Patrocinio

Indígenas caminan hasta seis días para recibir atención médica

Albergue brinda hospedaje a indígenas de Costa Rica que caminan hacia el Hospital William Allen de Turrialba

Albergue Ju Cabecar

Más de 100 indígenas Cabécar por mes, caminan montaña abajo hasta por seis días, para recibir atención médica en el Hospital William Allen de Turrialba. El viaje se torna muy pesado, no sólo por la distancia, sino por la condiciones topográficas y climáticas del lugar, y a esta condición se le añade que, por lo general son personas que sufren algún quebranto en su salud.

Lo anterior es la razón por la cual requieren de un espacio en el cual puedan descansar, alimentarse y recuperarse cuando se encuentran en el centro de Turrialba, en búsqueda de servicios de su salud y otras necesidades básicas.

En respuesta a esta necesidad, es que, la Asociación Pro Red de Albergues Indígenas asume el compromiso de habilitar el Albergue Jü Cabécar, un lugar amigable, gratuito y de respeto a la cultura de la población indígena en el cual puedan sentirse seguros.

Ayuda de hospital

En virtud de esto, es que el Hospital Clínica Bíblica, a través de su Programa de Acción Social, facilitó una alianza con el Albergue Jü Cabécar, con el fin de satisfacer las necesidades básicas, tanto de infraestructura como médicas.

De esta forma, el Programa de Acción Social se encargó de la construcción de la rampa de acceso al albergue bajo los requerimientos de la Ley 7600 y de la ampliación del ingreso al albergue.

Patrocinio

Este proyecto permitirá que los pacientes ingresen con mayor facilidad en silla de ruedas, en camilla o caminando de una forma más segura, gracias a la estructura de apoyo.

Sin duda, este tipo de iniciativas sociales siempre implican un reto de mejora constante en temas de condiciones sanitarias y de acceso, en especial en aquellas construcciones que datan de muchos años, como es la casona del Albergue, acotó la Sra. Laura Brenes, Directora del Programa de Acción Social.

Respeto a su arraigo cultural

Además, Acción Social asumió la remodelación de la cocina; esta zona ahora es más amplia e incluye un diseño que respeta su arraigo cultural. Por ejemplo, las paredes poseen piezas de cerámica coloridas propias de la etnia y además un espacio abierto con una vista a un entorno verde, propio de la zona.

Estamos muy agradecidos con la colaboración que han tenido para estas familias porque este es un proyecto que salva vidas. Es decirle sí, a que una madre no muera en un parto en montaña, es decirle sí, a que un niño reciba su tratamiento de leucemia. En muchos casos esta es la única forma que ellos tienen para llevar una mejor calidad de vida, explicó Isaura Cordero, administradora del albergue.

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Comentarios

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

 

Acerca del autor Colaboración

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

Artículos recomendados