Patrocinio

Expertos brindan soluciones sobre cómo facilitar el comercio a menor costo y mayor competitividad

Plantean cuatro pilares fundamentales: transparencia, simplificación, armonización y estandarización

La pandemia por el Covid-19 evidencia muchas debilidades en la sociedad; además, llegó a provocar afectación en diversos ámbitos, entre ellos el sector comercio, vital para la reactivación económica de los países.

Así lo afirman los expertos de LEAD University, Viviana Santamaría y Juan Luis Zúñiga, “el exceso de trabas burocráticas, la falta de transparencia y las debilidades en materia de automatización, hacen que los costos y gastos resultantes de las formalidades aduaneras y no aduaneras, en muchos embarques sean más elevados que los propios aranceles que deben pagar los comerciantes por las mercancías objeto de importación”.

En su investigación ‘Facilitación del comercio en tiempo de crisis’, aseguran que es de vital importancia tomar medidas que reduzcan estos costos y atrasos, ya que de no hacerse, los países podrían aumentar riesgos y profundizar la pérdida de competitividad que va en detrimento de la actividad económica.

Transparencia, simplificación, armonización y estandarización facilitarían el comercio

Según exponen en su investigación, Santamaría y Zúñiga, la facilitación del comercio descansa sobre cuatro pilares fundamentales: la transparencia, la simplificación, la armonización y la estandarización. Aspectos que para ambos, los gobiernos deben implementar para asegurar un mejor panorama comercial para el país; especialmente, en tiempos donde enfrentamos una pandemia global, situación que también exige, hasta cierto punto, la agilidad mencionada para la obtención de insumos médicos y sanitarios, que son fundamentales para la atención de la emergencia.

Patrocinio

En el caso de Costa Rica, los investigadores informaron sobre cómo la reciente crisis en puestos fronterizos en Peñas Blancas y Paso Canoas, puso en evidencia cómo una medida desproporcionada y poco coordinada con el sector privado, provocó la parálisis de parte de la producción nacional y del comercio intrarregional y pudo, potencialmente, generar un conflicto diplomático.

De acuerdo con los investigadores, la facilitación del comercio no es una tarea exclusiva de las autoridades aduaneras, sino del conjunto de entidades e instituciones que intervienen de forma directa, aseguran los expertos. Es por esto que consideran que la situación que se vive actualmente debe ser aprovechada para que las medidas que se adopten o se propongan para facilitar el comercio, se den de manera continua, consistente y engarzada dentro de la estrategia del Estado.

“Desde la perspectiva microeconómica, la reducción de los tiempos de despacho de las mercancías en aduanas implica menores tiempos de espera y, por tanto, una baja en los costos de operaciones de las empresas. Cargas que a la postre terminan siendo trasladadas al consumidor vía precio. A nivel macro, las políticas encaminadas a reducir el papeleo, el tiempo de tránsito por las aduanas y la injerencia de los funcionarios en el comercio en general, así como a mejorar la coordinación interinstitucional contribuyen a mejorar la transparencia y a reducir la aplicación de medidas arbitrarias. Todos elementos claves para mejorar el clima de inversión”, concluyen los expertos.

La investigación completa está publicada en la II Edición de la Revista Logos ‘Revista Académica de Lead University’ en este enlace.

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Comentarios

 

Acerca del autor Colaboración

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

Artículos recomendados