Patrocinio

¡Cuidado con los sorteos y premios en redes sociales!

Los hackers suelen vender esos datos a terceros para utilizarlos en campañas de spam o en el peor de los casos, para distribución de fraudes y malware.

Los concursos en redes sociales se han convertido en una actividad muy popular entre ciertas marcas. Los objetivos y el tipo de premio de estos concursos son muy variados: promoción de una nueva marca o producto para acercarse a su público objetivo, crear una relación más cercana entre los miembros de una comunidad, etc.

Aprovechando la difusión y capacidad de viralización de mensajes que facilitan las redes sociales, algunos han encontrado la oportunidad perfecta para atraer la atención de los usuarios por medio de sorteos y promociones que, con estrategias engañosas, buscan robar los datos y luego venderlos a terceros, para finalmente utilizarlos en campañas de spam o, en el peor de los casos, para distribución de malware e intento de fraudes.

Revise términos y condiciones

En ese tipo de concursos se pide hacer clic en el enlace adjunto que tiene el anuncio, llenar los campos de un formulario con datos personales y compartir el enlace con más amigos para aumentar las probabilidades de que uno de ellos gane el premio y pueda disfrutar de él. Pocas veces los usuarios revisan los términos y condiciones donde se especifica que los datos recogidos de los participantes del concurso van a compartirse con un gran número de terceras empresas, con el objetivo del envío masivo de publicidad y promociones.

Patrocinio

Es clave verificar si un concurso es lícito, comprobando la fuente, lo habitual es que la marca haya creado una campaña de mercadeo para publicarlo en su web o canales de redes sociales, revisar las bases legales, para saber si se trata de un fraude o no, ningún sorteo real se lleva a cabo sin bases legales, chequear las URLs para comprobar la dirección, saber si es un sitio legítimo, ya que una web fiable siempre comenzará por “https” durante el proceso de recogida de datos.

Analice los comentarios

Muchos usuarios escriben sus experiencias en Internet y, si han sido víctimas, lo publicarán para evitar que otros caigan en el mismo engaño, buscar fallos ortográficos y gramaticales, ya que la mayoría de fraudes o promociones de dudosa reputación usan traductores para la creación del contenido y además, contrastar las imágenes, porque si es un fraude, lo habitual es que estén sacadas de Internet y sean de mala calidad o copias de otros fraudes y concursos. Google, por ejemplo, permite comprobar si la imagen es una copia y su procedencia desde su buscador de imágenes: https://images.google.com.

“Si creemos haber sido víctimas de algún tipo de sorteo engañoso, no olvidemos que lo primero que debemos hacer es recopilar toda la información posible y denunciar los hechos. Es posible que utilicen estos datos para campañas de spam y publicidad dirigida. Habrá que permanecer atentos a posibles notificaciones que podamos recibir para no caer a su vez en más engaños o incluso fraudes. Podemos denunciar este tipo de promociones engañosas para que dejen de circular por Internet en la plataforma donde esté alojada. Por ejemplo, la mayoría de las redes sociales incluyen la opción de “denunciar publicación” para eliminar este tipo de publicaciones. Si una publicación tiene suficientes denuncias, la plataforma tomará la decisión de bloquearla”, explicó Miguel Pérez, de Universidad Cenfotec.

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Comentarios

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

 

Acerca del autor Colaboración

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

Artículos recomendados