Patrocinio

Colores vivos en la ropa para sentirse mejor
  • El proceso Cognición Atávica genera percepciones a través de la ropa
  • Los colores y el tipo de ropa que utilizan las personas, podría ser un reflejo de lo que ha experimentado a lo largo de su vida.

    De acuerdo con la experta en imagen, Luigina Campos, existe un proceso en el que la ropa genera una percepción física y emocional.

    “Hay un proceso llamado Cognición Atávica, que genera esta percepción a través de la ropa. Estudios han demostrado que quienes usan ciertas vestimentas, experimentan mejores conductas que otros”, explicó Campos.

    Por lo general, cuando se atraviesa un problema o se guarda una historia complicada, la mente tiende a elegir piezas que se asocian a esa vivencia. “Por ejemplo, si una persona pasó por una situación difícil donde menospreció su capacidad y talento, y no ha logrado sanar esa situación, inconscientemente la persona va a escoger una pieza oscura, grande, con el que pueda ocultar ese dolor”, dijo.

    Tips para cambiar este comportamiento 

    Patrocinio

    Para Campos, no se trata de dejar de utilizar colores oscuros, sino que cada tono, estampado o textura, envía un estímulo. Según señaló, cada pieza tiene un código de comunicación distinto, que ayuda a las personas a sentirse mejor.

    “Si la persona en vez de usar ropa de color negro, usa ropa de color naranja o amarillo, tendrá un efecto psicológico asociado a la creatividad y la diversión, por lo que estará enviando esos estímulos al cerebro. La persona empezará a sentirse mejor y contrarrestará aquello que la está lastimando. En otras palabras la beneficiará y adquirirá los efectos positivos de esos colores; y también los demás percibirán eso de esa persona, siendo un efecto en cadena”, aclaró Campos.

    Estas recomendaciones no sólo aplican con la ropa, sino que también son válidas con accesorios y el tono de las uñas, por ejemplo.

    “Debemos tomar en cuenta que si la persona siempre está con maquillaje oscuro, uñas oscuras y ropa oscura, el cerebro de la persona y de los demás, no recibirá estímulos positivos. Por lo que, se aconseja que empiece con pequeños cambios”, recomendó.

    Esos pequeños cambios se pueden iniciar con accesorios, incorporando color, texturas y estampados en bolsos, ropa o zapatos. “Si algo proyecta vida, sin duda elevará la autoestima y debemos procurar que todo lo que hagamos emita luz, porque somos seres de luz y vinimos a este mundo a brillar”, finalizó Campos.

    ¿Qué le pareció esta nota?

    Califíquenos de 1 a 5 estrellas

    Si le pareció interesante esta nota,

    ¡síganos en redes sociales!

    ¿Cómo podríamos mejorar esta información?

    Comentarios

     

    Acerca del autor Marianela Sanabria Leandro

    Bachiller en Periodismo y Licenciada en Producción de Medios de la Universidad Latina de Costa Rica. Locutora comercial formada en el Instituto Nacional de Aprendizaje.

    Artículos recomendados