Patrocinio

Uso de dióxido de cloro en pacientes con Covid-19 tiene resultados positivos

Médicos de todo el mundo brindaron conferencia para mostrar resultados de sus investigaciones, como el primer estudio invivo que comprobó el efecto antiviral del CDS

El uso de dióxido de cloro (CDS) en pacientes de Covid-19 ha generado resultados positivos y alentadores en varios países. Así lo anunciaron este jueves varios médicos que forman parte de la Coalición Mundial de Salud y Vida (Comusav), que a través de una conferencia de prensa informaron que se han unido para apoyar el uso de este gas para combatir el virus y para realizar investigaciones científicas acerca de él.

Dentro de los logros de esta Coalición, mencionaron un protocolo de investigación del CDS en un hospital de México, donde ya está siendo aprobado por el Comité de Ética e Investigación.

En Argentina ya se aprobó por una institución oficial, el primer proyecto de estudios clínicos de esta sustancia. En Venezuela mediante múltiples cartas dirigidas al ministro de Salud, lograron dar a conocer que el CDS tiene suficiente evidencia científica para considerar que no es tóxico, por lo que amerita la realización de ensayos clínicos.

Cómo trabaja el dióxido de cloro contra el Covid-19

Dr. Eduardo Insignares

El Dr. Eduardo Insignares, galardonado con el Premio Nacional de Medicina en Colombia que participó en la conferencia, aseguró que en un estudio que buscaba opciones terapéuticas contra el Covid-19, analizaron los beneficios de la Vitamina C, el Arsénico y el dióxido de cloro, siendo este último el más efectivo.

“Como gas que es, el CDS actúa oxidando y al hacer esto el virus no puede entrar a la célula. A nivel de la replicación del virus, entra el dióxido y oxida la guanina. Cuando sucede eso la replicación no se puede dar”, detalló el médico.

Insignares agregó: “Al utilizarlo con los pacientes, el primer día del tratamiento había fiebre, dolor de garganta, dolor de cabeza, entre otros. Posteriormente, el 94% de los pacientes redujeron los síntomas, persistiendo tos seca y dolor de espalda”.

Primer estudio invivo comprobó efecto antiviral del CDS 

Dr. Manuel Aparicio

El director general del Centro Médico Jurica, en Querétaro México, el Dr. Manuel Aparicio, comentó durante el encuentro, que ya se realizó el primer estudio que comprueba el efecto antiviral de dióxido de cloro en organismo vivo.

“Consistió en seis grupos de embriones de pollo, que se les dio dióxido de cloro en diferentes dosis. Hubo una no toxicidad inducida por el CDS y se determinó que el tratamiento disminuyó la carga viral, siendo 2,4 veces más baja en los pollos tratados”, explicó el Dr. Aparicio.

También señaló que la mortalidad se redujo en un 50% y que la severidad de las lesiones ocasionadas por el coronavirus fue menor en los animales tratados con una sola dosis de dióxido de cloro.

Aparicio resaltó que ha tratado a más de 1.000 pacientes de Covid-19 con CDS, todos con resultados positivos, a pesar de que un 10% de ellos estaban graves.

Patrocinio

“Por ejemplo, tuve un paciente de 51 años de edad que tenía nueve días de presentar síntomas. Tenía el azúcar un poco elevado y la ferritina evidenciaba que estaba afectado; también es hipertenso, diabético, fumador y obeso. Tomó por siete semanas el dióxido de cloro, no cambiamos sus otros medicamentos. Hoy tiene cinco meses de evolución, no tiene Covid-19 y no presenta ninguna consecuencia de él”, detalló el Dr. Aparicio. 

También le puede interesar: Médicos por la Verdad Costa Rica solicita al gobierno abrir la investigación

En Bolivia, país que utiliza el CDS, llevan dos semanas sin pacientes en hospital

Dra. Patricia Callisperis

La Dra. Patricia Callisperis hizo énfasis en el caso de San José de Chiquitos, Bolivia. Es la primera ciudad que utilizó formalmente el CDS en sus protocolos de atención del virus, y actualmente suma 39 días con silencio epidemiológico y tiene su área Covid-19 sin pacientes desde hace dos semanas.

“En Potosí, con el gobernador Omar Veliz, la universidad comenzó a producir el dióxido de cloro y comenzó a entregarlo gratuitamente a la población. En Gran Chaco-Tarija también. Cochabamba, donde la Asamblea sí lo autorizó, la gente hacía largas filas para obtenerlo”, detalló la Dra. Callisperis.

La experta acotó que en Bolivia trabajan más de 500 médicos con CDS, muchos anónimos por la presión que existía. También dijo que han atendido a 1.753 personas.

“El dióxido de cloro es vida, porque carga dos moléculas de oxígeno, y es lo que va a hacer oxigenar nuestro cuerpo”, recalcó Callisperis.

Derechos relacionados con el uso del dióxido de cloro

La jurista Valerie Oyarzun enumeró algunos derechos descritos en declaraciones universales y en códigos internacionales, que pueden aplicarse a distintas situaciones relacionadas con el CDS.

Por ejemplo, alegó que el derecho del dióxido de cloro está íntimamente unido al derecho de información. “Son derechos recogidos en el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Constituye la base para el reconocimiento de otros derechos como la dignidad del ser humano y el derecho a la vida”, sostuvo.

Oyarzun también mencionó que el Código internacional de ética médica de octubre de 1949 dice: “El bien del ser humano que participe en una investigación biomédica, debe prevalecer sobre los intereses de la sociedad y de la ciencia”.

Otros de los artículos que expuso en su participación en la conferencia fueron:

  • 37 de la Declaración de Helsinki adoptada por la 18 Asamblea Médica Mundial: “Cuando en la atención de un paciente las intervenciones probadas no existen u otras intervenciones conocidas han resultado ineficaces, el médico después de pedir consejo de experto, con el consentimiento informado del paciente o de un representante legal autorizado, puede permitirse usar intervenciones no comprobadas, si, a su juicio, ello da alguna esperanza de salvar la vida, restituir la salud o aliviar el sufrimiento”.
  • Convenio para la protección de los derechos humanos y la dignidad del ser humano con respecto a las aplicaciones de la Biología y la Medicina de 4 de abril de 1997, Convenio de Oviedo.
  • Declaración sobre las epidemias y pandemias de 2017: “Los médicos deben tomar todas las medidas necesarias para proteger su propia salud y la de su personal y compañeros”.

Según la Asociación Costarricense de Infectología (ACI), “el CDS presenta eficacia biocida en un amplio rango de pH (3 a 9). Presenta poca o ninguna disociación al estar en contacto con el agua, por lo que puede pasar a través de las membranas celulares de las bacterias, además de penetrar la cápside viral y reaccionar con el ARN. Sin embargo, pese a la actividad biocida de esta sustancia, la FDA ha sido enfática en la posición de que tanto el Clorito de Sodio como el Dióxido de Cloro son los ingredientes activos de ciertos desinfectantes y no están hechos para que los ingieran las personas como parte del tratamiento para ninguna enfermedad”.

También le puede interesar: Médicos y científicos respaldan uso del Dióxido de Cloro para tratar el Covid-19

¿Qué le pareció esta nota?

Califíquenos de 1 a 5 estrellas

Si le pareció interesante esta nota,

¡síganos en redes sociales!

¿Cómo podríamos mejorar esta información?

Comentarios

 

Acerca del autor Marianela Sanabria Leandro

Periodista Licenciada en Producción de Medios de la Universidad Latina de Costa Rica. Locutora comercial formada en el Instituto Nacional de Aprendizaje.

Artículos recomendados