Patrocinio

Legado gastronómico guanacasteco: habitantes fabricaron sus propias ollas

Con el barro los guanacastecos crearon sus propias ollas e instrumentos para hacer platillos incluso con un mejor sabor

Comida-guanacasteca

Conforme se acerca la conmemoración de la Anexión del Partido de Nicoya a Costa Rica, celebrada los 25 de julio, los antojos por los platillos autóctonos de Guanacaste van creciendo en los costarricenses.

Pero, ¿cómo ha ido este legado de generación en generación? Magdalena Angulo, embajadora de la cocina tradicional de esta provincia y miembro de la Casa de la Cultura de Liberia, comentó que muchos de los platillos y recetas de la región, guardan la historia de ancestros.

Los guanacastecos, a pesar de la pobreza, ideaban cómo crear sus propios instrumentos para cocinar. Por ejemplo, al no existir el hierro, hicieron sus ollas de barro, el comal para hacer tortillas, tinajas para mantener agua fresca, cucharas de jícara, pascón y guacal.

Patrocinio

Para Angulo, estos utensilios le dan un mejor sabor a los platillos y son reciclables. “Aconsejo a las nuevas generaciones mantener el legado de sus ancestros a través de la comida y de las tradiciones, porque es más saludable para los comensales”, dijo.

La embajadora de la cocina tradicional, mencionó una serie de platillos tradicionales de la provincia, que muchas personas desconocen su origen guanacasteco:

  • Tortilla palmeada de maíz.
  • Chicha de atol de maíz morado.
  • Chicheme.
  • Atol de maíz de pujagua.
  • Piñonates (postre de papaya tierna, azúcar, canela y clavo).
  • Moronga (morzilla).
  • Gallo pinto.
  • Arroz de maíz (solo maíz y pollo).
  • Rosquillas.
  • Pozol.
  • Tamal asado.
  • Gallo pinto.
  • Nísperos, zapote y mangos (frutas tradicionales).
  • Burra (gallo pinto, queso, carne seca y huevo duro).
  • Ayaco (hojas de chicasquil).

Alimentación saludable = más años de vida

De acuerdo con el Ministerio de Educación Pública (MEP), científicos han estudiado las zonas azules del mundo, lugares donde las personas tienen una vida más extensa y de calidad, y coinciden con la relación de llevar una alimentación saludable y sencilla.

Guanacaste tiene una de estas zonas: la Península de Nicoya, seleccionada en conjunto con Loma Linda en Estados Unidos, Icaria en Grecia, Cerdeña en Italia y Okinawa en Japón.

Las personas que deseen aprender sobre esta gastronomía, pueden acercarse a la Casa de la Cultura de Liberia, pues ofrecen talleres de cocina y otras tradiciones de la zona.

Marianela Sanabria Leandro
Sígame

Comentarios

Periodista Licenciada en Producción de Medios de la Universidad Latina de Costa Rica. Locutora comercial formada en el Instituto Nacional de Aprendizaje.

 

Sobre el autor Marianela Sanabria Leandro

Periodista Licenciada en Producción de Medios de la Universidad Latina de Costa Rica. Locutora comercial formada en el Instituto Nacional de Aprendizaje.

Le recomendamos leer también

aDiarioCR.com