Patrocinio

Costa Rica usaría mezcla asfáltica con plástico reciclado

“Asfalto Verde” es un proyecto liderado por LanammeUCR, Coca-Cola, Fundación ALIARSE y la Municipalidad de Desamparados para ensayar una mezcla asfáltica única con residuos valorizables.

Una mezcla asfáltica, única en Latinoamérica que incluye dentro de sus componentes plástico de botellas recicladas, podría llegar a utilizarse en Costa Rica.

Esta alternativa sostenible que aumentaría la vida útil de las carreteras, es utilizada en países como Inglaterra, India y Canadá. Costa Rica sería el primer país es Latinoamérica en evaluar este material.

El plan “Asfalto Verde”, es liderado por el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales de la Universidad de Costa Rica (LanammeUCR).

“Desde hace unos años estamos trabajando en el proyecto Pavimentos Verdes, el cual consiste en tomar un material de residuo e incluirlo a la mezcla asfáltica. Tras nuestra investigación llegamos a confirmar que el PET es bastante noble y hasta compite muy bien con productos comerciales que se añaden a las mezclas asfálticas”, explicó José Pablo Aguiar, coordinador de la Unidad de Materiales y Pavimento del Programa de Infraestructura del Transporte (PITRA) del LanammeUCR.

Esta técnica consiste en la adición de polímeros (plásticos) a las mezclas asfálticas convencionales con el fin de mejorar sus características mecánicas; es decir, su resistencia al deterioro por factores climatológicos y por el peso vehicular.

Tras múltiples ensayos y estudios, LanammeUCR logró determinar que la nueva mezcla, con más del 3% de PET y cuya fórmula la hace única en el mundo, tiene un buen desempeño, logrando una capa asfáltica resistente a la malformación, el agrietamiento y la humedad, entre otros factores críticos, lo que la diferencia con las mezclas de otros países.

Patrocinio

Por cada tonelada de mezcla asfáltica se utilizarán 1.000 botellas. Una vez la mezcla esté lista, se utilizará para asfaltar 1 km de carretera (500 metros con asfalto modificado y 500 metros con asfalto normal), ubicada en un plantel de la Municipalidad de Desamparados, donde se realizarán las primeras pruebas de calidad y funcionamiento de la mezcla con plástico en un tramo construido bajo condiciones totalmente reales para validar los beneficios de la investigación.

Las pruebas primeras pruebas se aplicarán en el plantel de Desamparados en agosto próximo.

Para el Alcalde de Desamparados, Gilberth Jiménez, es muy importante la valorización de residuos que con este proyecto se le estará dando a materiales como el plástico, ya que podrán ser utilizados en calles y caminos. Sobre todo porque un porcentaje de ese asfalto nuevo se estará produciendo sin hacer uso de la materia prima, sino que se desarrollará con PET que ya ha sido procesado.

“Además, este proyecto dará un material de mayor calidad, aumentando la vida útil del asfalto y a su vez estos modelos sostenibles permiten que la Municipalidad de Desamparados, continúe siendo un referente nacional en el tema de manejo responsable de residuos valorizables”, indicó Jiménez.

Para la realización de dicha prueba, LanammeUCR cuenta con un simulador de vehículos, una maquinaria de tecnología avanzada que es capaz de imitar de manera acelerada los factores que producen desgaste en la carretera, como la carga vehicular y la humedad, entre otros. La máquina será sacada por primera vez del laboratorio para la prueba del “Asfalto Verde” en Desamparados.

William Segura, gerente de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Coca-Cola para Centroamérica comentó que esta iniciativa “encuadra totalmente con la meta de sostenibilidad de la compañía, ‘Un Mundo sin Residuos’ lanzada en enero pasado, y con la que buscamos recolectar y reciclar, para el año 2030, el equivalente al 100% de nuestros empaques. Con esta iniciativa estaríamos recuperando y reutilizando el plástico (PET) para la reconstrucción de vías”.

Beneficios del “Asfalto Verde”:

  • Cambiar la extracción de un producto virgen, la piedra y la arena necesaria para la mezcla asfáltica, por la reutilización de un producto que se convertirá en un residuo valorizable (plástico o PET).
  • Menos impacto ambiental. Al reducir la extracción de materiales, y la disminución del gasto de energía para obtenerlos, se impacta la huella de carbono por doble vía.
  • Beneficio económico, por medio del ahorro de la energía necesaria para extraer materiales de la naturaleza versus la utilización del residuo plástico disponible.
Colaboración

Comentarios

 

Sobre el autor Colaboración

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

Le recomendamos leer también

aDiarioCR.com