Patrocinio

Estadios: Mejores, no más grandes

En Costa Rica, necesitamos mejores recintos deportivos, no necesariamente más grandes

Por: Generif Traña Vargas, Administrador de Empresas

En Costa Rica, necesitamos mejores recintos deportivos, no necesariamente más grandes, a propósito de la acertada decisión del Club Sport Herediano de hacer el nuevo estadio Eladio Rosabal Cordero en el mismo lugar donde estuvo siempre el estadio que le dio grandes alegrías a su afición.

‘’El maracanito’’, como de cariño se le dice en el ambiente futbolístico nacional, contará con un ligero aumento en su capacidad de localidades, pues pasará de 8 mil a 12 mil. Más que suficiente creo yo, para lo que se requiere en recintos deportivos de nuestro país.

Soy saprissista, pero me alegra mucho que un club como el Herediano esté materializando un proyecto que otros clubes ni siquiera hemos empezado que es tener un MEJOR estadio (digo hemos, porque, los aficionados somos también parte de las instituciones deportivas). No más grande ni más pomposo sino MEJOR que es lo que se necesita en el país.

En Costa Rica, hay numerosa cantidad de aficionados que hablan y sugieren con gran facilidad de que hagamos estadios para 20 mi, 30 mil y si se pudiera, hasta 50 mil personas. Algo absurdo a mi juicio para nuestro país.

Sería como sugerir a una pequeña y acogedora soda esquinera de cualquier cantón de nuestro país con 5 mesas, que de buenas a primeras, cierre su local y compre un local de media cuadra con espacio para 25 mesas. No tiene mayor sentido. 

Hagamos una breve revisión de las capacidades de los principales estadios: Lito Pérez de Puntarenas: 4500 personas; Edgardo Baltodano de Liberia: 6500; Rosabal Cordero: 8 mil el viejo, 12 mil el nuevo; Fello Meza: 13 mil; Morera Soto: 18 mil; Ricardo Saprissa: 21 mil y el Nacional: 35 mil.

¿Cuántas veces al año alguno de estos estadios se llena al 100% de sus localidades o al menos al 90%?

Patrocinio

Quizá en un clásico que hay 2 o 3 al año en cada estadio se llena en un 80% o 90%. Jugando entre los 4 equipos grandes -Cartaginés, Herediano, Saprissa y Alajuelense- la asistencia puede llegar a lo sumo a un 80%.

El resto del año jugar contra los demás equipos con asistencias de 60% con suerte o menos. El nacional si acaso se llenará en un partido eliminatorio de trascendencia de la selección nacional en fase final (cada 4 años). Lo demás será para conciertos internacionales.

¿Tiene algún sentido estadios más grandes para que estén más vacíos?

Además, es conocido que la población costarricense ya no va a crecer en la misma proporción que en décadas pasadas. Los estudios demográficos indican que aún con el efecto migratorio y otros fenómenos costará llegar a ser 6 millones de habitantes.

Debe tomarse en cuenta también que las nuevas generaciones tienen más diversidad en sus  preferencias, tanto en actividades  deportivas como culturales, además de ir al estadio. Los más jóvenes que actualmente van al estadio lo hacen en gran medida porque acompañan a sus papás. No tiene sentido pensar en estadios más grandes, lo que necesitamos son MEJORES estadios. Con más facilidades (alimentación, accesos para personas con discapacidad y adultos mayores, espacios de evacuación para posibles emergencias, etc.)

Países desarrollados con población ligeramente mayor que la nuestra como Holanda e Irlanda, tienen estadios con capacidad promedio similar a la nuestra. Desde luego, con 2 o 3 excepciones de estadios muy grandes. Pero se caracterizan, no por ser estadios muy grandes en cuanto a localidades, sino por ser estadios muy buenos con excelente infraestructura. Yo pensaría que los clubes deberían apostar por mantener y mejorar lo que ya tienen antes que buscar nuevos estadios. Lo que ya hay es posible mejorarlo y es más sostenible que ‘’invertir a lo loco’’ en armatostes nuevos y alejados de la comunidad que representan, los cuales después no van a poder sostener y hasta van necesitar vender todo el club para pagar deudas y no ir a la quiebra. Somos un país diferente y copiar lo que otros hacen no siempre es lo mejor. Un aplauso para Herediano a mí si me alegra.

Mismo camino pueden tomar los demás clubes, remozando sus actuales recintos deportivos, acondicionándolos para las exigencias modernas de sus aficiones, pero conservando su arraigo geográfico.

A modo de ejemplo, intentar concebir al Deportivo Saprissa fuera de Tibás es algo más que difícil, casi imposible. 

Mejoremos lo que ya tenemos. Aprovechemos la infraestructura actual, no sólo de los estadios sino de los gimnasios bajo techo. Es más rentable y más sensato.

Colaboración

Comentarios

 

Sobre el autor Colaboración

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.
Patrocinio

Le recomendamos leer también

aDiarioCR.com