Patrocinio

Armar rompecabezas incentiva la concentración y el carácter cooperativo

Cartaginés ha participado en torneos internacionales de rompecabezas representando a Costa Rica

Investigadora Johanna Sibaja

Este 29 de enero se conmemora el Día Mundial del Rompecabezas, los juegos conocidos por incentivar la concentración, la observación, la estimación y la discriminación de imágenes y colores.

Se destacan por permitir el trabajo en la motora fina y habilidades especiales que son fundamentales para promover el aprendizaje de las matemáticas y la resolución de problemas.

“Los rompecabezas pueden tener un carácter cooperativo, lo cual potencia aún más sus beneficios, ya que se promueve el uso de la instrucción verbal, la interacción con otras personas y la toma de turnos para participar, que supone aprender a esperar para participar”, explicó la investigadora de la Universidad de Costa Rica (UCR), Johanna Sibaja.

Según la investigadora, la experiencia cooperativa, la manipulación de pequeñas piezas y el intercambio verbal aumenta el impacto positivo de los rompecabezas.

“Muchas de estas habilidades son precursoras para posteriores actividades de la vida cotidiana, como la lectura de gráficos, interpretación de mapas, ubicación y visualización en los espacios físicos”, resaltó Sibaja.

Costa Rica presente en torneos internacionales de rompecabezas

Jacob Ramírez

Jacob Ramírez vive en Cartago, es miembro de la Federación Mundial de Rompecabezas y representante de Costa Rica ante ella. Desde niño este es su pasatiempo favorito y actualmente con 39 años, participa de torneos internacionales y nacionales.

“Con el paso de los años me di cuenta de que hay muchas personas que aman este juego. Lo que más me gusta de esto es que conocemos gente de todo el mundo, al mismo tiempo que obtenemos beneficios colectivos e intelectuales”, aseguró Ramírez.

Patrocinio

Ser miembro de la federación implica para él la responsabilidad de organizar torneos y fomentar esta práctica en el país. Dependiendo de su tiempo libre, arma entre tres y cinco rompecabezas planos por mes; cuenta con una colección de 100 unidades planas armadas y 200 de tipo 3D.

Este apasionado de los rompecabezas creó el grupo en Facebook: “Rompecabezas de Costa Rica para el Mundo”, que tiene más de 1.800 miembros del país y de Centroamérica.

“La idea es expandirnos a nivel social. Queremos convertir esto en una fundación para llevar rompecabezas a centros educativos, privados de libertad, hogares de ancianos, entre otros”, comentó Ramírez. 

El cartaginés junto con otros costarricenses ha participado en encuentros internacionales y en torneos como Oleada Puzzlera, organizado por España.

Cómo incentivar esta práctica

4to Encuentro Internacional de México

El juego es un eje fundamental en la niñez, por lo tanto, los rompecabezas pueden ser incorporados en las rutinas de niños siempre que cuenten con carácter lúdico.

“Si se convierte en una actividad altamente estructurada y predecible, pierde el sentido de conectar con la curiosidad y la creatividad. Si como personas adultas somos capaces de disfrutar el armar un rompecabezas, pues esta motivación puede ser transmitida a los más pequeños de la casa”, recordó Sibaja.

Añadió que los espacios para armar pueden funcionar para estimular una conversación que involucre palabras cada vez más complejas, y así enriquecer el léxico. También permiten plantear preguntas que guíen la búsqueda de las piezas que faltan en el rompecabezas.

“Más allá del juego, el espacio de compartir con nuestros hijos e hijas es lo que engancha en este tipo de actividad, porque estamos compartiendo en un espacio seguro y afectivo, lo cual se convierte en un buen reforzador para seguir jugando”, concluyó la investigadora de la UCR.

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Marianela Sanabria Leandro
Latest posts by Marianela Sanabria Leandro (see all)

Comentarios

Periodista Licenciada en Producción de Medios de la Universidad Latina de Costa Rica. Locutora comercial formada en el Instituto Nacional de Aprendizaje.

 

Acerca del autor Marianela Sanabria Leandro

Periodista Licenciada en Producción de Medios de la Universidad Latina de Costa Rica. Locutora comercial formada en el Instituto Nacional de Aprendizaje.

Artículos recomendados