Patrocinio

Proyecto de reforestación inauguró bosque “Huella Amarilla” en San Carlos

Este bosque se une a otros que la iniciativa Huella del Futuro ha logrado crear a través de alianzas público-privadas

Los primeros árboles del bosque “Huella Amarilla” en San Carlos, ya fueron sembrados en el corredor vial Bajos de Chilamate-Vuelta Kooper.

El acto de inauguración y siembra simbólica de los primeros árboles del proyecto financiado por clientes de Ferretería EPA a través de su programa “Ayudar es Sencillo”, se realizó hace unos días y contó con la participación de la presidenta de la República en ejercicio, Epsy Campbell; la alcaldesa de San Carlos, Karol Salas; la coordinadora de la Iniciativa Finanzas para la Biodiversidad, Ana Lucía Orozco, representantes y clientes de la empresa, entre otros.

“Estamos muy orgullosos de ser parte de un proyecto que tiene un impacto positivo en materia económica y ambiental para la Zona Norte. Gracias a las donaciones de nuestros clientes el bosque “Huella Amarilla” es una realidad y nuestro compromiso es darle mantenimiento por cinco años”, dijo Andrea Aguilar, jefe de Iniciativa Comunitaria de EPA.

“Huella Amarilla” se une a otros doce bosques creados dentro de “Huella del Futuro“, iniciativa mediante la cual el gobierno de la República, a través de la Primera Vicepresidencia, ha agrupado a diversos socios públicos y privados con el objetivo de reverdecer la Zona Norte del país y reactivar su economía.

Patrocinio

“Agradecemos a Ferretería EPA y a todos sus clientes por su compromiso con la conservación del medio ambiente. Con su aporte no solo ayudan al aumento de la cobertura forestal en la Zona Norte sino también a su reactivación económica. “Huella Amarilla” es un gran ejemplo de lo que se logra mediante las alianzas público-privadas”, dijo Campbell.

Con este proyecto se estima que se generen una serie de beneficios ambientales y sociales para la población, pues supone un área de belleza escénica, así como también la restauración de paisajes degradados y la reducción de la vulnerabilidad del cambio climático. Como especie icónica del bosque figura el Corteza Amarillo, un imponente árbol característico de la Zona Norte del país.

Proyecto nació en el marco del bicentenario de la independencia

La iniciativa fue creada en el marco de la celebración del bicentenario de independencia de Costa Rica y tiene por objetivo sembrar más de 200.000 árboles endémicos, florales, frutales y maderables, cifra que fue superada en octubre anterior, alcanzando alrededor de 300.000 árboles donados.

El proyecto pretende contribuir en aumentar la cobertura forestal a un 60% para el año 2030, así como combatir los efectos negativos del cambio climático. Además de velar por el mantenimiento de las especies durante cinco años, establece un mapa consultable en línea donde es posible visualizar el lugar donde ha sido sembrado cada árbol y otras informaciones.

La iniciativa fue gestada desde el gobierno de Costa Rica (Vicepresidencia, MINAE, FONAFIFO), la Fundación Banco Ambiental, la iniciativa Biofin del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo y aliados estratégicos como las municipalidades de la zona norte, la Unión Europea, el Gobierno Federal Alemán en coordinación con la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD), a través del Fondo de Desarrollo Verde.

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Comentarios

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

 

Acerca del autor Colaboración

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

Artículos recomendados