Patrocinio

Tres hábitos para una buena salud financiera

Covid-19 dejó en evidencia que el ahorro es uno de los hábitos más importantes

La pandemia del Covid-19 obligó a incorporar nuevas medidas de higiene en la vida diaria de los ciudadanos. De la misma manera y tras la crisis económica que atraviesa el mundo, es fundamental adoptar hábitos financieros que deben permanecer.

Así lo explicó Kattia Morales, gerente de Responsabilidad Social Corporativa del Banco de Costa Rica (BCR). Ella aseguró que los tres pilares esenciales que las personas deben implementar para poder gozar de salud financiera son: el presupuesto, el ahorro y la deuda responsable.

Para incentivar esos hábitos, la entidad financiera lleva a cabo una campaña de educación a través de medios digitales, en donde de manera sencilla y didáctica, brinda consejos sobre estas tres temáticas. “La campaña surge por la necesidad inherente de saber qué hacer con el dinero ante la recesión económica actual, producto de la pandemia del Covid-19”, señaló Morales.

Importancia del ahorro: principal enseñanza del Covid-19

Patrocinio

Para la experta, uno de los principales aprendizajes que deja la experiencia de la pandemia, es la importancia de contar con un ahorro. Para lograr este objetivo se requiere seguir cinco pasos:

  1. realizar una lista de las necesidades o deseos por las que se quiere ahorrar,
  2. definir el monto que se requiere ahorrar para alcanzar los objetivos,
  3. anotar el plazo en el que se quiere llegar a la meta,
  4. revisar si es posible reducir algún gasto del presupuesto para destinarlo al ahorro y
  5. usar el dinero ahorrado exclusivamente para la meta fijada.

Ante la posible disminución de los ingresos, Morales aconsejó realizar un presupuesto y apegarse a él de acuerdo con las prioridades. El presupuesto debe incluir los ingresos y la cantidad de dinero destinada a los diferentes gastos: vivienda, servicios públicos, educación, etc.

Este hábito financiero ayudará a rendir el dinero y a priorizar los gastos, que son considerados elementos necesarios para la actualidad. En cuanto a las deudas, se sugiere diferenciar entre créditos provechosos y riesgosos; los primeros son aquellos a los que se puede sacar un beneficio, que se adapta al presupuesto y trae estabilidad financiera. Por el contrario, las deudas riesgosas se caracterizan por sobrecomprometer los ingresos, no tienen una garantía que la pueda respaldar y responde a un estilo de vida que no se apega a la realidad actual.

“Para las personas que se sienten ahogadas en deudas, se recomienda mantener la calma, no tomar decisiones arriesgadas como solicitar algún préstamo informal con altos intereses y acercarse a las entidades financieras formales para conocer las facilidades que ofrecen”, aconsejó la gerente de Responsabilidad Social Corporativa.

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Comentarios

 

Acerca del autor Colaboración

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

Artículos recomendados