Patrocinio

Proyecto busca que vendedores de cigarros realicen gestión ambiental de residuos

Iniciativa de diputados liberacionistas propone que las cajetillas de cigarro incluyan mensajes sobre daños ambientales que producen las colillas

Una colilla de cigarro contamina ocho litros de agua de mar, y hasta 50 litros de agua dulce, según datos de la Fundación Ecomar.

A pesar de que en Costa Rica existen leyes y convenios que promueven los espacios libres de humo de tabaco, no hay una medida específica que se refiera a los residuos que se generan después de que se consume un producto de tabaco.

Este jueves se presentó a corriente el proyecto de ley 23.438 que pretende cambiar esa realidad. Es impulsado por las diputadas de la fracción liberacionista, Kattia Rivera y Alejandra Larios, y su compañero de bancada Óscar Izquierdo.

Los congresistas proponen, para hacerle frente a la contaminación provocada por colillas de cigarro, declarar este tipo de residuo como de “manejo especial”, y aplicar responsabilidad extendida del producto a quien importe o fabrique cigarrillos en Costa Rica.

Indican en su iniciativa, que las personas comerciantes de tabaco, elaboren un plan de gestión ambiental de residuos de manejo especial, en el que establezcan un programa que garantice el depósito temporal, la recuperación, valoración y disposición final de las coletillas.

Patrocinio

Asimismo, los verdiblancos disponen en el texto del proyecto de ley, que el fumado en playas, ríos, quebradas y humedales que estén dentro de áreas silvestres protegidas, estaría prohibido. También, se deberá colocar en las cajetillas, mensajes ambientales que adviertan al consumidor sobre los riesgos y daños ambientales que producen las colillas de cigarro.

Iniciativa es apoyada por fundaciones ambientales

La iniciativa es apoyada por la Fundación MarViva y por la Fundación OneSea, pues las colillas son de los mayores residuos que se encuentran en las calles y llegan a ríos y mares por medio del alcantarillado.

“Esto trae consecuencias importantes para los ecosistemas marinos y por ende, para la economía del país”, manifestó Alberto Quesada, coordinador regional de Contaminación Marina de MarViva.

Por su parte, Eduardo Leitón, director de OneSea, indicó que el proyecto toma en cuenta aspectos ambientales, sociales y económicos. “Hemos logrado declarar diversas playas como zonas libres de colillas y humo de y tabaco, entre ellas Jacó, con ayuda de gobiernos locales y organizaciones civiles. Nos sentimos motivados de impulsar esta iniciativa de ley, de la mano de todos los sectores”, concluyó.

Los congresistas resaltaron que la aprobación de su propuesta es de suma importancia para conservar los ecosistemas. Consideran que como sociedad, “debemos migrar a prácticas más amigables con el ambiente y hacernos cargo de lo que producimos y usamos”.

Marianela Sanabria Leandro
Sígame
+-

Comentarios

Periodista Licenciada en Producción de Medios de la Universidad Latina de Costa Rica. Locutora comercial formada en el Instituto Nacional de Aprendizaje.

 

Acerca del autor Marianela Sanabria Leandro

Periodista Licenciada en Producción de Medios de la Universidad Latina de Costa Rica. Locutora comercial formada en el Instituto Nacional de Aprendizaje.

Artículos recomendados