Patrocinio

¿Volver a las toallas y pañales de tela?

Mujeres empresarias le explican por qué es una buena idea.

En promedio, una mujer durante su menstruación utiliza cerca de cuatro toallas femeninas desechables o tampones al día. Si tiene periodos de cuatro días mensualmente, significa que por año desecha 192 artículos de estos.

La vida fértil de una mujer tiene una duración de 40 años aproximadamente. Si tomamos esto en cuenta, cada mujer utilizará entre 10.000 y 13.000 toallas o tampones en su vida, lo que significa que generará más de 60 kg. de basura, el equivalente a 100.000 toneladas de desechos.

El problema recae en que las toallas femeninas duran entre 500 y 800 años en degradarse y en el caso de los tampones, tardan cerca de 6 meses sin contar el envoltorio que usualmente está hecho de plástico. Ambos tienen en común su destino final una vez cumplida su labor: vertederos, cursos de agua e incluso los océanos.

Sin embargo, hay otro factor negativo. Los compuestos de estos productos íntimos afectan la salud, uno de ellos es la dioxima, un químico relacionado con casos de cáncer, endometriosis y con la disminución del sistema inmune.

Un estudio de la organización Women’s for the Earth determinó que estos productos contienen pesticidas, tintes y dioxinas, mismos que están catalogadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como contaminantes orgánicos persistentes (sustancias tóxicas con lenta degradación física, química y microbiológica que se acumulan en tejidos humanos).

Por su base plástica y la humedad que acumulan, estos productos pueden llegar a causar molestias e irritaciones, además de que favorecen la proliferación de bacterias y hongos.

Marianela Mata sufrió de alergias por varios años hasta que decidió buscar alternativas a los productos desechables para acabar con su problema y que ayudaran al medio ambiente.

Como no encontró ninguna opción en el país, comenzó a fabricar sus propias toallas de tela. Pasó por un proceso de prueba y error hasta que alcanzó el prototipo ideal.

Desde hace dos años ofrece sus productos: toallas, protectores, protectores maternos y bolsas impermeables a través de la marca Foemi, la empresa familiar de las hermanas Marianela y María José Mata Retana y su madre Esther Retana.

Como una alternativa 

María José Mata pensó al inicio que no sería una buena idea, sin embargo a través de la empresa se ha dado cuenta de que esta industria es una necesidad de muchas mujeres.

Indica que emplear toallas de algodón y tela conlleva varios beneficios, entre ellos ahorrar dinero, reducir la huella ambiental y mejorar la salud. “Algo super bueno es que hay una paleta de hasta 30 estampados, es un aspecto muy bueno para quienes están empezando con la menstruación, ayuda de cierta manera a dejar de percibir que la menstruación es algo malo o algo de lo que nos deberíamos avergonzar”, resaltó Mata.

Patrocinio

Además asegura que otra de las ventajas es el conocimiento del cuerpo. “Uno va conociendo su flujo, va conociendo su cuerpo, uno ya sabe si tiene cambios que pueden significar una revisión con el ginecólogo, a diferencia de las toallas desechables, que solo se botan y no nos damos cuenta de todos estos aspectos que nos alertan si algo anda mal”, dijo la emprendedora.

Cuidados

El cuidado que requieren estos productos artesanales es sencillo. Las hermanas Mata Retana recomiendan que una vez usadas las toallas, se dejen reposar en un recipiente con agua a temperatura ambiente o fría y  preferiblemente el día que se utilizaron, con o sin jabón, según prefiera la mujer.

Al siguiente día lo único que se debe hacer es restregarlo a mano o colocarlo en la lavadora. El secado puede ser al aire libre o en la secadora.

“Nuestro consejo es aprovechar el agua que estamos utilizando cuando nos bañamos, entonces mientras nos aseamos, la ponemos en el suelo y ella por sí sola se va limpiando. También por el tema del ambiente es importante que se utilicen jabones neutros o jabones que sean degradables. No recomendamos cloro, suavizante o agua caliente, porque al ser algodón es más sensible”, explicó María José.

Sus productos están hechos a base de algodón y de capas absorbentes y repelentes a líquidos. En lugar de adhesivos utilizan broches de plástico. Los protectores los ofrecen en tres tamaños: hilo, regular y grande. En el caso de las toallas varían de acuerdo al flujo: ligero, moderado, abundante y nocturna.

Foto cortesía EcoBaby

¿Y los pañales?

Muchos emprendedoras del país han optado por opciones como esta con el fin de mejorar la situación ambiental, incentivar el ahorro y crear nuevas tendencias beneficiosas para la salud.

Adriana Morales es una de ellas, co-fundó Eco Baby con el fin de que los ciudadanos conozcan más sobre los beneficios de utilizar pañales de tela, una industria poco común en el país.

“Los clientes han amado los pañales de tela, al ver que es la versión moderna que brindan muchos más beneficios sobre la versión antigua. Les encanta la variedad de diseños y las ventajas; ellos mismos recomiendan a sus conocidos utilizarlos”, manifestó Morales.

De acuerdo con la empresaria, estos pañales están fabricados para lavarse en lavadora, no tienen ningún cuidado en especial, solo que no se debe utilizar jabón azul ni suavizante. “Solo es una tanda más de ropa que lavar, pero no hay mayor complicación con ello”, expresó.

Foto cortesía EcoBaby

Morales indicó que trabajan por tallas: de prematuro-recién nacido, los unitalla que se ajustan desde los 3,5 kilos hasta los 2 o 3 años y también ofrecen talla grande para niños de contextura muy gruesa o para niños mayores que aún no controlan el esfínter en la noche.

“A los papás que aún no se atreven, les diría que tienen muchos beneficios, tendrán un ahorro aproximado de ¢1.200.000 por bebé. Además, junto a sus hijos desde ya podrán contribuir con su huella ecológica, son más de 300 años lo que tardan los pañales en degradarse”, concluyó la emprendedora.

Aproximadamente, del 1 al 2% de los residuos que terminan en los vertederos del mundo son pañales desechables.

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Marianela Sanabria Leandro

Comentarios

Periodista Licenciada en Producción de Medios de la Universidad Latina de Costa Rica. Locutora comercial formada en el Instituto Nacional de Aprendizaje.

 

Acerca del autor Marianela Sanabria Leandro

Periodista Licenciada en Producción de Medios de la Universidad Latina de Costa Rica. Locutora comercial formada en el Instituto Nacional de Aprendizaje.

Artículos recomendados