Patrocinio

Cómo el teletrabajo ha impactado en la economía global y el medioambiente

El teletrabajo debe hacerse con conexión óptima a internet, con PC, tablet, laptop, Smartphone, editor de videos, cámara web y software de soporte

El crecimiento del teletrabajo es una realidad a nivel global. Más aún en tiempos de pandemia, donde el confinamiento a causa del Covid-19 le ha dado mayor afianzamiento por la necesidad de subsistencia de las empresas. De hecho, en América Latina este rubro aumentó en un 66% (elnacional.com, 2021), mientras que en Francia y España el trabajo a distancia mostró una subida de 463% y 214%, respectivamente (informe de Adecco, 2021).

Ahora bien, el posicionamiento del trabajo a distancia viene acompañado de una serie de factores (organización laboral empresa – empleado, definición de horarios, implementación de TICs, comunicación constante, evaluación de la productividad y medición de los resultados). Estos elementos influyen en la efectividad de los trabajadores para desempeñar las tareas, en el avance de la economía y en el equilibrio del medioambiente.

Impacto del teletrabajo en la economía global

La RAE define al teletrabajo como la actividad laboral que se efectúa desde locaciones fuera de la empresa, a través del uso de herramientas telecomunicacionales. Sin embargo, esta modalidad de trabajo no es propia del siglo XXI, su origen data de 1970.

En aquella época, la crisis petrolera —como consecuencia de las disputas en el Medio Oriente— incentivó la implementación del teléfono para concretar las actividades de oficina. Puesto que muchos empleados no podían pagar el costo del combustible y el pasaje de transporte público.

Respecto al tema económico, el teletrabajo supone ventajas y desventajas para las partes involucradas. La empresa procura un aumento de productividad para conseguir dinero y el trabajador persigue el equilibrio entre las actividades laborales asignadas y el tiempo libre, sin dejar por fuera una remuneración justa. Por ende, se requiere un escenario adecuadamente condicionado para que las tareas den resultados eficaces.

Obligatoriamente, el teletrabajo debe hacerse con conexión óptima a internet, con PC, tablet, laptop, Smartphone, editor de videos, cámara web y software de soporte.

Beneficios

La aplicación adecuada del trabajo a distancia trae consigo utilidades considerables desde el punto de vista económico. Entre ellas destacan las siguientes:

Incremento de la productividad

Sin lugar a dudas, la eficiencia de los teletrabajadores se ve aumentada en virtud de un mejor manejo del tiempo y el horario laboral. Esto significa que los niveles de estrés bajan y la productividad puede incrementarse en más de 10%, lo que se traduce en mayores ganancias económicas.

Disminución de costos fijos

Patrocinio

Con el teletrabajo, las empresas han pasado a desocupar en parte o en su totalidad, las edificaciones donde se ubicaban sus oficinas. En consecuencia, se eliminan los pagos de arriendo, mantenimiento, servicios y modificación de plata física. Lógicamente, se produce un ahorro que puede ser destinado al mejoramiento de los empleados que trabajan desde casa.

Captación de fuerza laboral joven

La implementación del teletrabajo permite poner en valía a los nuevos talentos de la llamada “Generación Z” —nacidos a finales de los 90 y principios de los 2000—. Hoy por hoy son cientos las organizaciones que abren paso a este grupo de emprendedores por sus habilidades en el manejo y desarrollo de las nuevas tecnologías. Esta captación, a su vez, ha servido para ir borrando los estigmas propios del “primer empleo”, pues no exigen experiencia, sino que ofrecen la capacitación en plena acción.

Reducción de gastos para los trabajadores

Así como el teletrabajo fomenta la independencia y el manejo de horario en los trabajadores, también contribuye a reducir los gastos por desplazamiento y alimentación. Ya el empleado no utiliza de su sueldo base dinero para llegar a la oficina, y tampoco incurre en consumo extra de comida. Por ende, su salud se ve beneficiada al no formar parte de la agitación del día a día y al alimentarse mejor.

Como tema importante en este punto, es imperante que las legislaciones debatan sobre la creación de leyes para normalizar el trabajo a distancia. De tal forma que queden claros aspectos como pago de gastos, control de horarios, vacaciones y el carácter voluntario de aceptar el teletrabajo. En esta materia, España ha dado el paso de aprobar el Real Decreto de Ley 28/2020 (sage.com, 2020) para avanzar en una modalidad de trabajo que llegó para quedarse.

Huella que deja el teletrabajo en el medioambiente

La adopción del teletrabajo ha significado un cambio en el estilo de vida. Los trabajadores permanecen en sus casas para realizar los oficios encomendados. Así que más allá de la incidencia económica del trabajo a distancia, está el impacto que ha causado en el medioambiente. Por suerte para el hombre y demás seres vivos, el trabajo a distancia ha contribuido a la disminución de los gases del efecto invernadero y a la conservación de la capa de ozono.

Después de su surgimiento en la década de los 70, el teletrabajo continuó realizándose durante los años 80 para incentivar la conservación del ambiente. ¿Cómo?, bueno, reduciendo las emisiones de dióxido de carbono (CO2) al disminuir el uso de automóviles. Con el paso del tiempo y la llegada de las tecnologías, este y otros beneficios se hicieron visibles ante la crisis ecológica.

Teletrabajo y conciencia ambiental

Trabajar desde la oficina implica un mayor uso de energía eléctrica, pues todos los departamentos y equipos están activos. El teletrabajo ayuda a crear conciencia sobre el racionamiento para reducir las huellas de carbono. Esto es porque cada empleado solo ocupa un espacio del sitio donde se encuentra, y los hardware que utiliza son pocos. Por lo tanto, la reducción de CO2 se activa.

Del mismo modo, el teletrabajo implica el uso constante del correo electrónico y las videollamadas, minimizando el uso del papel para comunicarse. Esto se traduce a más árboles y a aire más puro. Por otro lado, la polución también deriva en contaminación sonora y lumínica, afectando mayormente a los animales. Así que quedarse en casa trabajando supone “un estímulo hacia unos esquemas laborales más respetuosos con el clima, dando lugar a un desarrollo sostenible, obteniendo beneficios a nivel de salud…” (Wikipedia, 2021).

En definitiva, el teletrabajo ha impactado positivamente en la sostenibilidad del medioambiente. Proporcionando un hábitat más agradable y prometedor para las futuras generaciones. Corresponde a cada individuo actuar responsablemente.

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Comentarios

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

 

Acerca del autor Colaboración

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

Artículos recomendados