Patrocinio

Problemas legales entre socios de un negocio se pueden resolver con herramientas de mediación

(1) Es importante que las empresas tengan un acuerdo de accionistas, estatutos reales y buena asesoría para entender cómo aplicar la gobernanza corporativa

Los dos tipos de sociedades más utilizadas en Costa Rica son la Sociedad Anónima y la Sociedad de Responsabilidad Limitada. En la primera, los dueños se conocen como accionistas y en la segunda, como cuotistas. En ambos casos, de lo que realmente se trata es de los dueños de la sociedad; cuando hay más de uno, se refiere a socios.

Estas personas o sociedades se convierten en socios de dos maneras: ya sea desde la constitución de la sociedad, donde cada uno se compromete a aportar capital en la nueva sociedad (o también puede ser mediante activos o aportes en especie); o bien, pueden adquirir la categoría de socios en una empresa que ya está en marcha porque compraron acciones o cuotas.

Así lo explicó Andrea Martín, directora del Departamento de Cumplimiento de la firma Sfera Legal, quien también enfatizó que suelen presentarse problemas legales cuando la sociedad no tiene buen gobierno corporativo y las reglas no se definen desde el inicio. Por ejemplo, cuando uno aporta más dinero que otro, cuando uno fallece y sus sucesores ahora son parte de la sociedad, cuando un socio se compromete a trabajar en algo específico, pero no lo hace y se torna difícil sacarlo del negocio, o incluso cuando un socio utiliza la compañía para fines personales y no para el bien común.

Cómo actuar en caso de incumplimientos

Si algún socio incumple con su obligación, la respuesta inmediata tienden a ser las discusiones. No obstante, Martín detalló que es importante recordar que existen herramientas como la mediación o el arbitraje, de previo a tener que acudir a la vía judicial.

Patrocinio

“El tema con las resoluciones alternas de conflicto, es que para que sean más eficaces de utilizar, se debería prever esto en los estatutos o en los acuerdos privados de socios, especialmente porque la ruta de comprarle la participación al socio problemático no siempre es viable”, comentó la también abogada de Derecho Corporativo.

La responsabilidad de cada socio dependerá del tipo de negocio, pero para la experta, lo ideal es que los estatutos de la sociedad prevean las generalidades y que en el caso de negocios en marcha (operativos), siempre exista un Acuerdo de Socios (conocida en inglés como un SHA: Shareholders Agreement).

Estos documentos pueden (y en algunos casos, deben) incluir lo más básico, como por ejemplo, cómo escoger la Junta Directiva, el deber de mantener la sociedad suficientemente capitalizada para que pueda operar, cómo y cada cuánto pedirle reportes y respuestas tanto a la Junta Directiva como a la Gerencia General, si la Junta Directiva tendrá Comités, entre otros.

“Para evitar problemas entre socios, es importante que la empresa se constituya con estatutos reales y no machoteros, y en el caso de las empresas en marcha, que se asesoren bien para entender cómo aplicar buena gobernanza corporativa en la empresa. Incluso, dependiendo del tipo de negocio, hay muchas formas de apoyar a la empresa, desde la aplicación de un protocolo familiar, un código de gobierno corporativo, un SHA, entre otros”, finalizó Martín.

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Comentarios

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

 

Acerca del autor Colaboración

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

Artículos recomendados