Patrocinio

En Costa Rica sí es posible obtener la licencia de conducir

Parodia de un caso real con COSEVI

Por: Ramón María Yglesias Piza, Abogado

Cuando mi hijo cumplió 18 años inició con entusiasmo la aventura de obtener su licencia de conducir. Entonces, durante muchos meses se ocupó de ingresar al portal de COSEVI con la esperanza de obtener la cita para el examen teórico. Una y otra vez fallaba en el intento, pero no se amilanaba y continuaba en la lucha diaria y constante.

Luego de múltiples intentos y muchos meses (o años) de espera, logró obtener la apreciada cita. Se preparó para realizar la prueba, leyendo con atención el libro que le habían facilitado. Llegó el día del examen y él se trasladó con tiempo y decisión, seguro de obtener un resultado satisfactorio

Lamentablemente la realidad le jugó una mala pasada: el libro que había estudiado era de una edición anterior y tenía información incompleta y equivocada. No se adecuaba a las nuevas regulaciones. Perdió el examen.

Luego de esa desilusión pasó algún tiempo sin gestionar la cita. Necesitaba recuperar el ánimo y la ilusión. Pasado algún tiempo, se lanzó de nuevo a la tarea de obtener la cita para el examen teórico que había perdido. La pelea fue más dura que antes, ahora sí era difícil. Algunas veces el portal del COSEVI no era accesible y en las más de las veces no había citas disponibles. Pero como él ya lo había logrado antes, sabía que era cuestión de constancia y disciplina y por eso continúo en la búsqueda de la apreciada cita.

Algunos años después logró obtener la cita. ¡Qué alegría! Finalmente tendría la oportunidad de realizar nuevamente el examen. Ahora solo restaba estudiar bien y con el folleto correcto, por lo que verificó cuidadosamente la edición y manos a la obra, a estudiar bien para no desaprovechar esta ocasión. Además, la suerte nos favoreció a todos en esta ocasión, porque la cita que consiguió era en Puntarenas y vivimos en San José. Entonces hicimos los preparativos para el viaje, así aprovecharíamos esa ocasión para hacer un viaje familiar: padre e hijos nos trasladamos a Puntarenas el día anterior, pasamos a comer a un par de lugares y gracias a COSEVI tuvimos la oportunidad de disfrutar en familia. ¡Qué agradecidos estamos con COSEVI por esta oportunidad de encuentro familiar!

Reservamos un hotel en Puntarenas cerca del lugar donde se realizaría la prueba, previsión básica para no llegar tarde. El costo no importa, se trata de la licencia ¿o es que creen que todo el mundo debe tenerla? De ninguna manera, debe ser difícil y costosa para valorarla.

Patrocinio

Ya instalados en el hotel, verificamos el tiempo de traslado y quedaron sincronizados los relojes para que se pudiera solventar cualquier contratiempo, pues la distancia del hotel al lugar del examen era de 2 kilómetros. Cuando se hace el examen teórico para obtener la licencia, cualquier cosa puede pasar, porque esas ocasiones tan especiales son muy atractivas para los infortunios. Dejando las cosas instaladas, yo me trasladé de vuelta a San José y seguí agradeciendo a COSEVI por su generosidad y eficiencia: lograr unir a la familia de esa manera no tenía precio.

Al día siguiente hizo el examen y dichosamente lo aprobó. Estábamos muy alegres, aunque retados, porque ese es apenas el primer paso. Obtener una licencia de conducir no es cualquier cosa y por eso debe empeñarse el mayor esfuerzo. Ahora era necesario obtener la cita para el examen práctico aprobarlo. Había que tener en cuenta que solamente el 50% de los aspirantes lo aprueban porque, claro, las licencias de conducir se requieren para trabajar y para vivir, hoy día son indispensables y por eso los instructores que hacen las pruebas deben poner todas las dificultades posibles para que el documento sea apreciado en lo que vale.

Así, después de 2 años de constantes y sostenidos intentos, él logró obtener la cita para el examen práctico. Entonces sacó el permiso temporal y nos dimos a la tarea de practicar todas las dinámicas que le podían hacer. A veces el vehículo se cansaba de tantas torerías, pero es que las máquinas no entienden que algo tan indispensable y básico para la vida y el trabajo como la licencia de conducir, no puede obtenerse con facilidad, tiene que ser difícil para ser apreciada.

Llegó la ansiada hora, pero el vehículo que conseguimos tenía restricción para circular ese día. Sorteamos la dificultad encontrando una excepción que había sido publicada en la página de Facebook del COSEVI. La publicación era una foto colgada desde 6 meses atrás: qué bien que la información sea tan accesible y confiable.

Con la certeza de la excepción nos presentamos al examen y sorprendentemente lo aprobó en la primera.

Qué alegría. Ahora solo falta el trámite de confección y entrega de la licencia. Para agilizar esos trámites, el sistema de confección y emisión del documento fue concedido a un banco estatal. Nada mejor. Se comunicó con el banco y ya le dieron la cita para la entrega de la licencia: será dentro de 2 meses porque antes no hay espacio. Claro, por qué el banco va a destinar más personal para un trámite tan indispensable y útil. Debe seguir siendo difícil. Así que ahora resta únicamente esperar los 2 meses y presentar los exámenes médicos y demás requisitos necesarios para recibir el documento.

A los 28 años, mi hijo está a las puertas de tener su licencia de conducir. Se logró el objetivo y sólo demoró 10 años. Como ven, en Costa Rica sí se puede obtener la licencia de conducir.

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Comentarios

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

 

Acerca del autor Colaboración

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

Artículos recomendados