciales, pero su mentalidad está dirigida por patrones de esta sociedad que les han enseñado desde niños a estudiar para algún día trabajar en una “buena empresa”, durante 30 o más años y al final, con la jubilación, ser una persona realizada y feliz.

Patrocinio

Enseñemos a nuestros hijos a emprender. Esta es otra profesión, es otra posibilidad.

Lamento que en muchas escuelas o colegios se haya prohibido las ventas escolares, hechas directamente por los niños y niñas. Era un excelente ejercicio para pensar cómo generar dinero con lo que tenemos a la mano, brindando un producto o tal vez un servicio a los demás.

Permitir que un niño o niña utilice su creatividad e ingenio para buscar soluciones a su alrededor, no es trabajo infantil ni agresión. Es necesario hacerles ver que ellos tienen el poder de diseñar su futuro, de encontrar la forma de salir adelante y que si algún día nadie los contrata, ellos pueden generar su propio empleo y darle empleo a otros.

¿Qué hacer como padres o adultos encargados?

  • Motive a sus hijos, sobrinos, nietos a ver a su alrededor con otros ojos y encontrar soluciones donde otros sólo ven problemas
  • Promueva que se expresen, que den opiniones. La idea más loca o descabellada podría ser una realidad. No los desacredite diciendo: “¡Cómo se le ocurre! ¡Eso son tonteras! ¡Usted no sabe nada!” Este mundo ha sido cambiado por personas a las que todos tacharon de locos y de ilusos.
  • Creer que, si yo como adulto no he logrado emprender o hacer algo diferente, mi hijo o hija tampoco podrá, es un grave error. No trunquemos los sueños de los demás, menos de nuestros niños y niñas, porque ahí sí seremos culpables de tener adultos dependientes de soluciones que vienen del exterior y que sufrirán muchos retos y situaciones difíciles por el simple hecho de no creer en sí mismos ni buscar otra forma de salir adelante, fuera de lo “típico” y “normal”.

El emprendimiento es la nueva profesión del futuro. El sistema actual ya no da abasto. Es tiempo de cambiar, de abrir la mente, de buscar soluciones. Aseguremos un futuro diferente para nuestros niños y niñas.

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Comentarios

 

Acerca del autor Colaboración

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

Artículos recomendados