Patrocinio

Baja calidad del agua preocupa a nutricionistas

Agua contaminada que reciben algunos ciudadanos desincentiva el consumo de frutas y promueve la ingesta de productos ultraprocesados

En los últimos meses una importante cantidad de costarricenses se han visto afectados en su servicio de agua, por inconvenientes que van desde un corte indefinido hasta recibir líquido contaminado.

Al Colegio de Profesionales en Nutrición (CPN) esta situación provoca preocupación por las diferentes afectaciones a la salud que están enfrentando las personas.

La Dra. Mally Vásquez, representante del CPN explicó que “el agua se puede convertir en un vehículo que transporta microorganismos, bacterias o virus que causan padecimientos de origen gastrointestinal, como: malestar estomacal, diarrea, vómito y otros síntomas relacionados como fiebre o dolor de cabeza”.

Según la experta, esto se relaciona con la falta de inocuidad de los alimentos, ya que estos no son higienizados de manera adecuada, o bien, se preparan con una incorrecta manipulación, que inicia con la falta de lavado de manos o de los utensilios de cocina.

Falta de agua amenaza seguridad alimentaria y provoca mayor consumo de comida rápida

Otro aspecto que preocupa a los profesionales en nutrición, es que debido a la falta de agua para cocinar, las personas pueden estar optando por productos ultraprocesados, entre ellos comidas rápidas o enlatadas, no solo para facilitar la alimentación de sus familias, sino para garantizar de cierta manera la inocuidad de lo que se ingiere.

“Estos productos están cargados de sodio, colorantes, preservantes, grasas y azúcares, por lo que potencian o agravan enfermedades de tipo crónico, además de favorecer el sobrepeso y la obesidad, condiciones que ya de todos modos tienen en alerta al país”, agregó Vásquez.

Patrocinio

Por otra parte, la falta de agua amenaza la seguridad alimentaria. Así lo recalcó la Dra. Marcela Dumani, representante del CPN, quien afirma que “al no contar con líquido de calidad para preparar alimentos de manera adecuada, se limita el acceso a una adecuada y completa alimentación, que es la base para contar con un correcto estado nutricional”.

De acuerdo con la experta, esto pone en especial desventaja a quienes ya de todos modos viven en inseguridad alimentaria, por disponer de una escasa cantidad de dinero para cubrir los diferentes nutrientes necesarios.

“Quienes ya cuentan con bajos recursos para el rubro de alimentación, con esta situación deben dirigir parte de su dinero a mejorar la calidad de agua, ya sea para comprar embotellada o gastar electricidad para hervirla, lo que restringe el acceso a otros alimentos que necesitan. En las zonas costeras esta situación se agrava, porque hay mayor demanda de hidratación”, aseveró la Dra. Dumani.

Leche y frutas son alimentos que pueden suplir el agua

Aunado a esto, las altas temperaturas que experimenta el país demandan de una mayor y mejor hidratación que se ve afectada por los cortes de agua o la disposición de este líquido contaminado.

Los nutricionistas recomiendan, siempre que esté dentro de las posibilidades, suplir la necesidad con leche, bebidas naturales (preferiblemente sin azúcar), agua de pipa y frutas y vegetales acuosos como: sandía, chayote, tomate y naranja.

El CPN compartió recomendaciones para procurar la mayor inocuidad y calidad del agua que se pueda disponer en los hogares, especialmente a quienes deben reservar y almacenar este líquido:

  1. Destine recipientes diferenciados para el uso de agua, ya sea para consumo, lavarse las manos y otras labores domésticas.
  2. Los envases destinados para almacenar agua para consumo deben estar correctamente desinfectados y se deben evitar aquellos que hayan contenido sustancias químicas.
  3. Si es posible, puede incluir hielo (en adecuadas condiciones de inocuidad) en el agua destinada para la ingesta, esto hará que mantenga una temperatura más agradable para el consumo.
  4. Asegúrese de que el agua que use para ingerir medicamentos sea potable.
  5. Se deben mantener los recipientes de agua bien tapados, especialmente si hay presencia de mascotas en los hogares. Así se impedirá también la contaminación por algún insecto, especialmente con la alerta actual de dengue que existe en la región.
  6. Si hay alguna duda sobre la procedencia del agua, se debe hervir por al menos 15 minutos a altas temperaturas para asegurarse de que mueran los organismos que puedan estar vivos en ella.
  7. No almacenar el líquido por mucho tiempo. El agua que permanece mucho tiempo en esa condición no debe ser consumida debido a que puede absorber distintas sustancias provenientes de los recipientes que la contienen.
  8. No desperdiciar el agua reservada. Si hubo algún sobrante se puede utilizar para llenar el tanque del inodoro o de la lavadora, para regar las plantas, entre otros.
  9. Reforzar el lavado de manos con alcohol en gel.
  10. Cocinar bien las carnes o los vegetales para eliminar la presencia de microorganismos.

El CPN hizo un llamado a la población para que le dé la seriedad del caso a la situación y cuidar especialmente a segmentos sensibles como los niños y los adultos mayores.

Asimismo, pidió a las autoridades acelerar las soluciones para quienes están enfrentando escasez de agua pues se pueden agravar problemas sanitarios y de salud pública, al ser este líquido crucial para la salud física y mental de las personas e incluso para el desarrollo integral de las comunidades.

También le puede interesar: Costa Rica podría mejorar la salud pública con etiquetado de alimentos

Colaboración

Comentarios

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.

 

Sobre el autor Colaboración

Las colaboraciones enviadas a aDiarioCR.com son responsabilidad exclusiva de sus autores. aDiarioCR.com no se responsabiliza por su contenido.
Patrocinio

Le recomendamos leer también

aDiarioCR.com